POETAS

INDICE
1. LEVANTE. Juan Ignacio Varela Gilabert
2. A PROPÓSITO DE 'METAMORFÓSIS' Y CON PERMISO DE OVIDIO. Natalia Carbajosa Palmero
3. FRENTE AL MAR. Francisco Lambea Bornay
4. EL MAR, LA MAR. Rafael Alberti Merello.
5. PUERTO DE QUE FUTURO. José Luis Tejada Peluffo.
6. CAMINO DE LOS ENAMORADOS. Ignacio Rosso Sánchez.
7. PLAZA DE TOROS. CALLE DE LA LUNA. Aquilino Luque Gimeno.
8. DESEO. Enrique García Máiquez.
9. EL PUERTO. Augusto Haupold Gay
10. POESÍA FLAMENCA. Pansequito de El Puerto.
11. SOY DONDE LA LUZ. Sol Ruiz Guerrero.
12. SEGUNDA INVOCACIÓN A EL PUERTO DE SANTA MARÍA. Jesús Mª Serrano.
13. CANTO A MI PUERTO DE SANTA MARÍA. Eloy Fernández Lobo.
14. SONETO AL PUERTO DE SANTA MARÍA. Antonio Murciano.
15. TRIQUITRAQUE. Rafael A. Moreno Naval.
16. TENGO UNA CHUMBERA EN EL BALCÓN. Isabel Noci.
17. APUNTES, PARÁBOLAS, PROVERBIOS Y CANTARES. Antonio Machado.
18. ELEGÍA AL MOLINO PLATERO. Rosa Carmen Selma Romero.
19. PORTEÑA. José María Amosa Muriel.

1. LEVANTE

Hay un viento marinero
que cuando sopla de tierra
le pone espuelas al viento.
Levante por estribor
y un puerto blanco y lejano
rondándome el corazón.
¡Ay, su galope salado
en mi frente sin confines
llena de sombras y barcos!

Juan Ignacio Varela Gilabert
Del Libro: «El mar, la caracola y más S. XIX». (1947).
En colaboración con Julio Mariscal Montes. Inédito

2. A PROPÓSITO DE LA EXPOSICIÓN
«METAMORFOSIS» EN MI PUERTO,
Y CON EL PERMISO DE OVIDIO.

De la isla de Heracles
me han rescatado.

Sabios y ancianos de la polis,
científicos ignotos,
cartógrafos, viajeros
llegados de infinitos
confines
examinan
con cuidada gravedad
el pecio de mi alma.

Descubren en mi contorno
-cántaro quemante-
dulce el aroma
de los vinos de Campania.
Rotundo el cosquilleo
de salazones fenicios.
Intacta la gota de oro
que bebí
de corintios olivares.

Se asoman, inquietos, a mi abismo
de lucernas.
Acarician absortos
mis blancos bucles de acanto.
Besan, osados,
la alcancía de especias
con que enamoré al desierto.
Atónitos contemplan
mi mosaico de soles
teñidos de intemperie -aleteo
de las telas-
a la orilla del tiempo.

Todas las glorias, todas
las tentaciones de luz
les derramo en el pecho.
Horadé tierra a tierra
cada legua
hasta llegar aquí: al corazón
de este Mare Nostrum
que he elegido
y me ha elegido
-vértigo al encallar,
embriaguez por fin al fin
del viaje-
para quedarme
o habitarme.

O quizás,
quizás
para amarme.

Natalia Carbajosa Palmero
Del Libro: «Pronóstico». (2005)
Ed. Torremozas. Madrid.

3. FRENTE AL MAR

El mar virgen, horizonte
sagrado del mundo,
el viento, sus versos,
dulces rimas en la orquesta
eterna de las caracolas.
El sobre la promesa
que esculpen los amantes
y las barcas humildes
como canciones ligeras,
radiantes arenas
en las dunas del alba.
El mar virgen, indiferente
al silencio sin pliegues de la noche,
el mar o la transparencia
de las núbiles sirenas,
el mar sobre la savia
caprichosa de las islas,
el mar sobre el latido
subterráneo del tiempo,
el mar como una espuma
infinita de si misma...

Francisco Lambea Bornay
Del Libro: «Meditación de tu nombre». (2007)
Editorial Sial/Fugger Poesía. Madrid.
franciscolambea.blogspot.com

4. EL MAR LA MAR

El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños, la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste
acá?

Rafael Alberti Merello
Del Libro: «Marinero en Tierra». (1924)
Editorial Losada S.A. Nº 92. Séptima edición, 1977. Buenos Aires
Audición del poema clickando aquí

5. PUERTO DE QUE FUTURO

Tú, pueblo mío, seguirás creciendo
sobre mi tumba, hasta rascar los cielos,
encaramándote en mis huesos.

Entre tus lindes seguirán naciendo
niñas con alas. Seguirá latiendo
tremendo, el turbio amor.
Seguirán yéndose agotando y muriendo,
añadiendo sus muertes a las mías,
los hijos de mis hijos. Hijos tuyos
darán quizás también sus cuerpos
para tu elástico esqueleto
y el roce de sus pies te habrá ido haciendo
-y su peso pequeño-
cada vez más y más humano, pueblo.

Crisol, al sol, de almas
de muertos vivos y de muertos muertos
que te alimentas de miradas, de palabras
y de sombras sangradas y sangradas.
Misterio voraz,
que nutres tu no ser apenas
con tantos seres verdaderos.

