Saltar al contenido

3.891. El Instituto Colombino portuense

En 1930 y durante un año, funcionó en El Puerto de Santa María una institución auspiciada por el Ayuntamiento con el objeto de investigar y divulgar nuestras vinculaciones con el descubrimiento de América. Fue sede del Instituto Colombino entre los años 1930 y 1931. De efímera existencia fue creado al rebufo de la exposición iberoamericana celebrada en Sevilla un año antes. Nació con cierta controversia y forzado por los vientos políticos que corrían en la España de la época, quizá desvió su auténtico objetivo. La dictadura de Primo de Rivera consideró de suma importancia reforzar las relaciones con Hispanoamérica tras la pacificación de Marruecos.

Apenas conocido, por la escasa contribución del mismo al motivo de su creación y a la utilización política de sus fines, hemos creído oportuno divulgar la existencia de esta institución portuense. De entre la importante aportación del investigador e historiador Manuel Toribio García hemos rescatado las notas de este artículo ordenado en el tiempo.

Con sede en la sacristía del ex convento de Santo Domingo, tuvo un carácter pionero como centro de estudios americanistas, siendo de suma importancia como veremos la labor investigadora que venían desarrollando en El Puerto los insignes historiadores Hipólito Sancho y Rafael Barris, (léase sus divergencias según hemos publicado recientemente) quien fuera el secretario de la institución.

Pudiera decirse con cierta razón que la publicación de la obra de ambos 'El Puerto de Santa María en el Descubrimiento de América', editada en Cádiz por la Real Academia Hispanoamericana de Ciencias, Letras y Artes de Cádiz sirvió de acicate para despertar la conciencia portuense en cuanto a la importancia que tuvo nuestra ciudad en las relaciones con Cristóbal Colón, Juan de la Cosa, Charles de Valera con la empresa americana. El libro pretende poner sobre el tapete el injusto olvido en el que había caído el papel de El Puerto y su señor el Duque de Medinaceli con el descubrimiento de América.

| Proyecto de la fachada Principal del Pabellón Osborne. (Archivo Municipal de Sevilla), e imagen de la misma | Colección Juan José Cabrero.

Como dijimos, la exposición iberoamericana tuvo mucho que ver en la creación del Instituto. Nuestro municipio estuvo presente en el Pabellón de Cádiz, y el futuro director de la institución, el alcalde Ruiz Golluri pronunció en el mismo una conferencia sobre El Puerto y el descubrimiento, así como con la empresa Osborne.

3.221. El Puerto en la Exposición Universal de Sevilla de 1928. Pabellón de Osborne, Conservas Sur y la Cruz del Campo

Todos los condicionantes se daban pues para la fundación del ansiado Instituto, y así el día 28 de julio de 1.930 quedaba inaugurado. Sus objetivos eran 'estudiar la historia y difundir el conocimiento de las poblaciones que contribuyeron al descubrimiento, exploraciones y colonización del Nuevo Mundo, desarrollar perseverante y enérgica labor para que rememore los hechos que la convirtieron en custodia de aquella epopeya que realizó el genio y el brazo hispano, celebrando con la mayor frecuencia actos públicos y solemnes en las poblaciones colombinas, organizando concurso literarios, certámenes, cursos de conferencias y cuantos medios se crean convenientes para el objeto de su creación. Como vemos un ambicioso proyecto que quedó sólo en eso.

| La plaza de Colón

En su efímera existencia el Instituto Colombino portuense llevó a cabo diferentes actuaciones. Algunas de ellas han llegado hasta nuestros días. Nada más echar a andar solicitó a la comisión municipal permanente el cambio en la nomenclatura de algunas calles y plazas para que pudiera resaltarse el carácter americanista, así que la Plaza del Castillo fuese la de Alfonso X el Sabio; Plaza del Carbón, Cristóbal Colón; Plaza de Bizcocheros, Juan de la Cosa; Calle Baños, Reyes Católicos; Cantarería, Pedro de Villa; Arenas, Arzobispo Bizarrón; Lechería, Cervantes y Molinos, Mayorga.

| Azulejo de Cristóbla Colon, el original de la plaza y el tercero (hubo un segundo) realizados estos dos últimos, por la ceramista local Pepita Lena.

A pesar de sus ambiciones en lo concerniente a la celebración de actividades, pocas llegaron a ver la luz. Se reprodujo la lápida conmemorativa que existía en el muro exterior del Castillo de San Marcos alusiva a la estancia de Colón en El Puerto; se impartió una conferencia sobre Simón Bolívar a cargo del Gobernador Civil, Gustavo Morales de las Pozas y se propuso, a instancias del directivo Joaquín Calero -sin éxito- la creación de una biblioteca popular de Temas americanos.

Pero la que sin duda fue la más relevante tiene que ver con la celebración del Día de la Raza el 12 de octubre. El programa fue: Procesión cívica de las autoridades al Paseo de la Victoria para celebrar una misa en la Capilla de los Caminantes que contó con el acompañamiento del Batallón de Cazadores de Cataluña y la Banda de Música de Infantería de Marina. Una solemne función en la Iglesia Mayor y un acto académico en el patio de Santo Domingo y posterior cena en el hotel París y baile de nuevo en el ex convento.

Así las cosas el efímero Instituto Colombino trató de involucrar sin conseguirlo a otras administraciones públicas y a empresas privadas, uno de sus objetivos era fomentar el turismo cultural y en la prensa local de la época se podían leer continúas referencias al acicate que para el turismo pudiera suponer un mejor conocimiento de la historia local. Todo cayó en saco roto debido a la falta de financiación, y así a principios de 1931 la institución desapareció definitivamente.

Según defiende el profesor Toribio, con la proclamación de la II República y la llegada de la conjunción republicano-socialista a los gobiernos municipales de la zona, una institución tan vinculada a la Monarquía y a los sectores más conservadores dejó de existir. Tras de sí, el sueño de una recreación histórica, el Gran Puerto del Descubrimiento, que bien pudiera recuperarse en su vertiente más positiva. | Texto: Enrique Bartolomé.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido