2.916. Alberto Barea. De la música antigua.

alberto barea-psm

Aunque malagueño por nacimiento, Alberto Barea (Ronda, 1973) pasó su infancia en El Puerto de Santa María, donde a los siete años decidió que quería estudiar música. Su formación empezó como corista en una escolanía en la que básicamente cantaba polifonía del Renacimiento, lo que terminaría por acercarlo a la tradición inglesa de la música antigua. En 'La Dama Eterna', el dúo Riches d'Amour, que forman Alberto Barea y su esposa Carmen Hidalgo, reúne piezas del siglo XII al XIV que tienen como objeto la exaltación de la figura femenina que anoche presentaron en la Academia Santa Cecilia, donde se inició nuestro protagonista a la música.

"En mi forma de cantar siempre he buscado la claridad de los cantantes ingleses, la limpieza de la melodía. Odio el vibrato. Fueron ingleses los que me curtieron en la música. Ellos me enseñaron que los instrumentos siempre se han creado para imitar a la voz. Cuando escucho a los mejores instrumentistas que tratan de tocar de forma histórica aprecio que usan siempre esa base no vibrada, tratan de tocar de la forma más pura posible. He ido imitando ese tipo de sonido, la linealidad es importante, porque la melodía sin variaciones es lo fundamental. Luego se pueden añadir algunos adornos puntuales, pero apoyados en lo que dejó anotado el autor, haciendo sus mismos giros".
alberto-barea-y-esposa-psm

Establecido en Sevilla, Barea se ha hecho habitual de los conjuntos de música medieval de la ciudad, hasta que en 2012 creó, junto a su esposa, Carmen Hidalgo, el suyo propio, Riches d'Amour. "Empezamos haciendo un programa de música del siglo XV como cuarteto, con el percusionista Álvaro Garrido y el violagambista Manuel Márquez. Por las necesidades de los programas, vimos que en dúo podíamos abordar también otros temas". Cuando se le recuerda que los programas en dúo son más fáciles de vender, replica: "Somos profesores. No lo necesitamos. Lo que nos gusta realmente es tocar y no vivir de tocar. El hecho de abordar partituras a dúo, pero con su polifonía a tres voces bien diseñada, es poco habitual. Por eso decidimos hacer mucha música con esa formación. Y como compartimos casa, el avance en el estudio del repertorio es mucho más rápido".

Pese al interés prioritario por la música del siglo XV, "el más complejo de toda la Edad Media, el más rico también, pues lanza no sólo al Renacimiento, sino también al Barroco", el debut discográfico de Riches d'Amour consiste en un trabajo dedicado a música de los siglos XII y XIII (trovadores, cantigas de Santa María, piezas del Carmina Burana y del códice de las Huelgas). "Es un proyecto que surge a raíz de la invitación de Delta de Maya, una asociación que tiene casi cien miembros repartidos por distintos puntos de Francia, España e Italia, y que se dedica a la investigación en la busca de los orígenes de Europa. Cuando uno de sus miembros abordó el siglo XII, reparó en la importancia de la figura del trovador y, desde ese punto de partida, nos propusieron preparar un programa para un concierto, que se celebró en Villamanrique de la Condesa, a partir de música de trovadores que hubieran vivido en zonas donde residen miembros de la asociación. El concierto les gustó tanto que nos pidieron que lo grabáramos".

la-dama-eterna-psm

El programa del CD, que cuenta con una sugerente portada del pintor Alberto Donaire, presidente de Delta de Maya, orienta el repertorio hacia la figura que le da título, la Dama Eterna, "que es la persona a la que canta el trovador, cuya identidad se mantiene oculta. Algunos han visto una conexión con la figura de la Virgen María, lo que se apoya también en las cantigas de Alfonso X, que se llamaba a sí mismo trovador. En Francia tienen todo eso muy arraigado. Fuimos a presentar el disco allí y nos quedamos muy sorprendidos de todo lo que sabían en torno a esta figura un tanto enigmática de la Dama Eterna".

En el disco, grabado en el propio estudio que Barea tiene en su casa del centro de Sevilla, Riches d'Amour se presenta como dúo vocal e instrumental. "Para los instrumentos, partimos siempre de la iconografía de la época. Son reconstrucciones estrictas. Por ejemplo, la zanfoña es la que aparece en el manuscrito iluminado de las Cantigas de Alfonso X, el organetto es posterior, del siglo XIV, es el que en el Codex Squarcialupi se asocia a la figura de Landini, mientras que la viola es del siglo XII, está sacada de un libro alemán en el que aparece el rey David con ese instrumento. Lo reconstruyó Marcos Salerno para este programa. Es la segunda o tercera copia que hay de él en el mundo". Presentado ya en Madrid y en Francia, ayer 30 de agosto el programa del CD se ofreció en el Patio de la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia, "justo donde empecé a estudiar música de niño".

Riches-dAmour-puertosantamaria

Miembro de Artefactum y colaborador de Axabeba y de la Capella de Ministrers de Carles Magraner, Alberto Barea piensa que "no son incompatibles las visiones que de la música medieval ofrece cada grupo". "Con Riches d'Amour -explica- busco el refinamiento, mientras que en Artefactum todo es más goliardesco. Son proyectos por completo distintos, pero me siento igual de a gusto en los dos. Seguramente yo estoy más cercano de lo que hago con mi dúo, porque mis estudios me llevan a basar la interpretación en los manuscritos puros y duros. En cuestión de adornos, procuro no hacer nada que no tenga que ver con el autor al que tocamos. Siento que puedo aportar esta forma de improvisar usando los mismos giros melódicos de la fuente primaria. Pero la riqueza de puntos de vista en la interpretación está muy bien. Si no, sería muy aburrido".

Entre sus próximos proyectos, Riches d'Amour prepara una colaboración con el dúo Dolce Rima, formado por la cantante Julieta Viñas y la guitarrista y vihuelista Paula Brieba del Rincón, con el que grabarán música del Cancionero de Medinaceli. "En ese programa incluiremos un virginal que ha hecho para mí Rafael Marijuán, y que es reproducción exacta del que perteneció a Isabel I y se conserva en el Victoria and Albert Museum de Londres. Además del virginal y las guitarras renacentistas de Paula Brieba, usaremos también copia de una viola da gamba que se conserva en un museo de París. Haremos piezas a tres voces, algunas con voces solas y otras acompañadas".

barea-y-esposa-puertosantamaria

Además, el grupo se acercará pronto a su repertorio predilecto, el del siglo XV, con un programa aún por cerrar ("trabajamos en torno a una veintena de obras de toda Europa") al que se incorporará el gambista Manuel Márquez. "No vivimos de tocar. Y eso nos permite preparar nuestros proyectos con el concepto que nos parece más idóneo para cada caso. Pero esto no es lo normal ahora. Los grupos están perdiendo su identidad y sonido como grupo por culpa de los programadores y de los cachés. Planteas un trabajo determinado y los programadores te piden reducir plantilla para que se ajuste a lo que pueden pagar. La mayoría no puede negarse, de modo que terminan trabajando como auténticos mercenarios, y por el camino pierden su identidad. No es nuestro caso. Podemos permitirnos el lujo de decir No". Esa palabra mágica. /Texto: Pablo J. Vayón.

Deja un comentario