José Luis Tejada Peluffo.
Del Libro: «Del Río de Mi Olvido»-. (1978).
Fundación Municipal de Cultura. El Puerto.

6. CAMINO DE LOS ENAMORADOS

Camino de los Enamorados
yo recorrí tu verea,
llenando mis pies de polvo
y con mi novia muy cerca.

Recogiendo flores blancas
de retama en primavera,
para prenderla en tu pelo
con púas de las chumberas.

Ella miraba al sol
que la producía ceguera,
para no ver mis labios
cada vez más cerca.

Ignacio Rosso Sánchez.
De Libro: «Ritmos Bravíos». (1979)
Impreso en DISERCO. El Puerto.

7. PLAZA DE TOROS DEL PUERTO

Me viera yo en tus carteles
una tarde marinera
haciendo con tu bandera
señas a mis timoneles.
Lejos de los redondeles
no sé que sangre te espera,
ni que torillos abantos
te acribillan a cornadas,
plaza real, coronada,
de grímpolas y lepantos.

Aquilino Duque Gimeno
La Voz del Sur. (1951)
Cádiz.
[por mediación de Fernando Quiñones]


CALLE DE LA LUNA

Tendrás los ojos tristes porque así son las lágrimas;
mirarás con tristeza porque tendrá paisajes que
echar de menos, y admirarás al cabo
que lo más puro de tu vida
es el retorno, es el estar de vuelta,
es sentarte en la calle de la Luna
a pensar en la tierra nada más;
a pensar en tu tierra.

Aquilino Duque Gimeno
Del Libro: «Calle de la Luna». (1958)
Excmo. Ayuntamiento. Sevilla.
viñamarina.blogspot.com

8. UN DESEO

Mira. Una estrella
fugaz cruza la noche…
Pido un deseo:
que su luz quede siempre
palpitando en la página.

Enrique García-Máiquez
Del Libro: Ardua Mediocritas. (1997)
Cajasur. Córdoba.
[Escrito en nuestra playa, mirando nuestro cielo...]
egmaiquez.blogspot.com

9. EL PUERTO

El Puerto... Sólo un recuerdo:
Río, salinas y pinos,
y mi corazón enmedio.

Bandera de mi combate.
Ritmo y gracia de los versos.
Letanía entre mis labios.
Alma y sangre de mi cuerpo.
Y el dolor de la distancia
y la pena de no verlo.
.... ... ...

¡El Puerto...
Río, salinas y pinos,
y mi corazón enmedio!

Augusto Haupold Gay
Del Libro: Plural Amor. Primera Antología (1984)
Impreso en Jiménez Mena. Cádiz.

10. POESÍA FLAMENCA

Naranjas y Morados
al fondo el toro vigía.
Llega el quejío del canto,
que dice por bulerías:
¿por que te amo tanto
Puerto de Santa María?

Puerto de Santa María
ya no te volveré a ver
yo que tanto te quería

Pansequito de El Puerto
Bulería y Soleá

11. SOY DONDE LA LUZ.

Soy donde el ascua en la sonrisa,
donde la luz
vierte a mi compás lento
vívida energía.
Donde el vientre marino me acoge
como una madre.
Sirena varada al Puerto;
de sal tiene las pestañas.
Y cantan los habitantes coplas
de pena larga,
como un reguero de arena
sobre el viento.
Aquí no existe la noche,
tan solo amor
oscurecen tus ojos
que miran
más adentro, más adentro
donde la vida duerme.

Sol Ruiz Guerrero.
www.poetasdelmundo.com

redes12_b

12. SEGUNDA INVOCACIÓN A EL PUERTO DE SANTA MARÍA.

Muéstrame pueblo mío tus anhelos de torres miradores y nostalgias
las grietas de las casas que cobijan memorias de la gente que amó
por rectilíneas calles divisándose en el río.

Revélame pueblo mío las grietas del viento los balcones y azoteas blanqueadas las palabras perdidas las mentiras la ropa tendida los celos la alegría háblame de salicornias y geranios.

Descúbreme pueblo mío tu corazón abierto y explica las batallas que has vivido tantos años silente volcado a las riberas frente a la piel temprana
y la vejez herida y taciturna.

Sabes que estoy atento a los avisos que labras en las piedras palmeras araucarias aspidistras donde los amantes se enamoran sueñan
y la muerte ronda las ventanas.

Distingues pueblo mío de amenazas a gaviotas palomas gorriones
mapas y rutas de esta tierra abierta a la bahía como un vaso
para gozo y dolor de los naufragios.

Percibes pueblo mío que no miento si afirmo que los navíos se estremecen
de las grúas y también de los carabineros que pasean y otean en tus muelles
mientras pasan las horas mientras fuman sus vidas.

Ábreme pueblo mío las llagas del perro callejero que olisquea las esquinas
al vagabundo ebrio y alunado al caminante que ya no cree en destinos
para poder asirlo y consolarlo.

Dibújame pueblo mío las tiernas caricias los nidos de cigüeñas sobre las espadañas las locomotoras y helicópteros sobrevolando tu cielo, al niño en bicicleta tu gentío de fiesta.

Exponme las arterias del olvido la tristeza el hambre el infortunio la rabia
la nostalgia la pena la venganza el paro la impotencia y esas frases que no pronunciaremos por temor al ridículo.

Muéstrame pueblo mío tus anhelos tu corazón ingenuo avisos gaviotas barcos grúas vagabundos caminantes cigüeñas olvidos infortunios y palabras
pues de la misma arena nos hicieron.

