Saltar al contenido

11

lapescaderia_1959_puertosantamaria

Los lectores se animan y nosotros los animamos a que nos envíen sus fotografías,  y a identificar a los integrantes de las fotos de los que no tenemos información. Entre todos los porteños podemos escribir nuestra memoria, la de la historia reciente, la de la historia pasada: la Historia de El Puerto. (Foto Colección Francisco Gómez Benítez).
En la fotografía, en la azotea del Colegio de «La Pescadería, durante el Curso 1959/60. En el centro la señorita Carmen López, maestra de los párvulos.  Solo reconocemos a unos cuantos alumnos -hoy cincuentañeros, hoy cincuentones- por lo que pedimos la colaboración de los lectores para completar los nombres del grupo.
Arriba: El primero, propietario del Bar Cama, seguido de Francisco Gómez  y Poquet, la señorita Carmen, Mesa, Arturo Garrido y desconocido. Segunda fila:  Desconocido, Emilio Flor, Antonio Bellvis, Espinosa Barcia y Luis Garrido, el resto desconocidos. Tercera fila: José López Tey, las hijas de D. Miguel Zea [*], Felix Tejada Romero y desconocido. Sentados en el suelo: Juan Gómez y Javier Zacagnini, José María Camacho Palacino y José Antonio Paullada Porras.

[*]«Ese Colegio, conocido por el de “la Pescadería”, por estar en esa Plaza, era dirigido por un profesor, bajito, con bigote, prematuramente calvo, que acababa de llegar de la Argentina y que se había salido de los jesuitas. Era natural de Granada y tenía familia en Jerez. Bajo el mandato de Don Miguel Zea Quiroga el Colegio de San Estanislao conoció sus mejores momentos. Era un gran latinista y un excelente profesor de griego. Y a Don Miguel, que mantenía una férrea disciplina, a base de tirones de las patillas y capones, copias de cien y hasta mil veces de una frase y cosas por el estilo, debo mi formación y conocimiento del latín y del griego.» Luís Suárez Ávila.

colegiopescadeeria_5_puertosantamaria

La fachada lateral del Colegio, por la Bajada del Castillo, junto al edificio que albergó hasta hace escasas fechas los Jugados. En la actualidad, derrumbado el Colegio -que también albergó a la Agrupación Cultural Medusa, oficinas, viviendas y el Restaurante “La Abuela María”, ocupan el espacio que tantos y tantos porteños guardan con buen sabor, entre sus recuerdos infantiles. (Foto Colección Vicente González Lechuga).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido