2.357. Ocho portuenses que te habría gustado conocer en persona

 
Si tuvieras oportunidad, ¿que portuenses del pasado te hubiera gustado conocer en persona? Acaso un porteño que hubiera triunfado en el mundo del humor, que hubiera sido un campeón de la filantropía local, que hubiera sido una de las primeras mujeres escritoras o que hubiera sobrevivido a un naufragio huyendo de la esclavitud; que hubiera pregonado el marisco en los felices años 20 del siglo pasado, que hubiera sido alcalde de El Puerto por dos veces y una presidente de la Diputación Provincial, que hubiera creado la Revista Portuense o, por que no, que hubiera fundado El Gran Puerto de Santa María. Estos son los ocho personajes que te proponemos, que seguro hubieras querido conocer en persona y saber un poco más sobre como pensaban, que sentían, como eran físicamente, como eran sus andares, a que olían, como fue El Puerto que conocieron ...
 

Elías Ahuja Andria. Filántropo.

Elías Ahuja y Andria, Hijo Predilecto de El Puerto y uno de los grandes benefactores de la provincia, nació en Cádiz el 8 de enero de 1863, era hijo de uno de los dueños de las bodegas Sancho y fue enviado muy joven a estudiar a Norteamérica. A los cuarenta años ya era dueño de una fabulosa fortuna y director de los Nitratos de Chile. La gran depresión de los años veinte le sirvió para aumentar su capital y hacer nuevos negocios. Soltero y de carácter independiente, decidió regresar a España en 1922 y gastar su fortuna en obras benéficas. Elías Ahuja ponía como condición a sus donaciones que no se tuviera en cuenta la ideología del beneficiario y sí, únicamente, su necesidad. El principal beneficiario de las obras de caridad de este singular personaje fue la población de El Puerto de Santa María, donde construyó varios pabellones para el hospital de la ciudad, escuelas para los niños y unos comedores para necesitados en los que el propio Ahuja almorzaba dos veces por semana.

185. ELÍAS AHUJA. El misterioso filántropo.

Catalina Santos ‘La Guachi’.Vendedora de mariscos.

Escribe el investigador y escritor Antonio Gutiérrrez Ruiz, especializado en porteños del siglo XIX: «Tengo tan solo unos remotos recuerdos infantiles en los que la veo, tal como la retratas, impoluta, vestida de blanco, con un primoroso roete encanecido y un mantoncillo rojo-haciendo juego con el color de las bocas del canasto en el que portaba toda su mercancia- cruzado sobre el escuálido y anciano pecho. Era renegra como el Piyayo, curtido el rostro de venerables arrugas y, desgraciadamente, con poca o ninguna voz para pregonar, en una época en la que los viajeros foráneos de los trenes se asomaban curiosos y admirados a las ventanillas cuando paraba en la estación de El Puerto a ver y oír el pregón de los vendedores ambulantes...»

21. CATALINA SANTOS “LA GUACHI”. Pregonando mariscos.

Pedro Muñoz Seca. Comediógrafo.

Hablar de Muñoz-Seca es chocar con eso del ‘astracán' aunque yo quiero pasar sobre él sin detenerme, porque para mí el astracán, que según Sáinz Robles lo inventó Enrique García Alvarez, pero que como él dice fue el inolvidable autor portuense, su ‘máximo pontífice', para mí el astracán es algo que no lo tengo en cuenta. Pedro Muñoz-Seca, 'un hombre bueno, un corazón limpio, una gracia fresca, una modestia clara', como dejó escrito José María Pemán, es una figura indiscutible en el teatro cómico español de todos los tiempos, al lado por ejemplo, de Jardiel Poncela o de Miguel Mihura. Cada uno, eso sí, con sus características inconfundibles, pero a una igual altura.

Por tanto a Muñoz-Seca no hay que relegarlo al olvido, como es el caso de algunos que parecen ignorarlo, tal ves porque existe una creencia, de la que yo no participo, de que el teatro cómico es, diríase, un teatro menor al que no debe prestársele demasiada atención. Admito que Pedro Muñoz-Seca tengan sus detractores pero de eso a punto menos que ignorarlo, me parece un error lamentable. Con astracán o sin él, no siempre sus obras de las cerca de trescientas que escribió, han de ser consideradas como productos tan sólo para la risa, lo cual es ya un bien, porque el hacer reír no sienta mal a nadie. En Muñoz-Seca, muchas veces, tras la escena disparatada y regocijante, se esconde un fondo humano y serio.

1.221. PEDRO MUÑOZ-SECA. Dos años mas viejo.

Francisco Cossi Ochoa. Presidente de la Diputación Provincial y dos veces alcalde de El Puerto.

Francisco Cossi Ochoa había nacido en El Puerto de Santa María el 24 de agosto de 1898 y era el tercero de los cinco hijos del matrimonio formado por José Jacinto Cossi Pérez y Mª Luisa Ochoa Zaldívar. Cursó estudios de comercio y trabajó en una compañía de electricidad y en una farmacia, habiendose afiliado a la UGT y al Partido Republicano Radical Socialista, siendo además activo colaborador de la Cruz Roja portuense.