Jesús María Serrano
De el libro “Añíl” o LIBRO DE LOS AMIGOS
(c) Lapsus Linguae Productions
Factoría Arte Praga
Praha, Cesc Respublik

redes19

13. CANTO A MI PUERTO DE SANTA MARÍA.

Puerto de Santa María, puerto palaciego,
Puerto de Santa María, puerto solariego, pueblo marinero.

Nuestro Puerto de Santa María, mi Puerto, tu Puerto,
este Puerto de Santa María nuestro.

¡Que historia la del Puerto!, la de Santa María del Puerto,
como se llamó también, hasta los albores de 1.500.

Toros en el Puerto, me voy al Puerto y del Puerto vengo.
En el Puerto de Santa María todo lo que quiero tengo y está todo lo que quiero.
El Puerto de Santa María es un pueblo marinero,
el Puerto de Santa María es un pueblo bodeguero.

¡Viva el Puerto!, mi Puerto, mi pueblo.

Eloy Fernández Lobo.

redes113

14. SONETO AL PUERTO DE SANTA MARÍA.

Sol de los Puertos, sal de Andalucía,
concha madre de perla nacarera;
salada, amada, alada y cancionera
ciudad del Sur, espejo de armonía.

Cielo y Luna, Vergel, Fuentebravía...
Viña y pinar, nostalgia calesera.
Blanco navío anclado en la ribera
de un viejo sueño de marinería.

San Alejandro es puente sobre un lento
Guadalete de alondras y olivares,
y en castillo San Marcos bajo el viento.

Con ojos niños te contemple el hombre.
¡Y que tu Virgen vele por sus lares
desde el claro milagro de su nombre!

Antonio Murciano.

redes20

15. TRIQUITRAQUE.

¡Morillo!, enciende la mecha
y que se avive la traca;
que desde el Puente al Parque,
desde el Parque a la Colmena,
de la Colmena a la Lucha,
de la Lucha a los Maeras,
de los Maeras al Golpe,
desde el Golpe al Reñiero
y desde allí al Ventorrillo
bebo, beberé y beberemos
el agua de las Galeras,
que dicen que es vino güeno
y que todo el que lo prueba
pa siempre se quea en el Puerto…

¡VIVA MI PUERTO, TU PUERTO…!

Muy bonito pero que muy bonito.
GRACIAS AMIGO DE SIEMPRE.

Rafael A. Moreno Naval.

redes21

16. TENGO UNA CHUMBERA EN EL BALCÓN.

Tengo una chumbera en el balcón. Una chumbera que crece como si le fuese la en vida en ello.
Al principio era grande. El balcón. Y la chumbera tierna. Verde. Pequeña. Como la puerta del Cine Colón.
Al Cine Colón se entraba por una puerta muy pequeña. A la vida se entraba por una puerta muy pequeña. Tierna.
Y el mundo se hace grande, muy grande ante nosotras.
Todo el mundo tiene una prima Mari Carmen. Se llama Mari Carmen y es, en cada caso y siempre, la prima que todo el mundo tiene.
La prima Mari Carmen. Como la clave del suceso mágico que antecede al prodigio. Como el anuncio del verano. Como la alegría de sentirse viva. Como la melancolía de un tiempo que pasó.
La vida va en autobús.
Pequeña. Tierna. Grande y con púas. La vida.
Creciendo siempre. La chumbera.
Sin Peter Pan. Sin Campanilla.
Nunca pude atrapar a Campanilla. Y es que cuando, instantes, conseguí verla cerca, ocurrió que tenía las manos ocupadas.
Llueve. Cuando llueve en otoño, afloran todas las melancolías, irremediablemente y sin sentido.
Y he comenzado a complacerme con infinita complacencia.
Tengo una chumbera en el balcón. Una chumbera que crece como si le fuese la vida en ello.
Tierna. Verde. Pequeña. Como la puerta por la que se va a la vida. Para coger el autobús. O perderlo.
No recuerdo muy bien cuando nos despedimos. Cómo nos despedimos.
¿En la puerta del cine? No.
¿En la caseta azul y blanca de la playa? No.
¿En el carrito de Adela? No.

En la parada del autobús.
Nosotras íbamos andando.
Camino de la playa.
Erase una vez un palacio. Cien palacios escondidos en sus casas.
Camino de la playa.
La dama de noche se había vuelto imposible. Levante en calma.
El autobús. ¿Cuánto cuesta el billete? Lo que cuestan los sueños.
Tengo una chumbera en el balcón. Tengo una prima Mari Carmen. Y un camino de arena enamorada. Que besa al mar.
Tú eres rubia.
Pero no tengo los ojos azules.
Pero eres rubia.
Pero no soy una princesa.

Isabel Noci. Fragmento de 'Números Primos'.

redes22

17. S. XXXVII
Apuntes, parábolas, proverbios y cantares

I

Si hablo, suena
mi propia voz como un eco
y está mi canto tan hueco
que ya ni espanta mi pena.

II

Si me tengo que morir
poco me importa aprender.
y si no puedo saber,
poco me importa vivir.

III

«¿Qué es amor?», me preguntaba
una niña. Contesté:
«Verte una vez y pensar
haberte visto otra vez.»

IV

Pensar el mundo es como hacerlo nuevo
de la sombra o la nada, desustanciado y frío.
Bueno es pensar, decolorir el huevo
universal, sorberlo hasta el vacío.

