2.528. Antonio Gómez García. Entre la electricidad y la electrónica.

 

A caballo entre su profesión de la que ya está jubilado: electricista, y su afición: la electrónica, Antonio Gómez García ve pasar los días en el taller que tiene alquilado  en la calle Compositor Sánchez del Arco, junto al Mercadona Ronda de las Dunas, una especie de cuarto de redes, donde éstas son el entramado de herramientas alineadas, cachivaches, maquinarias, repuestos imposibles, envases y botellas de las más variadas facturas, un antiguo equipo de música y hasta un coche repleto de cajas --subido al techo como un paso de palio--, que llama la atención del viandante. 

1948.
Antonio nació en 1948, así que va a cumplir setenta años el año que viene. Aquel 1948, Fernando C. de Terry se hacía con una punta de caballos cartujanos y empezabdi a crear la famosa ganadería que sería símbolo de sus bodegas. El Club Náutico se refundaba en 1948 y se celebraba la primera Regata Snipes que se celebraba en El Puerto de Santa María.  Rafael Alberti termina basu libro de poemas ‘A la Pintura. Poema del Color y la línea (1945-1948)’. Manolo Girón era nombrado sacristán de la Iglesia de San Joaquín. También en 1948, el Racing Club Portuense recibía la visita del Puerto Real, ganando por 5-1. Fueron alcaldes de la ciudad ese año, Joaquín Calero Cuenca y Eduardo Ciria Pérez.

| El taller de Antonio Gomez García.

Nacían en 1948 Carlos V. Serrano Molina, presidente que fue de la Real Plaza de Toros en la temporada de 1999. Fernando Mora Eliso, quien fuera Director de SAFA. Ese año nacía, también, el presidente de la Asociación de Mandos Intermedios, Pascual Castilla y Rey Mago de la Cabalgata 2018, Antonio Cairón Olmo ‘el Gasolina’ y  Antonio Nuñez Buhigas, guitarrista.

| En la línea de garajes se encuentra el taller de Antonio, en la calle Compositor Sánchez del Arco.

Cuando se  jubiló de su profesión de electricista por cuenta ajena, decidió alquilar un garaje, en el que disfruta de su afición, la electrónica, desde donde envidiar a Tesla, creando un taller que parece hecho para llamar la atención de los curiosos, la gente de paso y los que aminoran el paso para echar una mirada extraviada al cúmulo de objetos. También quienes se dirigen por la calle Compositor Sánchez del Arco --¿quien le puso ese nombre a esta calle lineal de garajes?-- buscando una de las entradas del Mercadona. A Antonio le llama la atención la velocidad a la que pasa el tiempo, próximo a cumplir los 70 años, desde su placentera atalaya en la que se siente observado y en la que él observa las horas y los días. En otra ocasión echaremos una mirada, dos garajes más allá, donde otro jubiloso vecino reina en  otro templo de la acumulación, con su propio estilo, en una especie de amigable competición que le da carácter a una calle de barrio.

Un comentario en “2.528. Antonio Gómez García. Entre la electricidad y la electrónica.

Deja un comentario