1.330. CALLE FEDERICO RUBIO. Por otro nombre del Pozuelo.

El nombre antiguo de la calle Federico Rubio es Pozuelo. Tiene una extensión aproximada de 830 metros de longitud, naciendo en la calle Santa Fe y terminando en la calle Micaela Aramburu de Mora, aunque, en realidad, continúa hasta el río Guadalete con la denominación de calle Domingo Veneroni.

En nuestra opinión, el cruce transversal con la calle Santa Lucía, supone un punto estratégico porque en él confluyen las vistas del ya conocido palacio de Villarreal de Purullena (ver nótula núm. 1.127  en GdP) al norte, el río Guadalete al sur, la Iglesia Mayor Prioral al este y la Plaza de Toros en el centro de la plaza de Elías Ahuja. /La calle Federico Rubio vista desde la esquina con la plaza de Bizcocheros.

NOMBRES.
Pozuelo, es el nombre anterior que, según dicen los estudiosos del patrimonio portuense,  respondía a la cantidad de pozos que se encontraban dentro de los múltiples patios existentes a lo largo de toda la calle, de los cuales se abastecían sus moradores (En la imagen de la izquierda, podemos ver uno de los azujelos que dan nombre a la calle, existente en la actualidad).

Federico Rubio es el nombre actual en homenaje a Federico Rubio y Galy,  hombre prolífico y de grandes aptitudes profesionales, políticas, artísticas, personales  y humanas. (Ver nótula núm. 1.163 en GdP) .

Lo primero que nos llama la atención de la calle, es que, llamándose Federico Rubio, no aparezca ninguna placa conmemorativa en toda ella, llegando a pensar que el insigne Doctor, no habría nacido en la citada vía urbana. Para el grupo ha supuesto un autentico descubrimiento, tanto la biografía como la calidad humana de Federico Rubio y Gali, del que sólo teníamos una vaga referencia, sorprendiéndonos favorablemente la importancia de sus actuaciones en los campos político, social, literario, científico, etc. /En la imagen, dibujo de Federico Rubio.

Respecto a las construcciones, destacar las distintas casas palaciegas o de Cargadores a Indias que podemos encontrar en ella, lo que demuestra la riqueza de las familias que, con anterioridad, la habitaban. El hecho de que las construcciones más importantes se concentren en el tramo que va desde la calle Micaela Aramburu de Mora, hasta la calle Santa Lucía, nos hace pensar que, en este punto se encontraba el límite de la zona ‘noble’ de la población.

Fachada lateral de la antigua Lonja del Pescado, o Resbaladero.

Casa de los Gavilanes, con fachada revestida completamente de azulejos.

Establecimento de bebidas de Antonio Herrera que estuvo durante la primera mitad del siglo XX y tras la restauración del Castillo por Hipólito Sancho.

Esquina y fachada lateral del Castillo de San Marcos. Año 2000. /Foto Mata.

Casa y Taller de mecánica de barcos de los hermanos Prieto, que se encontraba en el lateral del Castillo de San Marcos. Luego se constituyó la cooperativa Tamarco. Despareció al cesar la actividad. En la actualidad no existe el edificio que lo acogía y se recuperó la vista actual de este lateral del castillo.

La misma esquina de la imagen anterior. Año 2002. /Foto Mata.

La panadería ‘La Pajarita’, también conocida como ‘Antiguo Horno de las Cañas’, es una establecimiento con solera de los que quedan pocos en El Puerto, a pesar de que ha vivido en sus instalaciones diferentes reformas y mejoras, desde 1925, para dar un trato moderno a sus clientes, acorde con los tiempos. (Ver nótula 1057 en GdP).

Continúa la actividad en la calle Federico Rubio con la Cátedra de Estudios Alfonsíes, propiedad de la Bodegas Luis Caballero, en el número 8 y, un poco más arriba, en la acera de enfrente el Bar La Draga, en la esquina con la plaza de Bizcocheros.

También existía en la calle el Horno de ‘Piquinini’: una panadería s especializada en el tueste de pipas de girasol y acemitas. En la actualidad no existe este comercio y en su lugar hay una vivienda. La copistería ‘Línea Dos', actividad comercial que ya no se realiza por cese de negocio.

Casa reconstruida  siguiendo el modelo de la casa típica gaditana en la que se aprecian cuatro plantas. Rehabilitada por la empresa municipal Suvipuerto con 11 viviendas de alquiler. Esquina de Larga con Federeico Rubio.

Enfrente se encuentra la Asociación para la atención a personas con necesidades socio educativas especiales, de El Puerto y Bahía. Se constituyó como AFANAS (Asociación Familiar de Ayuda a Niños y Adolescentes Discapacitados) en el año 1964, en un solar perteneciente al Convento de las Concepcionistas

Suelo bastante antiguo existente en una de las casapuertas de la calle.

Fachada lateral del Convento de las Concepcionistas.

Curiosa figura  en la esquina del Convento de las Concepcionistas  en la esquina de Federico Rubio y Nevería y una de las rejas con lanzas al exterior.