Pensar: borrar primero y dibujar despues,
y quien borrar no sabe camina en cuatro pies.
Una neblina opaca confunde toda cosa:
el monte, el mar, el pino, el pájaro, la rosa.
Pitágoras alarga a Cartesius la mano.
Es la extensión substancia del universo humano.
y sobre el lienzo blanco o la pizarra obscura
se pinta, en blanco o negro, la cifra o la figura.
Yo pienso. (Un hombre arroja una traíña al mar
y la saca vacía; no ha logrado pescar.)
«No tiene el pensamiento traíñas sino amarras,
las cosas obedecen al peso de las garras»,
exclama, y luego dice: «Aunque las presas son,
lo mismo que las garras, pura figuración.»
Sobre la blanca arena, aparece un caimán
que muerde ahincadamente en el bronce de Kant.
Tus formas, tus principios y tus categorías,
redes que el mar escupe, enjutas y vacías.
Kratilo ha sonreído y arrugado Zenón
el ceño, adivinando a M. de Bergsón.
Puedes coger cenizas del fuego herac1itano,
mas no apuñar la onda que fluye, con tu mano.
Vuestras retortas, sabios, sólo destilan heces.
¡Oh, machacad zurrapas en vuestros almireces!
Medir las vivas aguas del mundo... ¡desvarío!
Entre las dos agujas de tu compás va el río.
La realidad es la vida, fugaz, funambulesca,
el cigarrón voltario, el pez que nadie pesca.
Si quieres saber algo del mar, vuelve otra vez,
un poco pescador y un tanto pez.
En la barra del puerto bate la marejada,
y todo el mar resuena como una carcajada.

Puerto de Santa María, 1915.

Antonio Machado.

redes23

18. Elegía al Molino Platero

Será tu nombre como el reflejo
de tus aspas en el agua
o tal vez un recuerdo de aquel burro tan famoso,
hermano de sangre de todos aquellos otros
anónimos que tantas veces bebieron en tu pilón,
en aquellos días en que tranquilamente descansabas
entre retamas y almendros
oyendo pasar pitando el tren ...
viendo pasar los días, los meses y los años...

Cuando eras niño
deseabas correr y salir volando,
arrancarte las cadenas de cristal que te ataban a la tierra.
Pero al pasar los años la edad te fue sosegando,
ya no piensas en huir quieres seguir allí amarrado
a esas liquidas cadenas, que corren como la vida,
lentamente, por toda la eternidad

Oía ya el rumor de tus alas al viento,
esto le traía recuerdos de agua cristalina y fresca.
Aceleraba el paso, ya no se hacia la remolona
ni se asustaba con los cigarrones
que saltaban a su paso.
Los serones cargados de perillos
y ciruelas de terciopelo,
que unos momentos antes colgaban de los árboles,
tan quietas, tan tranquilas, mecidas por la brisa
como si el sol con su pincel de rayos de luz
las hubiese pintado una a una.

Así pasaron los días y las noches,
las noches y los días.
_
Molino en mis recuerdos quedaste dibujado,
después de muchos años sin verte
te reconocí,
los años no han pasado en balde,
te vi triste sin brazos
perdida la mirada a lo lejos como loco,
preguntándote que pasará
mañana y el otro ...

Eres como el guardia de la circulación
que con las manos atadas, permanece quieto e inmóvil,
observando el ir y venir de gentes y coches que corren
por delante de ti, sin pararse ni siquiera a mirarte._
Ya no fluye el agua de tu garganta,
rodeada de alambradas.
Pero aún tu pilón como un perro fiel  permanece echado a tu lado,
para que no estés solo.

Tus orígenes fueron humildes,
La fuente de las Galeras Reales,
ella que privilegiada, asiste a fiestas,
todos la nombran, la pintan, la fotografían, la miman.
Tú te quedaste en el campo,
preferiste la tranquilidad al bullicio,
el duro y callado trabajo de dar de beber a los animales
en lugar de aplacar las saladas
y sedientas gargantas de los marineros
que en busca de nuevas tierras cruzaban el océano.

No desesperes tu vida no corre peligro,
tu nombre ha pasado ya a la posteridad
"Conjunto residencial El Molino Platero",
todos lo que allí viven un día se pararan,
y podrán entonces pensar, a tus pies, un rato
y tu les susurraras al oído
como hacías con la mula,
¿Recuerdas?
no me dejes morir
desátame las manos
y veras como vuelo,
quiero seguir peinando el viento.
Al viento, aun no es tarde.
Ellos te oirán lo entenderán.

Rosa Carmen Selma Romero 1996-2003

redes03

19. PORTEÑA.

En la provincia de Cádiz
junto a la orilla del mar
hay un pueblo marinero
tiene fama universal.

El Puerto, tiene alegría
El Puerto, tiene color
El Puerto, es un paraíso
que en la tierra puso Dios.

El Puerto, tiene alegría
El Puerto, tiene color
al Puerto, yo no lo olvido
lo llevo en el corazón.

Sentada estaba en la playa
tomando baños de sol
una linda porteña
que me robó el corazón.

Ay porteña de ojos negros
yo nunca te olvidaré
ay porteña de ojos negros
a esta playa volveré.

Ya mañana mi guitarra
tristemente sonará
recordando aquellas tardes
en El Puerto junto al mar

El Puerto, tiene alegría
El Puerto, tiene color

José María Amosa Muriel



16 comentarios en “POETAS

  1. Jose Joaquín Torres Amador

    Quiero ser Capitán...

