49. LUICHI Y JUAN. De toda la vida.

Luichi & Juan.
Luichi & Juan

Luichi y Juan son dos portuenses de toda la vida. Gente con sentido del humor, hedonistas, pero que se las han visto y deseado en otros tiempos para ser... como ellos son. Nunca han estado en el armario porque no tenían armario donde esconderse.

Luichi and Juan have always lived in El Puerto. They have a sense of humour, they’re hedonistic, but in the past they’ve had to hide…what they are. They’ve never been in the closet because they don’t have a closet to hide in.

Parguelas que no lo disimulan, dicho sea con el máximo respeto; decirles otra cosa sería ofenderles o dar un rodeo de forma innecesaria buscando lo políticamente correcto. A fin de cuentas son gente del pueblo, con esa  inteligencia natural que da la calle; a los que ves y te ven venir.
Luichi ha estado desenvolviéndose por el mundo de la hostelería: pinche de cocina en el desaparecido Club Mediterranee, o en el Náutico. Rociero desde siempre. Tiene la desvergüenza respetuosa en esa sonrisa del que sabe. Del que ha vivido lo suyo.
Su compañero, en la fotografía, es Juan el Zapatero. De siempre le hemos visto con muletas. Hoy los tiempos cambian y un cómodo -y acorde con los tiempos- carro eléctrico le sirve para desplazarse: a él y a su pelucón. La tienda de reparaciones de calzado artesana  estuvo en la calle Federico Rubio al final, junto al desaparecido Bar La Lucha, oliendo el río. Hoy es frecuente verlos por el mercado -la foto está tomada en la esquina de La Placilla con la calle Luna- o paseando por las céntricas calles de El Puerto. Son portuenses de toda la vida.

4 comentarios en “49. LUICHI Y JUAN. De toda la vida.

  1. juan

    Creo que la calle donde tenía el tallr de zapateria Juan s la calle Domingo Veneroni y no Federio Rubio como se indica en el artículo.

  2. domingo

    Me acuerdo de la letra de una sevillana de otro parguela, creo que desaparecido:

    Cuando paso por El Puerto
    lo primero que se ve
    al mari.con de Perico
    con su nueva Mobilé

    En esto de la Comunidad Pargueloide (o Gay como se diría ahora, aunque aquí también le decimos, en su versión anglófona "Chais") El Puerto ha dado muy buenos representantes en clase de reinona: Ojito, el ya mentado Perico y uno que era cocinero del Faro, de cuyo nombre (como en el Quijote) no puedo acordarme.

Deja un comentario