3.552. Salvador Pascual Sánchez-Gijón. Jefe del Servicio de Cirugía en el Hospital Santa María del Puerto. Pionero en cirugía laparoscópica.

Salvador Pascual Sánchez-Gijón se licenció en Medicina por la Universidad de Cádiz en 1981 y obtuvo el título de Cirujano en la Universidad Pierre et Marie Curie de París en 1987. Tras realizar varias estancias en hospitales de París, regresó a España y desde hace 29 años es el jefe del Servicio de Cirugía en el Hospital General Santa María del Puerto, de la empresa Pascual. Pionero en la cirugía de mínima invasión o laparoscópica. Desde 2015 es Consul Honorario de Israel para Cádiz, Huelva y Extremadura.

Su padre, el doctor José Manuel Pascual Pascual, médico de profesión y uno de los principales empresarios privados de la sanidad andaluza, hasta su fallecimiento en 1989, estaba casado con María Josefa Sánchez-Gijón tuvieron ocho hijos, el doctor Pascual. Su progenitor procedía de una familia compuesta esencialmente por enseñantes y médicos. Su madre, Josefina Pascual, fue catedrática y directora de la Escuela Normal de Cádiz e hija adoptiva de la ciudad, y su tío materno, Salvador Pascual, catedrático de Urología y médico personal del infante don Jaime por expreso deseo de su padre, el rey Alfonso XIII.

| La antigua clínica del Dr. Frontela se inauguró en Febrero de 1987. Hoy es el Hospital General santa María del Puerto, siendo homologado por la Consejería de Salud como Hospital de nivel IV, homologación que se renueva cada 4 años, como marca la Ley General de Sanidad. El Centro atiende principalmente la demanda asistencial de la población de El Puerto de Santa María, conjuntamente con los centros de salud y especialidades; a su vez el Hospital de Puerto Real es nuestro centro de referencia.

Casado y con tres hijos --dos varones, que estudian Medicina e Ingeniería Industrial, y su mujer, que es farmacéutica--, Pascual reconoce que en el poco tiempo libre que le deja la cirugía laparoscópica (una técnica que permite operar el abdomen con tecnología mínimamente invasiva) se refugia en los libros. «Mi afición es leer. Ensayo, Historia y Filosofía es lo que más me gusta», cuenta.

Salvador Pascual ha sido pionero en su campo ya que en 1990 realizó la primera colecistomía laparoscópica de Andalucía y de las primeras de España. Además, en el año 1992 realizó la primera vagotomía y piloroplastia por laparoscopia que se llevó a cabo en humanos en el mundo, después de poner a punto la técnica en perros en la Cátedra del Profesor Usón, en Cáceres. El CCMI (Centro de Cirugía de Mínima Invasión) Jesús Usón: "--Es el mejor centro de Europa y posiblemente del mundo" en su campo, afirma. En su puesta en marcha, en su posterior desarrollo y crecimiento y en su funcionamiento actual ha tenido mucho que ver nuestro protagonista.

Ha colaborado para el desarrollo en El Puerto de Santa María  de un artilugio revolucionario en ginecología, en el hospital Santa María culminando los ensayos de un dilatador de útero de patente israelí. Aqueduct, un dispositivo de dilatación del útero conformado por un material flexible en cuyo extremo tiene unos balones que permiten, a modo de jeringuilla, una dilatación controlada del cuello uterino con el uso de suero fisiológico. Así de sencillo, así de revolucionario.

En 2002, junto a Manuel Caballero, vecino de El Puerto, creó  una sociedad, ‘Invenciones Médicas Electrónicas’, una nueva tecnología, que dio como resultado el MC-46", que se manejó en fase experimental en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión de Cáceres, aunque desconocemos cual fue su desarrollo final e implantación.

--La primera vez que entré en quirófano tenía 14 años. Mi padre, que también era cirujano, me hizo entrar para mirar y que me acostumbrara al ambiente. Me dijo: 'si te mareas, te sales y te tiras al suelo'. La primera vez me tuve que salir. Cuando me recuperé me dijo: «Entra otra vez», y de nuevo me volví a marear. La tercera vez se acabó el mareo y ya nunca más. Hice la carrera, la especialidad, volví a Cádiz y a principios de los noventa leí en una revista médica de cirugía los 50 primeros casos de intervenciones de mínima invasión. Pensé: Éste es el futuro, tengo que aprender a operar otra vez”.

Salvador Pascual tiene publicados quince artículos médicos y seis libros y capítulos. Asimismo, ha participado en un total de nueve proyectos de investigación.

En Cáceres, tal y como relata el propio Pascual, se forma a profesionales de todo el mundo en las técnicas de cirugía de mínima invasión, se realizan investigaciones y las empresas van allí a probar sus patentes. De hecho tienen el sistema de control que posee Estados Unidos para sus productos. Pascual resalta que tienen a 300 colaboradores científicos externos de todo el mundo que se desplazan periódicamente al citado centro cacereño.

| Con el alcalde de Cádiz, José María González, Salvador Pascual en representación de la empresa José Manuel Pascual S.A. formalizaban en 2016 un convenio de colaboración a través de la cual el Ayuntamiento ponía en marcha el segundo plan de Garantía Alimentaria que se realizaba de forma complementaria al Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria (SYGA) de la Junta de Andalucía.

Nuestro protagonista, a través de la fundación familiar José Manuel Pascual, también concede becas para ilustradores de manera que se editan numerosas publicaciones científicas con las mismas.

Además, ha puesto sus conocimientos, su interés y medios económicos al servicio de la institución cacereña antes citada, participando en la organización y dirección de cursos, desarrollando proyectos de investigación, efectuando donaciones de obras pictóricas y dando apoyo económico altruista al centro y a jóvenes licenciados, mediante becas de estudio, habiendo donado hasta la fecha más de medio millón de euros para dichas becas.

A juicio del doctor gaditano, este centro fue posible desde el punto de vista político gracias al ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, "que quiso meter a esta región agrícola en pleno siglo XXI". Un aspecto importante de este centro es que gracias al trabajo que se realiza, el 70% de su financiación está asegurada, "lo que da a los científicos un mayor poder en la toma de decisiones".

| Salvador Pascual, en el centro de la imagen junto al ex presidente de la Junta de Extremadura, Rodríguez Ibarra, tras  el acto de entrega del reconocimiento como Hijo Adoptivo de Cáceres.

Por tal motivo, el Ayuntamiento de Cáceres decidió nombrarlo Hijo Adoptivo de esta ciudad extremeña en 2014. "Estoy muy agradecido a Cáceres por este reconocimiento", su madre y su abuela materna procedían de Cáceres. Entre los méritos que argumentaba el consistorio cacereño se encontraba el haber impulsado el progreso social y económico de la comunidad extremeña "y su espíritu emprendedor se ha canalizado en actividades que han promocionado el bienestar de los extremeños, beneficiados por el fomento del empleo generado merced a las actividades, iniciativas y proyectos nacionales e internacionales que de su mano se han realizado".

Afirma que "--Soy gaditano, igual que mi padre era murciano, mi madre cacereña y mi mujer santanderina. Y, siendo gaditano, también me siento cacereño, parisino y portuense porque son ciudades donde me he formado y he crecido. Soy de los que piensan que uno es de donde trabaja y se siente cómodo, uno es de aquel lugar en el que se siente feliz. Yo me siento feliz en Cádiz y en Cáceres, y en París y en El Puerto... yo soy de muchos sitios".

Deja un comentario