    Quiero ser Capitán y poder navegar en mi barco velero...
    Poder tirar los cordajes en su trinquete...
    Lanzar velas al viento... Por proa divisar el mar...
    Que me dé la bienvenida...
    Paseo por popa y comprobar los esteros de las riberas de mi río...
    Que salgo al mar...
    Que quiero ser Capitán y poder navegar en mi barco velero...
    amarro las jarcias... Y los cabrestantes...
    por babor y estribor... Sujeta los mástiles mi barco...
    Que quiero ser Capitán y poder navegar en mi barco velero...
    Por barlovento y sotavento fijo los cabos...
    Que la mar me espera... Que la mar me recibe...
    Que quiero ser Capitán y poder navegar en mi barco velero...

    Por: Jose Joaquín Torres Amador... A 27 de Noviembre de 2.017

    Este verso está dedicado a mi primo político Miguel A. Peregrina con todo mi afecto y a todos los hombres del mar... y a los portuenses...-

    copyright - © 1009 - 2017 - LW 102

  2. Jose Joaquín Torres Amador

    Playa de La Puntilla... Camino de los enamorados... guía por el espigón que te da nombre... recodo del Castillito... frontera con La Colorá... Paseo del Aculadero... sendero del andar... y de los enamorados... cobijo de gatos... y de Uñas de León... Gaviotas volar... sobre las orillitas del mar.. estrella que iluminas en la noche... llega el amanecer... contempla La Bahía... contempla el mar... que Puerto Sherry se adueñó de tu inocencia... de la vanidad de unos y otros con el fin de llenarse los bolsillos... consiguieron romper la playa que enlazaba con Las Murallas... que ofrecían su mano a La Calita que besa a Santa Catalina ennoviada con "El Buzo",recorre tus playas que "El Cangrejo Rojo" es testigo... pero el Ancla y Las Redes confían en tí... Los Curitas... El Manantial y Fuentebravía despidiendo a la del Soldado que secuestrada quedó por la marina y su base naval... vuelven las gaviotas por poniente... que el Sol me ciega al no ver más allá... recojo mi pergamino buscando mi camino de regreso... y ver acantilados, pinos, cañaverales y mar... esa que a las playas de mi Ciudad logran besar en la orillita de sus arenas doradas... su espuma besa mis pies... regreso de nuevo para volver a mi paseo del Aculadero... que las gaviotas vuelan... los cangrejos se ven en sus rompientes de corrales de piedra, déjame soñar desde el amanecer hasta el atardecer... para dormir de noche... soñando en él... en mí Puerto de Santa María... que yo te soñaré... de noche y de día... a pies de tus orillas... oliendo a mar... y a pinar... Tierra de marineros... y de poetas... poetas del mar... que yo vuelvo a mojar mis pies en tus orillas... para terminar de nuevo en la playa de La Puntilla.-
    Por: Jose Joaquín Torres Amador.-
    a 31 de Octubre de 2.017.-

  3. Jose Joaquín Torres Amador

    "Desde La Cuesta del Toro".

    Bajando... La Cuesta del Toro...
    lo primero que diviso es mi hermosa Ciudad...
    la que fue Puerto Menesteo
    y que luego más tarde llegó ha ser Alcanatiff...
    para convertirse en La Ciudad de los Cien Palacios...
    para luego llamarse por orden de Alfonso X el Sabio:
    "Santa María del Puerto". Para terminar siendo nombrada
    la Ciudad que todos los portuenses y porteñas...
    y de la que estamos muy orgullos@s de ello...
    "El Puerto de Santa María".
    Una vez bajada la entrada de la Ciudad...
    pude divisar un hermoso lugar... que no es otro que
    "El Parque de la Victoria" .
    Hay Puerto Arrumbado... Puerto Fino...
    Que hueles a marisco y sal...,
    olor a tus riberas... y al Río Guadalete...
    Vuelan sobre tí... las gaviotas...
    Surcaba sobre tus aguas un barquito pinturero...
    navegaba el típico Vaporcito de El Puerto...
    que pena arrastra mi Ciudad... ya no lo oye...
    ya no suena su claxon...
    ya las barquitas no le acarician... en su periplo....
    los peces nadan tristes...
    Los viejos marineros de pena se mueren...
    ya no volveremos ha verlo atracar en su muelle...
    que triste El Puerto está...
    los niños antes de pisar el colegio ya lo oían...
    Todos los ciudadanos lo visitaron...
    pero también navegaron en él...
    Mi Puerto sigue triste...
    le falta su aliento... su música...
    aunque hayas muerto...
    tus paisanos... no te olvidarán jamás...
    Paseo de la Bajamar...
    monumento al trabajador...
    recorre por tu viejo muelle pesquero...
    Recuerdo de los barcos pesqueros...
    flota marinera que embellecía tu Ciudad...
    ¿Donde andarán..?¿Donde estarán..?
    Todos esos barquitos pesqueros...
    todos esos marineros...
    Mi Ciudad se muere...
    ¿Por qué..?
    Solo los políticos lo sabrán...
    Pero a lo largo de la historia...
    barcos vienen y van...
    Las gaviotas le abren paso...
    emigra el marinero de su Tierra...
    ¿Que le pasa a mí Ciudad..?
    Se muere...
    El dolor de mi corazón es que nadie
    hace nada por Él...
    Pero desde el Cielo...
    Rafáel y José...
    amigos son...
    navegando en su Vapor...
    con unas estrofas...
    la lírica y la poesía vaga en mí...
    Continúo en mi peregrinar...
    llego al muelle de las barquitas...
    al Club Náutico portuense...
    pero paseando hacia adelante pude
    comprobar el bonito paseo de Jose Luis Tejada...
    para terminar en el paseo de la Playa de la Puntilla...
    Desde ahí diviso el mar...
    la mar de Don Rafáel...
    la Bahía en la que navegó José...
    "Pepe El Del Vapor".
    Solo me gustaría... que al volver ha bajar...
    desde La Cuesta del Toro...
    ¡vea a mi Ciudad despierta y viva...!
    Que mi Ciudad por si algunos/as no lo saben...
    es El Puerto De Santa María.-

    copyright - © 1009 - 2009 - LW45 - ?.?.?.?.

