3.693. Alejandro Camacho Fernández. Boxeador

Alejandro Camacho Fernández, Alex, jugaba al baloncesto y trabajó como socorrista, en una tienda de deportes, poniendo copas y de portero en bares y discotecas de El Puerto de Santa María. Se le daba bien el basket, pero cuando cumplió 18 años (ahora tiene 24), empezó a practicar boxeo, que era lo que le gustaba, y se enganchó «por la adrenalina». Paco García fue su primer mentor. «Siempre está conmigo», declara Alejandro, que se dedica a un deporte un tanto maldito en España, con mala fama. | Imagen: Elia Fotography.

2.481. Alejandro Camacho Fernández. El boxeador portuense, en los I Juegos Olímpicos Europeos.

1993 
Nacido el 19 de septiembre de 1993, estudió en los colegios de las Carmelitas y Sagrado Corazón, y en el IES Juan Lara. Era alcalde de la Ciudad, el independiente Hernán Díaz Cortés. La población en 1993 era de  67.939 habitantes. La economía española pasó en 1993 uno de los momentos más difíciles de las últimas décadas. La recesión se instaló en España y su traducción fue un crecimiento del desempleo del 16% al 24%. La peseta se devaluaba un 8% el 13 de mayo.

Se inauguraba el Centro Cultural Municipal ‘Alfonso X el Sabio’ en la casa que la Falange confiscó al filántropo Elías Ahuja, en la calle Larga. Se creaba la Fundación ‘Rafael Alberti’ y la empresa de desarrollo local ‘Impulsa El Puerto’. Federico Rodríguez García ‘Cote’ pregonaba el Carnaval. El 1 de agosto toreaban en el coso portuense Joselito, Enrique Ponce y Jesulín de Ubrique. La cantante Eva Santamaría, publicaba su disco ‘A Buen Puerto’. El presbítero Julio Juez Ahedo celebraba sus Bodas de Plata Sacerdotales. La Torre del Yacimiento ‘Castillo de Doña Blanca’, recibía un reconocimiento especial por parte de la Junta de Andalucía. 

De Andalucía a la Comunidad de Madrid
«A algunas veladas que se montan en Andalucía, que es lo que conocía, van lo peor, el ambiente es malo, pero llegué a Madrid y descubrí todo lo contrario: gente normal y tranquila a la que le gusta el deporte», explica Camacho. En el Centro del Alto Rendimiento había encontrado en 2016 una «familia» (su grupo de entrenamiento) y el seleccionador, Rafa Lozano, doble medallista olímpico, actuaba como el padre de todos. Allí tenía cubiertas las necesidades básicas, pero no lo tuvo fácil al principio. «Estuve seis meses sin cobrar un duro», cuenta. 

A partir de que formara parte del Programa Podium, junto con Gabriel Escobar y Johan Orozco, fue otra cosa. «Te da la vida, porque en Cádiz puedes ir andando a todos lados, pero en Madrid necesitas dinero para moverte», afirma. Echaba de menos su tierra... «Pero lo he elegido yo», admite. «Estoy dando lo máximo: ni vacaciones ni tiempo para ver a la familia», asegura. Se entrena de lunes a sábado, sesiones de mañana y tarde.

Así describe su deporte este boxeador que compite en la categoría de 81 kilos. «No sólo es la fuerza. Si tiras golpes sin cabeza no sirve de nada. Se trata de intentar pegar sin que te peguen». Por eso, aunque prefiere la forma de pelear de Pacquiao, piensa que Mayweather «es el mejor»: «Su boxeo aburre, pero apenas coge golpes». En los grandes eventos, lucha tres o cuatro veces en una semana. «Acabas cansado, pero al día siguiente estás bien, tienes ritmo, viveza», reconoce.

De nuevo en El Puerto con la Escuela de Boxeo García y componente del equipo nacional olímpico de esta disciplina, ha logrado este año la Medalla de Oro en el Torneo Internacional de Boxan celebrando en Murcia, al derrotar en la final al boxeador de la selección de China, lo que se viene a sumar a sus numerosos  galardones, incluido el Campeonato de España de su categoría.

| Ganador de Campeonato de España de 81 Kgs.

Su deporte lo requiere, porque hace falta una buena preparación física. «En baloncesto solía jugar los 40 minutos y pensaba que en boxeo tres asaltos de tres minutos me los iba a comer con patatas. Pero en el basket puedes parar un poco o cambiarte; en boxeo, no. Hay que dar el ciento por ciento todo el rato», comenta. «Si te paras, te arrancan la cabeza, ja, ja, ja», añade. «Claro que es peligroso, pero para eso nos preparamos», dice Alejandro. «Al terminar todos somos compañeros», continúa. 

| Alex, con su madre

Alejandro Camacho tiene una rutina al pelear: «Siempre llevo los rosarios, cinco o seis, que me han regalado mis amigos». | Texto: Elaborado con informaciones de F. Martínez. 

Un comentario en “3.693. Alejandro Camacho Fernández. Boxeador

  1. Inmaculada Gómez

    Alejandro, no sabes cuanto me alegro de tu trayectoria . Eso es consecuencia del esfuerzo y del trabajo diario. Ánimo para seguir así.

Deja un comentario