En las elecciones municipales celebradas el día 31 de mayo de 1931, como consecuencia de la anulación de las del 12 de abril en aquellas localidades que se incoaron expedientes de protesta, Cossi resultó proclamado alcalde con el voto favorable de 18 de los 24 concejales que componían la corporación. En dicho cargo permaneció hasta el 25 de mayo de 1932, fecha en la que dimitió por razones estrictamente particulares. Reclamado por sus correligionarios para la alcaldía, la ocupó nuevamente el 22 de junio del año siguiente.

El 27 de febrero de 1936, dos semanas después del triunfo electoral del Frente Popular, fue designado por aclamación, presidente de la nueva comisión gestora de la Diputación de Cádiz, perteneciendo ya por aquel entonces a la formación Izquierda Republicana que estaba encabezada por Manuel Azaña. Tras la sublevación militar del 18 de julio de ese año, fue detenido, encarcelado y declarado fallecido en los primeros días del movimiento militar.

En El Puerto, donde por cierto tiene una de las calles menos conocidas por los portuenses, sigue esperando a que algún día sus restos sean localizados y puedan descansar dignamente en paz. Su familia fue también represaliada.

590. FRANCISCO COSSI OCHOA. Ultimo presidente de la Diputación y dos veces alcalde de El Puerto.

Cecilia Böhl de Faber. La escritora Fernán Caballero.

Cecilia Bölh de Faber, nacida en Morges, Suiza, el 24 de diciembre de 1796, era hija del cónsul Juan Nicolás Böhl de Faber y de Frasquita Larrea. Tomo el pseudónimo de la población ciudadrealeña de Fernán Caballero.

Durante sus primeros años vivió en Alemania hasta que regresó con su familia a la ciudad de Cádiz en 1813, a la edad de diecisiete años. Contrajo matrimonio el 30 de marzo de 1816 con un capitán de infantería, Antonio Planelles y Bardaxí. La pareja se mudó a Puerto Rico, ya que su esposo había sido destinado a dicha plaza, pero ese matrimonio duraría poco por el fallecimiento de don Antonio.

Después se trasladó a Hamburgo, al norte de Alemania, donde vivió con su abuela. Algunos años más tarde se mudó nuevamente a El Puerto de Santa María, , donde conoció a Francisco Ruiz del Arco, marqués de Arco Hermoso. El 26 de marzo de 1822 contrajo segundas nupcias con él en Sevilla. En mayo de 1835 enviudó nuevamente.
Poco tiempo después conoció a Antonio Arrom de Ayala, con quien contrajo matrimonio en 1837. Pero Ayala estaba enfermo de tisis y con graves problemas económicos que hicieron que se suicidara en 1863. Quedó así la escritora en la pobreza. Los duques de Montpensier y la reina Isabel II la protegieron y le brindaron una vivienda en el Patio de las Banderas del Alcázar de Sevilla, pero la revolución de 1868 la obligó a mudarse debido a que las casas fueron puestas en venta. Falleció en Sevilla el 7 de abril de 1877.

573. CECILIA BÖHL VON FABER. Fernán Caballero.

Dionisio Pérez Gutiérrez. Fundador de la Revista Portuense.

El periodista Dionisio Pérez, hijo del maestro Rafael Pérez Cruces, natural de Campillos (Málaga) y de Francisca Gutiérrez Álvarez, natural de Grazalema, donde nació en 1871, pasaría a vivir desde muy temprano en nuestra Ciudad: El Puerto de Santa María, hasta el punto que el propio Dionisio se consideraba hijo de El Puerto, donde residió con sus padres y hermanos. Fallecería repentinamente en Madrid en 1935, llevándose una frustración este escritor y político, fue  diputado a Cortes: no conseguiría ingresar en la Real Academia de la Lengua Española. Obtuvo el Primer Premio de Periodismo 'Mariano de Cavia' instituido por ABC en 1929.

Los estudios los realizó en el Colegio de los Jesuitas, manifestándose desde sus inicios como un aventajado alumno  y muy inteligente. Siendo muy joven colaboró en el Diario de Cádiz y llegó a fundar la Revista Portuense (1889), y dirigir una publicación con el título La Dinastía, una hoja “febril y violenta, con la pretensión de combatir el caciquismo de El Puerto de Santa María”. Llevó adelante diferentes y sensacionalistas campañas contra el caciquismo imperante en la época en la provincia. Parocinó la candidatura política de Isaac Peral y se distinguió como orador político ardoroso y violento, hasta el punto de ser procesado.

812. DIONISIO PÉREZ GUTIÉRREZ. Fundador de la Revista Portuense.


Cándida ‘la Negra’. La última esclava que vivió en El Puerto.

