3.930. Miguel Ángel Llamas Vázquez, Miki d’Kai. Cómico y Monologuista

Miguel Ángel Llamas Vázquez, Miki D'kai, creador de sonrisas, cómico y monologusita de El Puerto de Santa María, aunque afincado en Alboraya (Valencia), es un habitual en las noches del Club de la Comedia y en Central  de Cómicos  y esta junto a Enrique San Francisco de gira por los teatros de España. “Es el cómico revelación del panorama nacional y cómico más en forma del momento” (Comedy Central).

1978
Miki nació el 17 de septiembre de 1978. Ese año era alcalde de la Ciudad Francisco Javier Merello Gaztelu, quien fallece en octubre y es sustituido por Enrique Pedregal Valenzuela. Serafín Álvarez-Campana Gaztelu es elegido presidente de la Academia de Bellas Artes. José Luis Tejada publica su libro de poesía ‘Del río de mi olvido’. El meteorólogo Julio Marvizón imparte una conferencia en El Puerto, sobre posibles contactos tecnológicos con extraterrestres.

| En 1978 la comparsa Raza Mora, célebre por su pasodoble ‘Un cuatro de diciembre’ de Diego Caraballo Blanco, obtiene el 1º Premio de Comparsas Provinciales. | Foto: Juman.

Rafael Alberti dona a la Ciudad, junto a su primera esposa, María Teresa León, el cuerpo principal de su obra que se exhibe en la Fundación que lleva su nombre. El Club Vasco de Camping Elkartea celebra en El Puerto su Acampada anual. Abre la empresa de informática especializada para empresas DISERCO. Se constituye la Asociación de Vecinos ‘La Gobernaora’. Muere el pintor Enrique Ochoa.

De Gira con Enrique San Francisco.
Llevo tres años con Enrique y es un privilegio, un tío peculiar, pero maravilloso. Nos compenetramos bien. Estamos en Madrid, en el teatro Alcázar, y en Barcelona, en el Capítol, aunque ahora hemos parado allí y vamos por varias ciudades de España. El recibimiento de la gente es muy bueno y esperamos poder seguir representando este espectáculo durante más tiempo”.

El estilo de humor de Miki está basado en hechos  reales, jugando con las ‘ponderaciones desmesuradas’: las exageraciones, pero poniendo de manifiesto la vis cómica que ofrece la vida, buscando arrancar las carcajadas de su público, algo que consigue. Padre de familia numerosa, está casado con la marbellí Pilar Rutanen Fernández desde hace más de 20 años. La familia y los niños son temas habituales en su espectáculo, y el día día de un matrimonio y sus roces salen a la luz, desde su punto de vista, siempre con el toque de  humor portuense.

Aunque vive en Alboraya (Valencia), con anterioridad lo hizo en Marbella, de donde es su mujer. Presume de gaditanismo y portuensismo: “Soy de Cádiz, concretamente de El Puerto de Santa María, aunque vivía en Marbella. Trabajaba en El Corte Inglés. Así que fíjate. Pasé de El Corte Inglés a los escenarios. El cambio creo que me ha ido bien.  Me ha valido la pena”.  Ser cómico le da para vivir: “Prácticamente desde que empecé.  Creo que si tienes talento puedes ganarte la vida en esto. Me ha cambiado la rutina, porque tienes más tiempo libre. Normalmente el grueso del trabajo está durante el fin de semana” En este mundillo le metió un amigo músico: “En los descansos de sus conciertos, siempre me decía «oye, Miki, cuéntate un par de chistes». Fue tan bien que la gente ya me pedía. Incluso en las contrataciones tenía que ir con el pack del grupo. Esos fueron mis primeros pinitos y ahí me di cuenta de que podía valer para ser cómico”.

Se ríe de su físico, de sus kilos de más --aunque ha perdido 30 en los dos últimos años--. “Me río de mí mismo para poder reírme de los demás. Es un escudo que he utilizado siempre. Creo que para poder reírte de la gente que viene a verte primero debes dar ejemplo tú y eso hago. Es humor y todos seríamos un poco más felices si fuéramos capaces de sacarle una sonrisa a nuestros problemas

Deja un comentario