    .-

  4. Jose J. Torres

    A Mí Andalucía...
    .-

    Verde y blanca es mí Andalucía...
    Por Huelva empieza mi recorrer...
    Por tierras y mares de esteros...
    Pues en ella mi madre me mecía...
    Es la Tierra de los marineros...
    Por donde sale y logra esconder...
    El encantador Sol de nuestra Andalucía...
    Mí Sevilla es una auténtica maravilla...
    Flor de Azahar y olor a Romero...
    Guadalquivir riega sus pueblos...
    Son su gente la que me encandila...
    Feria y fiestas de bandera...
    Déjame soñar con tu cielo azul...
    Me adentro en mí Tacita de Plata...
    La Cádiz de mis amores brujos...
    Las Salinas de Levante y Poniente...
    La de los pueblos blancos y serranía...
    Verde por las algas de sus mares...
    Déjame soñar en tí... mí barquito velero...
    Que me lleva a mí Málaga preciosa...
    Bella y hermosa como ninguna...
    Sierra y valles... lagos y ríos...
    Sendero de tus encantos turísticos...
    Ronda con mí Granada... la musulmana...
    La Califa de las Catedrales...
    Gitana en su hermoso Albaicín...
    Blanca nieve en tu Sierra Nevada...
    Campos de Río Frío con verde musgo...
    Ronda con Jaen la aceitunera...
    Historia, cultura, ocio y monumentos...
    Sierra Morena es su vigía...
    Pueblos de Bandera en su corazón...
    Adentrarte en Alcazabas y torreones...
    Que mí Almería de ensueño nos visita...
    Su espuma blanca termina en mis pies...
    para regodearme de sus viveros verdes...
    con tus bonitos 102 pueblos blancos...
    Para terminar en la Córdoba morena...
    La Córdoba musulmana y de Mezquita...
    Capital de la Provincia Andaluza Homónima...
    Primera Ciudad en recibir dicho nombre...
    Verde y blanco los colores de su equipo...
    Termino en mí Andalucía de Cantares...
    De pueblos blancos y verdes campiñas...
    Nací en la tierra de Poetas y escritores...
    La tierra de los marineros y hombres del campo...
    Andalucía es mi corazón brotando por mis venas...
    La tierra de mis amores... y mis añoranzas...
    Pero es la tierra que llevo en mis venas...
    Andalucía marinera... campiña y serrana...
    Por tí escribo... por tí canto... por tí me muero...
    .-
    ----------------------------------------------
    .-
    Por: Jose J. Torres Amador... 28/02/2.016.-
    .-

  5. Jose Joaquin Torres

    Tarde gris sobre mí Ciudad...
    Gotas de lluvia sobre mí tierra...
    Que empapa tus casas blancas...
    Un río de ilusiones que te visita...
    Para sorprenderme en tus playas...
    Con los pinos de testigos de vigía...
    Las gaviotas vuelan en su emigrar...
    Sobre las aguas plateadas del Sur...
    Que pone color en sus atardeceres...
    Las barquitas por mí Ciudad se pasean...
    Alzando en sus mástiles sus velas...
    Ondeando con las brisas marineras...
    Déjame entrar en tú Ciudad...
    Guíame faro de Puerto Sherry...
    Para poder navegar sobre tú río...
    Para adentrarme sobre tus muelles...
    Que a pesar del mal tiempo...
    Y de sus aguaceros en tus riberas...
    He de desembarcar sobre tus pantalanes...
    Para subir sigilosamente sobre tus peldaños...
    Para traerte el fruto de tus aguas ribereñas...
    Que marinero soy de tus casitas blancas...
    Que yo soy de El Puerto de Santa María...

    Por: Jose Joaquin Torres.-

  6. Jose J. Torres

    Se me olvidó ponerle el título...

    El verso libre le podremos llamar...

    ( Inspiración Portuense ) .-

    Gracias... Saludos...

    Jose Joaquín Torres .-

  7. Jose J. Torres

    Blancos esteros que brillan como su Luna...
    Senderos sobre sus campos y pinares...
    Sierra que estás de vigía sobre la Bahía...
    Cepas que cobijan los racimos de mi uva...
    Lagar que fermenta mis vinos en toneles...
    Blanca espuma sobre las orillas de tus playas...
    Recuerdos vagos de tu ayer sobre tu Ciudad...
    Sobre tus retamales me cobijaba de tu Sol...
    Barrio Alto que divisa tus riberas en el Guadalete...
    Ribera del Río con sabor y olor a mar...
    Faluchos y Goletas navegan sobre tus aguas...
    Pinares de testigo que te dan sombra...
    Playas de arenas rubias que acarician mis pies...
    Gaviotas que vienen y van sobre tu Ciudad...
    Dejadme soñar con mi Puerto de Santa María...
    Que soplen vientos y brisas marineras...
    Que es la Ciudad que me vio nacer y crecer...
    No hay nada más bello y hermoso...
    Eres la tierra de mis sueños y de mis alegrías..
    Piso tu suelo que me hace temblar...
    Marinera por tus costados sobre tus riberas...
    Por mi Ciudad me siento portuense...