Cándida Jiménez Huelva, Cándida "la Negra" nacida esclava en Luanda (colonia portuguesa) el 2 de mayo de 1845 y muerta libre en El Puerto el 22 de enero de 1951, con 110 años de vida, es la última esclava que vivió en El Puerto, ya libre y a la que todavía muchos recuerdan pues la conocieron de pequeños. Llegó a El Puerto por un naufragio algo mediado el siglo XIX, a la playa de Valdelagrana, viajando como mercancía presumiblemente para ser vendida en Ultramar, procedente de Huelva donde existía un mercado en el que se traficaba con esclavos. Vivió desde su llegada a El Puerto en la calle Lechería, número 5, actual Cervantes.

En su ensayo ‘Jaleos, gilianas versus bulerías’, Luis Suárez Ávila, escribió sobre nuestra protagonista: "De pequeño, conocí a una anciana de color, que se decía bisnieta de esclavos, llamada Cándida La Negra, vecina de 'El Cohete', un gitano fragüero de la calle de la Rosa, con quien convivirá o se casaría". También, el investigador Manuel Pacheco Albalate estudió a este personaje publicando un trabajo, profusamente documentado en relación al fenómeno de la esclavitud: ‘Una cara de la esclavitud: la apasionante historia de Cándida La Negra’, preguntado a quienes la conocieron. En la exposición 'Sombra y Esencias' a través de más de un centenar de fotos antiguas tomadas en el siglo XIX en Norteamérica, la presencia de los negros aparecen, a veces, solo como una 'elocuente sombra'. Y es que se consideraba un símbolo de estatus que los propietarios de esclavos se retratasen con ellos. No es de extrañar que, algunos señoritos, de esos que todavía quedan,aparezcan retratándose con sus empleados, 'como símbolo de estatus'. Pero esa es otra historia. La historia y la leyenda de Cándida todavía se mantiene en la las conversaciones de quienes la conocieron y ha pasado ya a formar parte del acervo de la tradición oral.

214. CÁNDIDA, “LA NEGRA”.

 

Alfonso X ‘el Sabio’. Rey de Castilla y León y fundador de El Gran Puerto de Santa María.

Alfonso X el Sabio (n. 1221) fue, sin lugar a dudas, el monarca más universal y brillante que produjo la Edad Media hispánica; el más universal, por la amplitud de sus conexiones, y el más brillante, por la amplitud de su cultura, por el hálito renovador de sus leyes y por la generosidad y ambición de sus empresas artísticas y culturales. También fue un rey controvertido, en vida y en muerte. Su triste final ha llevado a los historiadores a efectuar de su reinado un balance excesivamente negativo, y a distinguir, de manera errónea, entre su fracaso como político y gobernante y sus logros en el campo de la cultura. Esta valoración ha dominado en la consideración que la Historia ha hecho del gran rey castellano desde que en el siglo XVI el padre Juan de Mariana sentenciara aquello de que “mientras estudia el cielo y observa los astros, perdió la tierra”. Tiene, sin duda, algunos fundamentos ciertos. Pero, veremos, es falsa en términos generales.

En 1281 Alfonso X otorga a Santa María del Puerto la condición de concejo autónomo de realengo mediante la carta puebla --la última que otorga antes de morir-- del 16 de diciembre. Le concede también el título de ciudad y manda que en adelante fuese llamada El Gran Puerto de Santa María.

1.000. ALFONSO X. Rey de Castilla y León. (1252-1284). Fundador de El Gran Puerto de Santa María.

 

4 comentarios en “2.357. Ocho portuenses que te habría gustado conocer en persona

  1. Maria Jesús Vela Durán

    Francisco,ya te he comentado por privado, que ojalá recordara, que se conmemoraba de D. Elías, Creo, que estaba de alcalde D.Enrique Moresco y a él por privado le sugerí lo del Batallón Infantil.Saludos

  2. Francisco M. Arniz Sanz

    María Jesús, me parece bien homenajear a Elías Ahuja, pero en cuanto a la fecha de un centenario no sé a que te refieres pues nació en 1863 y falleció en 1951. Por otra parte, te he de indicar que ya existe una aproximación a la vida y la obra del mismo: "El buen samaritano. Elías Ahuja", escrita por nuestro amigo y paisano Manuel Martínez Cordero, quien fuera secretario de la Fundación Rafael Alberti. Saludos cordiales.

  3. Maria Jesús Vela Durán

    Sin genero de duda, a D Elias Ahuja y Andria, por todo cuanto hizo, por y para el Puerto,Creo, que no se le conoce ni se le ha reconocido como merecía,por su gran generosidad y altruismo.En fecha aun reciente fue su centenario, o algo así, como siempre, por nuestra dejadez, ese gran homenaje, brillo por su ausencia.Que fácil hubiera sido, preparar a unos chiquillos, con uniformes igual o parecidos a los que llevaron el batallón infantil y que desfilaran aunque sea por delante del Ayuntamiento, Mientras, alguien autorizado en su biografía, loara su obra y su gran humanidad.En nuestra ciudad se ha homenajeado, a muchas personas de muchos gremios,-todos merecidos no digo que no- pero pensar un momento...acaso no se le debe recordar en fechas señaladas? Hay que tener memoria y ser agradecido, que menos.

Deja un comentario