4.017. Federico Laviña y Laviña. Diputado por El Puerto e Hijo Adoptivo. (I) Llamamiento a los nuevos concejales

El día que hicieron Hijo Adoptivo de nuestra Ciudad a Federico Laviña y Laviña, diputado a Cortes por el distrito de El Puerto de Santa María, tanto el alcalde como el homenajeado hicieron un llamamiento a los nuevos concejales de la Corporación Municipal.  Un llamamiento que bien podría valer en los tiempos que nos han tocado vivir. Así lo recoge la Revista Portuense del 17 de noviembre de 1905: “Los brindis fueron iniciados por el Alcalde, Sr. Heredia. Este lo hizo por el señor Laviña y los nuevos concejales, de los cuales interesaba la mayor ayuda para los antiguos, porque entendía que en los asuntos beneficiosos para el Puerto, no debe haber más que portuenses y estos unidos pueden realizar la obra de regeneración local que tanta falta hace llevar a cabo. Terminó brindando por el Puerto de Santa María, por el señor Laviña y por lo nuevos concejales. El Sr. Laviña contestó el brindis del Sr. Heredia en los siguientes términos: 

“Siento estímulos de gratitud para el Puerto, tan grandes, tan hondos y tan íntimos, que para exponerlos necesitaba ser notable orador, y yo ya sabéis que carezco de esas facultades. 

Esto tan intenso que yo llevo en el corazón y en el pensamiento no cabe en la palabra: esta es la dificultad con que tropiezo para expresar lo que yo siento por el Puerto. 

Nada tiene éste que agradecerme, queridos amigos, he cumplido con un deber al defenderlo; ahora sí, que lo he cumplido con toda el alma: así empecé, así sigo y así concluiré. 

El agradecimiento que ustedes demuestran, honra a ustedes mismos; cuando el soldado clava la bandera en la trinchera del enemigo, se le elogia y se le aplaude, pero no hace más que cumplir con su deber de defender a la Patria: esa bandera me la habéis dado vosotros con vuestra razón y vuestro derecho. 

Yo brindo por el Puerto en todas sus esferas, por lo amigos, por los que no lo son y por los adversarios nuestros, porque para todos deseo felicidad al hacer la defensa de los intereses del Puerto. 

Brindo porque desaparezcan los obstáculos que puedan impedir la vida del desarrollo de este hermoso pueblo. 

Todo va por el camino de la justicia; unos luchando, otros obteniendo el triunfo, venciendo siempre y así podremos decir que cada uno ha cumplido con su deber. 

A vosotros, nuevos concejales, os pido que suméis todas vuestras fuerzas para que en unión de los que ya conocen lo que son las lides de la defensa de los intereses de los pueblos, trabajéis con entusiasmo por éste, donde yo no he encontrado nunca asunto que carezca de sobrada razón. 

Adelante siempre y se logrará el triunfo, sea quien fuere el que tremole la bandera. Puerto de Santa María, yo brindaré por él como brindo ahora. 

Termina su brindis el señor Laviña dando un viva al Puerto, a la provincia de Cádiz, al Rey y a la Reina. 

El señor Py (don Juan F.), brinda después en nombre de los nuevos concejales proclamados, expresando que todos irán al Municipio a dar base para que el diputado en las esferas superiores pueda defender los intereses del Puerto: todos trabajarán por el bien general”. 

Deja un comentario