    Por: Jose J. Torres

  8. Jose Joaquín Torres

    POESÍA AL RIO “GUADALETE”

    LLORA, SIERRA GADITANA... PARA QUE MIS LÁGRIMAS BROTEN TIERRA ABAJO, CON SU RUGIR Y BRAVURA...
    RIEGA MIS PUEBLOS BLANCOS, Y HAZ SONAR DE LINDA MÚSICA AL VERTE PASAR...
    PARA QUE SE TORNE EN ENCANTO MÍ CAMPIÑA JEREZANA, QUE REVOLOTEA SUS ALAS AL VIENTO CON SU ESTRIDENTE CAMINAR...
    PARA PROLOGAR, VALLE ABAJO, Y REGAR MIS VERDES RIVERAS Y PRADERAS...
    PARA QUE AMANSE TODA SU AGUA, AL SER FRENADAS POR LAS TURBULENTAS CORRIENTES DEL MAR... QUE SALEN A DARLE LA BIENVENIDA...
    A UNOS DE LOS RIOS MÁS BONITOS DEL MUNDO...
    RIO CON FIEREZA…
    RIO DE ENCANTO…
    RIO DE HISTORIA, POR SU BATALLA FAMOSA…
    RIO QUE ME ENAMORA…
    VAS A ENFRENTARTE A TU MUERTE SEGURA... AL ENTRAR EN TU DESEMBOCADURA, EN EL PUERTO DE SANTA MARÍA...
    DONDE LOS BARCOS TOCAN LA SIRENA AL VERTE PASAR...
    LAS OLAS PLATEADAS DE LA BAHÍA TE VIENEN A BESAR...
    ERES TU MI RIO…
    PORQUE MI RIO ES...
    EL "GUADALETE".-

  9. juan alvarez varela

    gracias por citar entre los poetas del puerto a mi tio juan ignacio vareña gilabert, hermano de mi madre y portuense como yo, con el vivi grandes experiencias, tanto en lo profesional como en lo literario.
    para vuestra información mi madre es la hermana pequeña de la familia.

  10. salvador, el poeta del pueblo

    Lo que sufre una mujer
    Cuando el Mario se va
    Ella cuidando a los niños
    Y sin saber donde está.
    Pa toito prepará.
    =============

    En la tierra que no es buena
    Se tira el grano y se pierde.
    Lo besos que yo te di
    Se los llevó la corriente;
    Y o así no puedo vivir

  11. salvador, el poeta del pueblo

    Este fandango le canto
    A Cai, Huelva y Sevilla
    A Córdoba y a Graná
    A Almería y a Jaén
    Y a Málaga, ¡casi na!

    ==============

    El viento sopla y se lleva
    To lo que le sale al paso.
    Tanto te quiero morena,
    Que en mi corazón te llevo.
    Yo la calle no te saco.

  12. Eloy Fernández Lobo

    Mis más expresivas y públicas gracias a José Mª Morillo por su atrevimiento al poner, y por lo tanto calificar como poesía "mi lección gramatical", mis ejemplos de los distintos usos y las formas en que deben construirse, expresarse y escribirse las alusiones a nuestro Puerto, ha sido un regalo inesperado que, miedo me da, pudiera trastocarse en demanda; yo no tengo nada de poeta, si porque rime merece esa calificación, sea; pero a pesar del halago que supone el gesto de mi amigo Morillo, mucho más me gustaría que calara, en los posibles lectores, la enseñanza que conlleva. Un abrazo a todos, os lo merecéis Gente del Puerto.

  13. Juan Muñoz Serrano

    A JUAN POR QUE NUNCA OLVIDE QUE CASUALIDAD NO EXISTE SÓLO LA CAUSALIDAD. PRIMAVERA DE 2001

    NI MUCHO MENOS SEÑOR JESÚS MARIA NUNCA PODRE OLVIDAR LO QUE USTED HIZO POR NOSOTROS.ME PODRAN ROBAR MUCHAS VECES EN LA VIDA, PERO ENCONTRAR A UN HOMBRE QUE ME ABRIERA SU CASA Y TE PRESENTE A SU FAMILIA Y SIN PEDIR NADA A CAMBIO. ESO SOLO PASA UNA VEZ EN LA VIDA.
    ESTARE AGRADECIDO A USTED Y A SU FAMILIA SIEMPRE Y CUANDO ME ACUERDO DEL PUERTO DE SANTA MARÍA, DESPUÉS DE 8 AÑOS Y CON ESTE LIBRO, QUE EN LA MANO TENGO, SOLO PUEDO DECIR QUE HAY UN GADITANO, CON UN CORAZÓN MUY GRANDE. JESÚS MARÍA QUE VIVE EN EL PUERTO DE SANTA,ME DISTE UNA LECCIÓN MUY VALIOSA. NO SABIA QUE PUDIERA HABER UNA
    PERSONA CON TANTA BONDAT. GRACIAS Y DESEARÍA PODER FELICITARLE EL AÑO PERSONALMENTE . YA QUE PERDI HACE VARIOS AÑOS SU TELEFONO
    JUAN MUÑOZ SERRANO 645550227 (BARCELONA) LLIÇA DE VALL