Edificio de propiedad municipal, antigua sede de la Concejalía de Cultura.

Casa del médico traumatólogo ya desaparecido Elias Garduños Marcos, en la actualidad Casa de Acogida. Una de las casas señoriales más bonitas de la calle.

Casa muy bien conservada en la esquina de Federico Rubio con San Bartolomé, buen ejemplo de Casa de Cargadores a Indias o Casa Palacio, que alberga en su interior la Carnicería de Juan Quirós, con entrada por San Bartolomé.

La Farmacia de la Lcda. Martínez Guerra, en la actualidad en el número 49 de la calle Federico Rubio, esquina con San Bartolomé, después de trasladarse desde otro emplazamiento de la misma calle. Y en la esquina de enfrente el Bar ‘Cama’, muchos años realizando la misma actividad.

Casa del torero Luis Rojas ‘Rojita’. Inmueble restaurado con los elementos típicos de las casas andaluzas. Puerta ornamentada con jambas y dintel, cancela y un precioso patio porticado. Debutó como novillero con picadores el 18 de julio de 1965, junto a Antonio Perez y Palomo Linares saliendo los tres a hombros. Toreó mas de 30 novilladas en El Puerto y algunas mas por otras localidades entre finales de los años 50 y principio de los 60 del siglo pasado.

Azulejos muy interesantes en el zaguán de la casa número 63.

Casa número 54, en la que se contemplan tres plantas y la distribución típica de los elementos: puerta principal flanqueada por dos ciertos, balcón con guardapolvos entre otros dos ciertos y tres pequeños balcones en la planta superior. El patio interior de la finca tien un arco trilobulado dando paso a la escalera.

En la casa vecina, número 56, podemos apreciar una llamativa puerta con celosías. El patio guarda cierta similitud con el de la anterior, aunque en este existen dos arcos trilobulados y una fuente de mármol.

Casa típica en cuya fachada aparecen los números de vivienda 45,67 y 43, perteneciente cada uno de ellos a distintas épocas.

Otros establecimientos son 'La Galería’ de Cuadros y Pinturas. El desaparecido bar Manolo González. La consulta médica de Dionisio Rodríguez Solera. Estuvo la Notaría de don Castor Montoto de Sedas y la Asociación Ecologistas en Acción. También el desaparecido Tabernón de Merello, esquina con Santa Lucía y, en dicha esquina, también enfrente, la tienda de Ultramarinos y Estanco de Vicente Peris Tey que sobrevive a la tienda con entrada por Santa Lucía. Pasada la esquina estuvo el Bar ‘Se acabó el carbón’. Y un poco mas arriba, en la acera de enfrente, el Taller de Coches de Vaca Abelenda y futuro Museo del Motor.

Ejemplo de casa en mal estado de conservación pese a sus dimensiones y porte señorial.

Detalle de cruz de piedra sobre el dintel de una de las casas, símbolo de su propiedad a la Iglesia. En la imagen de la derecha, La Casa de Pura Vida. Esta expresión es usada en Costa Rica para hacer referencia a lugares de ambiente, paisaje y trato acogedor y de bienestar. ‘Pura Vida’ es uno de los saludos mas habituales entre los costarricenses.

Fachada lateral del Palacio de Purullena y vista general de la calle. A la derecha, dependencias de Bodegas Caballero.

En la actualidad, muchos inmuebles de esta calle se encuentran  en bastante buen estado de conservación tras haber sido restauradas por la acción pública y privada mientras que otras se encuentran en proceso de rehabilitación o en mal estado y en venta. Nos llama la atención, los distintos estilos de fachadas encontradas con diferentes modelos de simetría y elementos, pudiéndose ver ejemplos de balcones típicos con sus guardapolvos y esteras de esparto para proteger de la luz ,  amplias balconadas o preciosos cierros.

 

Parte del equipo de trabajo que ha elaborado esta nótula.

Autores: Lucía Blandino Sánchez, José María Chaves Molina, María Rosario González Muñoz, Juan López Moreno, María Pilar Loriguillo Fernández, María Rosario MacPherson Grosso, Pilar Melcón Testón, Teresa Molina Prieto, Rosa E. Olascoaga Arraujo. María Teresa Palomino Palomino. Esperanza Pérez Otero.

Extracto del Trabajo realizado por alumnos del Grupo de Patrimonio Núm. 4 del Centro de Educación Permanente ‘La Arboleda Perdida’.

3 comentarios en “1.330. CALLE FEDERICO RUBIO. Por otro nombre del Pozuelo.

  1. Carlos

    La casa que se encontraba en el lateral del Castillo de San Marcos fue derrumbada en 1999. Por tanto, esa fotografía no corresponde al año 2000.

  2. CFGS

    D. Dionisio se apellida rodriguez solera , el horno de la piquina, se le llamaba horno de piquinini, especialidad, tueste de pipas de girasol y acemitas

Deja un comentario