1.179. MANUEL FIGUEROA RUEDA. Monosabio y hombre sabio.


Manolo Figueroa, retratado delante del Mercado de Abastos en 2004.

Manuel Figueroa Rueda, nació en 1918 perteneciente a una familia con una larga raigambre en nuestra Ciudad, por mas de 10 generaciones. Muy conocido en los ambientes taurinos y cofrades, fue un trabajador incansable para sacar adelante a una familia muy prolífica con 12 hijos. Fue herido en la Guerra, que le cogió con 18 años y le dejó metralla en el cuerpo. Tenía los pies curtidos de trabajar en las Salinas, en la Fábrica de Harina, arrumbador en Bodegas Terry… y por afición o por religiosidad popular, arrimaba a su casa unas pesetas como capataz de pasos de Semana Santa cuando las cuadrillas de costaleros se ganaban un jornal llevando la carga de los pasos, entre copa y chicotá, por las calles de El Puerto.

Pero su afición estaba en el planeta de los toros. De todo hizo en la Plaza Real, responsable de la cuadra de caballos, aunque especialmente prestó sus servicios auxiliares ‘con la camisa roja’, como monosabio ayudando y socorriendo a los picadores o varilargueros, llegando a pertenecer a las cuadras de caballos de Belmonte, Romualdo y José Almodóvar y también a la de Antonio Peña. Colaboró con muchas figuras del toreo que pasaron por la Plaza, entre ellas el mítico Manuel Rodríguez ‘Manolete’. Preocupado por ‘sus’ caballos, llegó a pasar noches con ellos para no dejarlos solos o si alguno andaba enfermo. /En la imagen de la izquierda, estudio que hizo Arturo Michelena del monosabio para su pintura 'La Vara Rota'.

En el año 2000, la Tertulia Taurina ‘La Garrocha’ le tributó un mas que justo homenaje por su dilatada labor,  en el mundo del toro, setenta años ligado a la Plaza, donde su sabiduría de años, su intuición, y sus consejos eran bien recibidos de cuantos participaban en la Fiesta. En aquel homenaje el veterinario Antonio Ruiz le dedicó entre otras, estas cariñosas palabras: «Y gracias al final Manolo, de ‘Jardinero’ tordo vinoso, por aguantar a su lado cuando la vida se le escapaba durante cuatro días y cuatro noches de vela, insomnio y vigilia cuando Guardiola traicionero, de astas certeras y afiladas, le echó las tripas afuera. Nunca olvidaré la expresión de tu cara quebrada por el dolor y las lágrimas de los ojos agotados, cuando al final ‘Jardinero’ se te fue para siempre. Y gracias Don Manuel, de cinco generaciones de afición a los toros, porque sin ti la grandeza y emoción de la suerte de picar en esta Real Plaza, ya no será igual». /Junto al cronista taurino Manolo Herrera, de 'En el Albero'. 

 Manolo nos dejó con 84 años, el 18 octubre de 2002. Muchos recordamos su figura con su gorra y su puro. Previamente a su sepelio, la comitiva fúnebre pisó, con el féretro a hombros, el albero de la Real Plaza, en póstumo homenaje.

Manolo Figueroa, flanqueado por dos picadores, Guillermo Rosales y Romualdo Almodóvar el día de su homenaje celebrado en Bodegas Osborne.

Su nieto, Jesús Ramírez Figueroa, portuense en la diáspora y director de una boutique de lujo en Londres, en la zona de Mayfair recuerda que «Mi abuelo era un porteño cabal, de los pies a la cabeza y reconocido en El Puerto por muchas cosas. De herencia no nos dejó ni una gorda, pero la sabiduría taurina, de nuestra Semana Santa, de trabajar a destajo, … era herencia vale mas para mí que todas las gordas y perras chicas que pueda cualquiera juntar. Recuerdo un caballo de las cuadras de Sevilla de nombre ‘Fregená’ con el que perdía el sentío; era un percheron cruzado de al menos 400 kilos con un pecho como un armario empotrado, pero tan dócil como un borrego. De muy chico me llevaba a La Burra (ver nótula núm. 489 en GdP) y entre aroma de puro habano, Ponche Caballero, coñac y vino porteño, yo absorbía la cultura de El Puerto».  El nieto de Figueroa, además de hablar castellano, inglés, griego, francés, portugués e italiano y defenderse en árabe, intenta con todo su afán conservar y defender el habla de El Puerto que practica siempre que puede.

6 comentarios en “1.179. MANUEL FIGUEROA RUEDA. Monosabio y hombre sabio.

  1. milagros Ullén Figueroa

    Ya que su nieto sabe tanto de el que corrija la edad con la que murió y la fecha que no están bien. VENGA YA!!!!!

  2. Jesus Ramirez Figueroa

    Inmensamente agradezco este sitito que se le ha dado a mi Abuelo Manuel Figueroa. Gracias a Dios no vivo ya en la diaspora puesto que regrese a mi tierra del Puerto Santa Maria el Viernes santo del pasado ya 2011, y me re-empadrone !! Estoy a su entera disposicion si quisiera mas documentacion acerca de mi abuelo, contamos con fotografias, Medallas laureadas al merito que obtuvo en la guerra, y mucho mas. yo estaria orgullosisimo de colaborar en ello y dejar constancia de su legado para mas generaciones de Figueroas que vengan.

  3. escribano

    Lo que dice el Sr. Bollulos es lo correcto: Manuel Figueroa Rueda y no Manuel Figuereo Rueda, como dice la presente nótula. Lo aconsejable, Webmaster, es corregir el apellido para evitar confusiones. Gracias

  4. Pedro Jose Figuereo Nuñez

    Un saludo,me habia hecho ilusion encontrarme con un apellido igual que el mio,ya que estoy buscando el origen del mismo,mi padre es Jose Figuereo Dominguez ,mi abuelo Pedro Figuereo Gomez,mi visabuelo,Jose figuereo Pinell, yme he topado con este articulo aunque he de decir que el Sr.Francisco Bollullo me ha generado duda razonable,sin mas un nuevo saludo.

    Barcelona,16 Noviembre 2011
    Pedro J.Figuereo N.

  5. Francisco Bollullo Estepa

    Manuel Figueroa Rueda y no Manuel Figuereo Rueda como dice la presente nótula, fué un buen portuense aficionado a los toros y la Semana Santa, en estas aficiones eran un gran conocedor de estos temas, había que escucharlo cuando daba su opinión, poseía además grandes dotes de persuación y mando sobre las cuadrillas de costaleros de entonces. Sé que fué un gran padre de familia.

  6. Aficionado

    Manolo,una persona ejemplar, cariñosa,educada, y amigo de sus amigos, todos los que le conocimos le queriamos.Manolo,te mando un fuerte abrazo hacia el cielo, porque seguro que estas junto a los elegidos,por hombre cabal y buena persona.

Deja un comentario