7

lolaojedayblanco_puertosantamariaLola Ojeda y Blanco nace en Cádiz en el Barrio de la Viña, de madre gaditana y padre portuense, el 23 de junio de 1943. Su familia se traslada a El Puerto cuando ella cuenta con cinco años de edad y se fueron a vivir a la Plaza del Castillo. Estudió en el colegio de al lado, casi al lado, en las Esclavas del Sagrado Corazón.

El año que nace Lola lo hacen también el escritor Jesús Torbado, el ex jugador y entrenador de fútbol inglés Terry Venables, la cantautora estadounidense Janis Joplin, el cantante y actor niño prodigio Joselito, el músico cubano Pablo Milanés, el beatle George Harrison, el político comunista Felipe Alcaraz, el ajedrecista islandés Bobby Fisher, el actor y guionista Jaime Chávarri, el cantante Raphael, el periodista y escritor Antonio Burgos, el político Narcís Serra, el cantautor estadounidense Barry Manilow, la italiana Rafaella Carrá, el cantante británico Mick Jagger, el español Julio Iglesias, la actriz francesa Catherine Deneuve, las españolas Charo López y Elisa Ramírez, la cantante venezolana Soledad Bravo y el cantautor Joan Manuel Serrat.

doloresojedablanco_esclavas2_puertosantamaria

La foto está tomada durante una fiesta de antiguas alumnas; la instantánea se hizo para una revista que se distribuía entre todos los colegios de España. De izquierda a derecha, Consuelo Díaz, Milagros Gutiérrez Perea, Charito Delgado y Lolita Ojeda.

Una enfermedad del padre hace que abandone los estudios en el curso de 1958/59. En el colegio de las Esclavas le ofrecieron a sus padres seguir estudiando con una beca en un internado dirigido por las Esclavas, o un trabajo.

doloresojedablanco_esclavas

En el Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón, en la entrega del Título de Estudios Primarios, de izquierda a derecha,  Carmen Botella, Pilar Diaz Fallos, Milagros Gutierrez Perea, Luisa Tarrio, Abajo: Luisa Bravo Cala, Lolita Ojeda Blanco.

Y eligieron por ella, un trabajo: en Bodegas Terry, mediante acuerdo concertado entre el centro y la bodega, peo que habría de empezar al curso siguiente. Como no pudo esperar, escogieron la Papelera Portuense, mediante acuerdo entre sus padres y Manuel Muñoz, propietario del establecimiento decano en servir diferente prensa en El Puerto, donde eran incluso, corresponsales de Diario de Cádiz o el ABC de Sevilla. Eran otros tiempos.

lolaojedablanco_bodegon_puertosantamaria

Bodegón que pintó en la Academia de Bellas Artes 'Santa Cecilia', durante el Curso 1959/60. "Tenía edad, para trabajar. Pero no me dejaban ir a Bellas Artes. Entonces, mi padre se puso de mi lado, y conseguí mis deseos. Fui a la Academia".

Lola recuerda con afecto a Manuel Muñoz y a su esposa, que la acogieron como a un miembro de la familia. Y ya con 18 años fue dada de alta en la Seguridad Social. Allí aprendería un oficio, conocería a muchas personas y al que sería su marido: otro porteño, Paco Alcántara Barba.

futbol_vipa_puertosantamaria

Equipo del Instituto Laboral, en el campo del Racing, frente a la Fábrica de Botellas VIPA. Fila superior, de izquierda a derecha: Pepín Nogués, Miguel Paradela, Eduardo Clemente, Paco Alcántara, dos desconocidos y Yoyo Gilabert. Fila agachados: Manuel Balabonzo, Emilio Domínguez, Antonio González, Manolo Campos y el hijo del Miji (su padre era el conductor del coche fúnebre).

lolaojedablanco_amigas_puertosantamariaResulta que Paco hizo el bachillerato en el Instituto Laboral --hoy de Santo Domingo-- y, en el año de 1960 se fue a Valladolid a estudiar al Colegio del Salvador. Al finalizar aquellos estudios, se casaron en el año 1966 y se trasladaron a Valladolid donde felizmente vive con su familia. Todos los años regresan a El Puerto, como dice Lola, «a llenar las pilas de sal, de playa, de vino, de cervecita, de pescaíto, ...» no solo en verano, sino que también durante algunas Ferias y Navidades, y gracias a las vacaciones «mis hijos son tan portuenses y andaluces como nosotros». (En la imagen, Mariluz y Lolichi --como le dicen en El Puerto a nuestra protagonista--, en la Plaza del Ave María, delante del Colegio San Luis Gonzaga. Año 1965).

Lola es simpática, alegre, tranquila y, como decía su abuela, «no se calla ni debajo del agua. Confiesa que no le gusta el cine, pero si el flamenco y los cantautores de los 60 a los 80. Los deportes, verlos, gimnasia rítmica y baloncesto. Y no oculta su gusto por la vida, el vino, el campo. Los paseos por la playa y viajar. Se considera agnóstica y de izquierdas.

lolaojedablanco_amigos_puertosantamaria

Maria Sanchez de Gomar, Manolo Alcántara Barba, Paco Sanchez de Gomar, Poli Zamacola, Lolichi Ojeda Blanco, sui hermana María y Paco Alcántara Barba. Una forma de diversión distinta a la de ahora. Un día de campo en el Coto de Valdelagrana, entre amigos, el 18 de abril de 1965.

lola_ojedablanco_amigos_puertosantamaria

Un grupo de porteños, de la pandilla de Lola y Paco, de izquierda a derecha: Ignacio Perez Blanquer, desconocido, Manolo Alcántara Barba, Manolin Sanchez Romate, Poli Zamacola, Juán Alcántara Barba. En la Plaza de Isaac Peral, en 1965.

«Solíamos salir en grupo, en la vacaciones de verano, o fiestas . Sobre todo, porque unos, estudiaban, y otros, yo por ejemplo, ya trabajaba en la Papelera Portuense. Paco Alcántara, mi novio, estudiaba en Valladolid, aunque en el tiempo de la foto, 1965, ya trabajaba. Manolo, mi cuñado, estudiaba en Campano, no recuerdo donde estudiaban los demás. Salíamos en pandilla, nos recorríamos el Parque, en verano y la calle Luna y Larga en invierno. Sobre todo, lo pasábamos, en grande. Recuerdo esos días, con mucha alegría y añoranza. Ahora, Paco, yo y mis cuñados Manolo y Juan vivimos en Valladolid».

lolaojedayblanco_yesposo_puertosantamaria

En una imagen actual, con su marido, en Valladolid.