2.337. María Pía Mazzarello Gallego. Ballet Clásico Español.

 

La bailarina de ballet clásico español afincada en El Puerto de Santa María, María Pía Mazzarello Gallego nació en Madrid en Junio de 1955, en pleno Barrio de Chueca, Calle Libertad, algo que le marcó de por vida porque al poco, se abrió la mejor academia de Danza en aquel momento en el nº 15 de esa misma calle, la Academia Karen Taft, (Escuela Danesa). | Foto: Julieta Finamore.

| Fotografía de Ramón Masat, tomada en 1955, en la calle Misericordia.

1955.
El año de su nacimiento era alcalde de El Puerto, Luis Caballero Noguera. El Vapor ‘Adriano I’ se jubilaba, dando paso al ‘Adriano III’, que simultaneaba sus singladuras  con el segundo de la saga. En 1955 se celebraban las Fiestas de Diamante de la Plaza de Toros. Entre los actos conmemorativos, una Exposición Taurina en el Instituto Santo Domingo, celebrada en sus galerías de la primera planta, durante el verano aquel año, organizada por la Academia de Bellas Artes. José Fernández, ‘el gallego’ abría el originario ‘Bar Jamón’, en la calle Capillera, en el Barrio Alto. La nueva estación de ferrocarril se realizaba bajo el proyecto del arquitecto Joaquín Barquín Barón. Rafael Alberti publicaba ?Signos de día’ (1945-1955). Manolo Prieto ilustraba la portada de la novela de Julio Verne ‘Aventuras de tres rusos y tres ingleses en el África austral’. Ese año fallecía el pintor portuense Eulogio Varela y nacía el cantautor Javier Ruibal de Flores Calero.

| Díptico taurino de la Plaza de Toros, de 1955.

Pía se confiesa: “Toda mi vida prácticamente se desarrollaba en aquellos estudios de la calle Libertad, en aquella Academia Karen Taft, con lo cual mis amistades pertenecían al ambiente de la danza. No tenía tiempo de mucho ocio pues hacía diferentes actividades sin parar, y mi vida era estudiar.  Muy bohemio todo porque hasta vivía en una buhardilla, aunque tuve una educación muy burguesa impartida por mi abuela que se movía entre la frustración de no haber podido ser artista y su educación de hija de militar". Su abuela se encargó de que no perdiera el tiempo y que se preparara para ser una mujer autosuficiente e independiente.

A los 4 años comienza sus estudios de danza clásica en los estudios de Karen Taft, que cerraba sus puertas en 2016, tras 67 años en activo. A los 8, empecé la carrera de clásico español en el conservatorio que, paralelamente, simultaneaba con la academia Karen Taft, donde además tomaba clases de Jazz y Arte Dramático. También la carrera de Solfeo (hoy llamado Lenguaje Musical) y por si fuera poco, la carrera de guitarra, que tuvo que abandonar a la mitad.

Como iba a viajar mucho, también la abuela que dirigió su formación decidió sabiamente, que tenía que aprender inglés. “Total, que el día por aquella época debía de tener por lo menos, 32 horas”, afirma.

La vida le dio un vuelco y después de terminar la carrera oficial de clásico español en el Conservatorio con 12 años, tuvo que ponerse a trabajar al caer su madre definitivamente enferma con lo cual tuvo que hacerse cargo de sacar adelante la casa, como cabeza de familia.

| Alberto Portillo.

Así que, a tan temprana edad, empezó a trabajar en el Ballet de Alberto Portillo en TVE y ahí continuó por varios años con diferentes Ballets, de todo tipo de estilos, como Jazz, Clásico y Clásico Español.

| María Pía a la edad de 18 años.

Más adelante, decidió que tenía que crecer laboralmente y se preparó con ahínco para poder formar parte de el primer Ballet Nacional que se estaba formando y que nadie habla de él como el primero, “supongo que sería porque fue en época de la Dictadura de Franco”, afirma.

Todos los documentos y archivos de el Ballet Nacional Festivales de España que había en el Ministerio de Cultura, desaparecieron, pero los que formaron parte de él, conservan fotos, programas y contratos que lo pueden avalar.

Para poder costearse las clases particulares --en las colectivas la becaron todos sus maestros-- tenía dos trabajos, uno durante el día en TVE y otro por las noches en Music Halls. Y por las tardes, las clases.

| En el Teatro de la Zarzuela de Madrid, con Rafael de Córdova como pareja, interpretando 'Amor Brujo', interpretando a Candela.

Pía fue seleccionada como solista y allí estuvo hasta que se deshizo la compañía, pasando posteriormente a formar parte como figura en el tablao Las Brujas y simultáneamente, con Rafael de Córdova haciendo el papel de Candela en ‘Amor Brujo’.

Cuando se formó el nuevo Ballet Nacional con Antonio Gades al frente, regresó y, después de un tiempo y algunos desacuerdos con él, abandona la Compañía.

| En Sevilla, en el Teatro Lope de Vega, en 'Los Tarantos', de gira por España, en septiembre de 1980.

Pasan los años, ya casada y sin idea de volver, la llaman para interpretar ‘Los Tarantos’ de gira por España en el papel protagonista y donde disfrutó mucho porque también había que interpretar.

| Con Antonio Banderas, en 'Los Tarantos'.

“Como grandes pasiones, tengo por encima de todas, la música, por supuesto, la danza, leer, escribir y aprender cada día, aunque sea un poquito”.

Pía lleva a gala haber aprendido y trabajado con los mejores, seguir aprendiendo con ellos y poder vivir de ello. Por eso piensa y proclama a los cuatro vientos que no puede ser más afortunada en este mundo que le ha tocado vivir. “Sueño seguir manteniendo joven el espíritu para aprender constantemente y viajar más”. | Texto: Manolo Morillo.

Deja un comentario