  14. Jesús María Serrano

    POEMA DEL CARACOL

    Yo sé que hay en el cielo
    una pluma suave
    que dibuja incansable ríos y montañas
    barriendo nubes negras los días soleados
    yo he visto a una serpiente inmensa enroscarse
    en un río pa sin pagar billete bajar hasta la playa
    yrío le mostraba incansable su talonario negro
    separaba en los rápidos
    cabiaba la corriente
    se agarraba a los cañaverales
    intentando denodadamente el llegar con retraso

    Yo
    desde mi ventana hablo con los marcianos
    y como mi balcón es grande
    les he dicho que pueden usarlo como pista
    sin necesidad alguna de pagar el peaje
    yo tengo en la nevera un caracol gigante vivo
    con más de cinco metros
    un caracol que fuma y que hace crucigramas
    se alimenta de libros sin palabras
    y de luces negras los domingos
    no se saca nunca de paseo
    porque le da cierto miedo los barrenderos municipales
    en casa no usamos sábanas en la cama
    dormimos desnudos
    sólo nos tapamos con una tela de araña invisible
    regalo de un amigo nuestro ciego de Brooklyn
    y este mismo amigo también nos está fabricando
    unas bicicletitas desmontables
    para andar por el fondo de los lagos en invierno
    yo tengo una vecina a la que disgusta
    todas las maravillas que tenemos en casa
    un día sí y otro no nos está denunciando por brujería
    y los guardias civiles con un papel escrito me registran la casa
    menos mas que el caracol gigante me avisa de antemano
    y lo escondo en la lámpara vieja regalo de mi abuela
    la tela de araña la pongo entre los libros especiales sin palabras
    cubriendo la pista de aterrizaje de los marcianos
    yo mismo tengo ahora dieciocho manos y cinco piernas
    Las puertas de mi piso son de trescientos metros las bajitas
    con lucecitas rojas en las puntas pa que no me las partan los aviones

    TRADUCCIÓN AL CHECO

    Hlemýž?
    Já vím že je tam na nebi
    Hebké pírko
    Které kreslí neúnavn? ?eky a hory
    Odmetá ?erné mraky dny samoty
    Vid?l jsem ohromného hada svíjejícího se
    V ?ece který se dostal – aniž by platil vstupné - až k pláži
    A ?eka mu p?edvád?la neúnavn? svou smrtelnou temnotu
    Zadržoval se ve vírech
    M?nil sm?r
    Zachytával se rákosí
    V neohroženém úsílí dorazit se zpožd?ním


    Ze svého okna mluvím s mar?any
    A protože mám velký balkón
    ?ekl jsem jim že ho mohou používat jako p?istávácí plochu
    Aniž by museli platit jakékoli poplatky
    V ledni?ce mám jednoho obrovského živého hlemýžd?
    Má p?es p?t metr?
    Hlemýž? který kou?í a luští k?ížovky
    Živí se knihami beze slov
    A ?ernými sv?tly o ned?lích
    Nikdy nevyráží na procházky
    Protože obecní zameta?i chodník? mu nahání jistý strach
    Doma nemáme v posteli p?ikrývky
    Spíme nazí
    Jen se p?ikrýváme pavu?inou neviditelného pavouka
    Dárek od našeho slepého kamaráda z Brooklynu
    A tenhle kamarád nám také vyrábí
    Mali?ká skládací kola
    Abychom se mohli projížd?t na dn? jezer v zim?
    Mám jednu sousedku kterou odpuzují
    Všechny ty zázraky které máme doma
    ?as od ?asu nás obvi?uje z ?arod?jnictví.
    A policejní jednotky mi – s potvrzením v ruce – prohlížejí d?m
    Ješt? št?stí že mi obrovitý hlemýž? dává v?d?t p?edem
    A já ho ukrývám ve staré lamp? dárku od babi?ky
    Pavu?inu ukládám mezi zvláštní knihy co nemají slova
    Zakrývám p?istávácí plochu mar?an?
    Já sám mám zrovna osmnáct rukou a p?t nohou
    Dve?e mého bytu – ty úpln? nejmenší - mají t?i sta metr?
    A ?ervená sv?télka na každém rohu aby mi je nerozt?íštila letadadla.

    De la antología "Nic nás nemohlo zastavit" (NADA NOS DETENÍA -13 POEMAS de Jesús María Serrano) Edición bilingüe.

    (c) LAPSUS LINGUAE PRODUCTIONS
    Factoría Arte Praga
    Praha, Cesk Republik

  15. Amparo

    El poema de Natalia Carbajosa es muy representativo en el sentir de los nuevos inquilinos que se han ido anclando en el El Puerto de Santa María y se han dejado envolver por su brisa.

    La "voz" femenina de Natalia -entre tantas masculinas- y su referencia a Ovidio es una delicia. Gracias.

    Abrazos

    Amparo

  16. Benito

    Me contaron el otro día que Aquilino Duque, cuando viene a los toros con los amigos, presume y con razón, del azulejo que hay en la puerta de la plaza. Hay un error, en el azulejo pone que el poema es de 1958 (tomado erróneamente del libro de Martínez Alfonso, El Puerto y la Literatura, que lo sitúa en esa fecha), cuando debiera de poner 1951. El autor lo mandó a La Voz del Sur de Cádiz por medio de Fernando Quiñones.

Deja un comentario