1.074. AQUEL PARTIDO DE FÚTBOL ENTRE PORTUENSES EN 1930.

En la imagen, el Racing Club Portuense en la Plaza del Polvorista, delante del actual Ayuntamiento. El tercer jugador por la izquierda es José González Noval, el quinto, Vicente González Bruzón, el último José Domínguez Neto. El portero es Manuel Conejo Velez, “Oño” 02.02.1930.

He localizado en el Archivo Municipal unos ejemplares de la Revista Portuense, en concreto la de las fechas 2, 4 y 5 de febrero de 1930. en relación al partido que se disputó entre los equipos portuenses «Racing F.C.» y «Balompié F.C.» al que pertenece la fotografía que encabeza esta nótula. El último de los jugadores es mi tío, José Domínguez Neto, que en un principio no estaba previsto que se alineara, según he podido comprobar. Este es el relato del previo al encuentro, y las críticas que cosecharon el comportamiento de algunos. (Texto y transcripción: Vicente González Lechuga).

DE BALOMPIÉ (I)
En el partido que celebrarán esta tarde los equipos locales "Racing F.C." y "Balompié F.C." se alinearan los "teams" de la siguientes forma:
Balompié: Portero: Chorlo. Defensas: Morillo y Carreto. Medios: Marroquin, Rosso y Fernández. Delanteros; Ortega, Romo, Fantobal, Alfredo y Felipe.
Racing: Portero: Oño. Defensas: Cordones, González (aunque la R.P. pone Gonzálvez). Medios: Hernández, Rivera y González. Delanteros: Rubio; Pérez; Sánchez; Rivera y Ramos. (Revista Portuense del 02.02.1930)

La calle de la Aurora, a la izquierda la Plaza del Polvorista, a la derecha la Casa de Roque Aguado, donde hoy está el Bar Playa-El Rempujo.

DE BALOMPIÉ (II)
El pasado domingo en la plaza del Polvorista jugóse el anunciado encuentro entre los equipos
"Balompié F.C." y "Racing F.C.", ambos locales. En dicho partido se disputaban una artística copa de plata regalo de un aficionado también de la localidad.
A las tres y media en punto y las ordenes del gran jugador portorrealeño Eusebio, da comienzo el partido correspondiendo hacer el saque al "Balompié" cuyo avance es bien cortado por la defensa racinguista.
El "Racing" poco a poco va imponiendo su juego apoyado por la línea media, sobresaliendo el centro, y llegaba a dominar ligeramente a su contrario, donde la defensa balompédica tiene que emplearse a fondo.
Un avance balompédico es bien cortado por González que cede la pelota a Rubio, y el medio contrario falla al intentar cortar el pase, lo que aprovecha el ala para internarse y centrar magníficamente.
Riberita, que se encuentra desmarcado, de un chut bien medido y colocado logra mandar el pelotón a la red, a pesar de la buena estirada del portero.
La ovación es grande, por el mérito de la jugada.
El "Balompié" se impone y hace algunas buenas escapadas, que terminan en otros tantos tiros que el meta racinguista para bien.
El dominio es ahora alterno pues buscan con empeño el empate lo que no pueden conseguir por el enorme juego que desarrolla la defensa racinguista.
Hay que anotar algunas buenas paradas del portero balompédico.
Comienza el segundo tiempo con arrancadas por ambas partes donde se aprecian buenas jugadas muy especialmente por parte de las defensas que rayan a buena altura pues desarrollan un buen juego.
En una buena jugada consigue el "Racing" su segundo tanto. El centro se hace con el esférico y cede un pase a su interior y éste a su ves lo adelanta al ala quien centra maravillosamente y entrando al remate Pérez, logra de un magnifico cabezazo, introducir por segunda vez el balón en la meta bien defendida por Chorlo.
Y con alternativos avances por ambas líneas, termina el encuentro con el resultado arriba indicado.
El capitán Sr. Pérez Muñoz hace entrega de la copa a Domínguez, en presencia del árbitro, que escucha una merecida ovación por su imparcialidad.
Resumen: Buen juego, desarrollado por ambos equipos, destacándose notablemente las dos líneas defensivas, el portero balompédico, y el medio centro Rivera. (Revista Portuense del 4.02.1930)

UN AFICIONADO
Un inteligente aficionado, muy querido amigo nuestro, nos remite la precedente información que con mucho gusto insertamos.
En ella omite - diciéndonos de palabra que si lo juzgamos oportuno se haga de Redacción - al comentar el deplorable caso que presenciaron cuantos asistieran al segundo tempo del partido.
Por entender que dicho comentario deber ser algo más del que cupiera en el breve espacio de que hoy disponemos, lo dejamos para la próxima edición. (Revista Portuense del 4.02.1930)

HACER DEPORTE
El pasado domingo fuimos espectador de parte del encuentro celebrado en la plaza del Polvorista entre los equipos locales "Balompié F.C." y "Racing F.C."
Nos retiramos de aquel lugar cuando presenciamos el lamentable espectáculo de invadir el campo de juego una avalancha de público del que, alguien, que no nos atrevemos a calificar, pues la frase acude a la mente es bastante dura, acometió al joven deportista que actuó de árbitro, llegando a golpearle.
Tal prueba la incultura y falta de civismo nos indujo a retirarnos de aquel lugar, comentando el caso cual se merece y haciendo conjeturas de cual fué la base o motivo primordial del incidente.
A nuestro juicio fueron dos las causas: Primero, la falta de los suficientes agentes de la autoridad, que impidieran que en todo momento, aún finalizado el partido, invada el público el campo de juego hasta haberse retirado los componentes de ambos equipos. Esta primera falta, según nos informan ocurre en todos los partidos que allí se celebran.
La segunda causa de tan desagradable incidente, fué a no dudar, la retirada del campo del equipo del "Balompié". No tuvieron razón para ellos, pues la falta que motivó el no ser tanto de ellos pretendieron le concediera el árbitro, estuvo manifiesta.
La constituyó una indebida carga al portero del "Racing" cuando ya éste se había adueñado del balón.
Y a esta imperativa marcha del "Balompié", que después, nos informan, rectificaron, regresando al campo, se nos ocurre hacerle un sencillo razonamiento para que no la repitan en sucesivas actuaciones: Las siguientes frases que en labios del exdirectivo del Comité Nacional de Futbol, señor duque de Hornachuelos, pone "Renzi" en una crónica deportiva que publica "Informaciones" llegado a ésta el domingo.
"En el deporte lo de menos es perder. Hacer deporte es lo esencial, y deporte es hermandad, espíritu caballeroso, generosidad, hidalguías reciprocas ..."  (Revista Portuense del 05.02.1930).

Deja un comentario