3.740. Antonio Micó Pastor. El coronel cumple 100 años

Antonio Micó Pastor, --un siglo de pasión por la equitación y la fotografía-- ha visto alterada la tranquilidad y la rutina de la residencia de ancianos La Torre. La celebración se notaba en el ambiente. Y no era para menos. Antonio Micó, antiguo coronel de caballería, profesor y actual residente del centro, cumplía el pasado 28 de agosto 100 años. | Foto: Hermandad Antiguos Legionarios de Cádiz.

Indudablemente, Antonio es historia viva. Natural de Játiva (Valencia), nació en 1918 y, tanto sus seis hijos como él mismo, pierden la cuenta de todos los acontecimientos históricos que ha vivido: casi dos Guerras Mundiales y una Guerra Civil (donde con tan sólo 17 años fue llamado a filas). Ha conocido el régimen Franquista y ha vivido la Transición hacia una Democracia. 

Tras muchos años destinados en el Sáhara, vio como la Marcha Verde desencadenaba la salida de España del territorio africano y sorprendentemente, poco a poco, ha aprendido a desenvolverse en un mundo que estuvo dividido por un Muro y que ahora se encuentra totalmente globalizado. 

| Antonio Micó y su mujer Carmen junto a sus hijos y nietos en los jardines de la residencia La Torre | Foto: L.M.Coloma.

"Él se sienta en una punta del sofá y yo en otra. Entre los dos ponemos el mando de la tele y los móviles", explica su esposa Carmen, con la que lleva 45 años.

Y es que Antonio se ha adaptado perfectamente a los tiempos: utiliza Whatsapp a diario para comunicarse con su familia, maneja perfectamente el ordenador (PowerPoint, PhotoShop, Microsoft Word y Microsoft Excel son los programas que más usa), e incluso tiene perfil de Facebook. 

"Hoy mismo lo he felicitado por las redes sociales y él me ha contestado", relataba su nieta Carmen Micó Yusti. "No es para nada el típico abuelo apagado. Está al día de todo. Tiene una cabeza envidiable", aseguraba también su hijo Jesús Micó, fotógrafo y artista de profesión que ha heredado de su padre la pasión por las fotos.

| Los coroneles, antiguos legionarios, Venegas, Cortés y Caravaca, acompañando al cumpleañeros Coronel Micó, en la residencia de la Torre, el día de su 100º cumpleaños.  | Foto: Hermandad Antiguos Legionarios de Cádiz.

Según cuenta su familia Antonio fue un adelantado de su época y, desde muy pronto, mostró un gran interés por la fotografía y el cine. Tanto es así que durante los primeros años que estuvo destinado en el Sáhara (entre la década de los cuarenta y los cincuenta), el por aquel entonces capitán, realizaba fotografías que él mismo revelaba en un lugar donde el agua corriente, que llegaba en barco desde la Península, estaba limitada a cinco litros por persona a la semana. El resultado son dos archivos fotográficos, recopilados y digitalizados por el propio Antonio, donde se recogen tanto la historia militar española de aquellos años en el desierto, como su propia historia familiar.

| Antonio Micó con Mila Alarcón durante la celebración de la entrevista | Foto: L.M.Coloma.

La otra gran pasión del coronel son los caballos. Su puesto como profesor en la Unidad de Transformación de Sargentos de Caballería en Alcalá de Henares (Madrid), su trabajo como delegado de cría caballar de Cádiz y Málaga o el destino a la Yeguada Militar de Jerez de la Frontera avalan esta trayectoria. A día de hoy, como es normal, es arriesgado que continúe montando pero, a pesar de ello, Antonio ha conseguido darse alguna que otra vueltilla sobre lomos de un caballo. Quizás un siglo no haya sido bastante y aún le queden fuerzas y energías para otro siglo más. | Texto: Mila Alarcón. 

Deja un comentario