211. JOSE MIGUEL VICENTE. El periodista apagó la luz.

josemiguelvicentenavarro_03_puertosantamariaEl periodista porteño José Miguel Vicente Navarro nos dejaba silenciosamente, de noche, en la madrugada del miércoles 3 de febrero de 2009 -hace un mes-  en su domicilio, después de sufrir una recaída en la delicada enfermedad que lo aquejaba desde hacía ya tiempo. La última vez que le vi fue justo antes de las pasadas Navidades: --«Aquí estamos luchando contra la enfermedad, echándole valor». --»Venga, José Miguel, que tu puedes». Y él sonreía, siempre sonreía... José Miguel Vicente era un profesional al que querían en El Puerto y su último trabajo lo desempeñó en el periódico de Internet Espacio Digital Cádiz!, tras haber pasado por otros medios escritos, el desaparecido El Puerto Información y Diario de Cádiz, en cuya delegación porteña inició su carrera y en la que se curtió como periodista desde 1999 hasta el año 2001. (Foto EDC!)

The porteño journalist José Miguel Vicente Navarro left us silently, at dawn on Wednesday 3rd of February 2009, a month ago, at his home, after experiencing a relapse in the delicate illness which he had suffered from for some time. The last time I saw him was last Christmas, --“I’m fighting back against the illness, being brave.” “José Miguel, you know you can do it.” And he smiled, he was always smiling… José Miguel Vicente was a much loved professional El Puerto, his last job was for the on-line newspaper Espacio Digital Cádiz, after having worked in other written media entities, the no-longer existent El Puerto Información and Diario de Cádiz. He started his career in the latter’s El Puerto office and this is where he matured as a journalist from 1999 until 2001.

josemiguelvicentenavarro_30122000_puertosantamariaEsto escribía, al enterarse de la noticia, el Jefe de Televisión del Grupo Joly, Francisco Andrés Gallardo, en su blog “El Sofalícola": «Me desayuné ayer miércoles a primera hora con la noticia del fallecimiento de un buen compañero, José Miguel Vicente. Qué injusticia. Se nos ha ido con 29 años, después de un puñado de meses de fatigas, sin renunciar hasta el último momento ser el buen amigo, el buen hijo, que siempre fue y el excelente periodista que llevaba dentro.

Hoy he salido del plasma para recuperar los recuerdos al lado de este joven profesional. Con José Miguel tuve la suerte de compartir más de un año de trabajo en la delegación de El Puerto de Santa María en Diario de Cádiz.  Y con él tuve la suerte, la coincidencia, de compartir la jornada del 30 de diciembre de 2000, la última del siglo. La última que compartimos. Juntos le dimos al interruptor para marcharnos de vacaciones y en mi caso era para dirigirme días después a la redacción de Cádiz. Para el último periódico del siglo XX esta fue la columna firmada al alimón que publicamos. Hoy se me hace un nudo en la garganta al releerla…» (José Miguel, el 30 de diciembre de 2000. Foto J.M.M.)

LOS ÚLTIMOS. VOY A APAGAR LA LUZ.
«Se derrama la última gota de tiempo, se evapora el presente y todo acabará en pasado, archivado en un tomo de historia, con las historias de cada cual. El almanaque no da más de sí y llegamos al balcón del futuro, con un vértigo de tantos años por llegar. Hemos alcanzado el finisterre del ayer. Nos queda un más allá en el tiempo. La Nochevieja no es sólo un columpio balanceado por burbujas de cava peleón, también se guarda una rebanada de existencialismo de andar por casa. A quienes firman esta columna nos correspondía ayer apagar la luz del siglo en esta delegación. Con la bajada del interruptor, amarillento de humo tabaquero, entre el color de la noche con pilotos de emergencia, se acomodaba el alma de este Diario de Cádiz en El Puerto paladeando recuerdos. Y las noticias trabajadas por Diego Mora, Agustín Merello, Tily, Antonio, Rafa, Bezares o Enrique se revolcaban entre los archivos jugando a los recuerdos, mientras los ordenadores se apostaban no sé qué sobre lo que nos espera contar. Se apaga la luz, para pensar mejor, para que aterricen en nuestras pieles la sana nostalgia de todo aquello que fue y de todo lo vivido.Nace un nuevo tiempo. Salud y un brindis para todos.» José Miguel Vicente/Francisco Andrés Gallardo. 30 diciembre 2000.

diariodecadiz_30122000_puertosantamaria

José Miguel Vicente y Francisco Andrés Gallardo, apagando la luz tras realizar la edición de El Puerto, la última noche de trabajo del siglo XX en la Delegación de Diario de Cádiz, el 30 de diciembre de 2000. (Foto J.M.M.)

LA CONSTITUCIÓN DE 1812 Y LA LIBERTAD DE PRENSA. (I)

constitucion2

Grabados originales de la época en una edición de 'La Pepa'.

«Es realmente interesante ver como la libertad de prensa, anteriormente llamada libertad de imprenta, ha ido evolucionando en las diferentes constituciones proclamadas a lo largo de la historia de España. Igualmente resulta relevante esa distinción entre imprenta y prensa; ya el mismo sustantivo indica que en un principio la libertad de prensa ni siquiera era tenida en cuenta, puesto que la preocupación de los poderes era, sobre todo, el papel impreso, independientemente del género que contuviera.
Ciertamente, los reyes en España han tenido siempre un interés muy acentuado en el control de la prensa y las imprentas, ya que incluso hace varios cientos de años era evidente que mediante los ‘papeles’ se podía dominar a una masa. Ese dominio fue creciendo conforme el número de personas analfabetas fue decreciendo, con lo que podemos ver en ese mismo parámetro la evolución desde los primeros libelos hasta los posteriores diarios o más bien revistas, como el Mercurio Histórico Político o la Gaceta de Madrid.
La proliferación de las gacetas desde el siglo XV hasta la Constitución de la que hablamos fue imparable. Con o sin la aquiescencia de los monarcas, el número de papeles aumentó sin freno, dejándose llevar por las tendencias políticas de cada momento, bien a favor, cuando contaban con subvenciones estatales, o bien en contra, que era casi siempre y que además era una actitud perseguida con gran fiereza por parte de los gobernantes y de sus armas en esta lucha, los censores.
A través de los años, la prensa en España se fue afrancesando, sobre todo en los años de la Ilustración, que acabaron desembocando en la ya sobradamente conocida Guerra de la Independencia de 1808. Realmente, cuando se declara la guerra a Francia, cualquier decreto represor de prensa queda directamente anulado, con lo cual entramos de lleno en lo que muchos autores y estudiosos de la historia del periodismo español han dado en llamar un siglo de libertad de prensa total. Finalmente en febrero de 1812 se empieza a preparar el camino de lo que será el artículo 371 de la futura Constitución. Esto se traduce en la creación de algunos decretos y censuras para evitar el descontrol en las publicaciones.
Aún así, el crecimiento fue veloz, aunque de baja calidad por supuesto, ya que surgen periódicos en zonas en las que incluso ni siquiera había habido antes un movimiento de pasquines o libelos ilegales. Pero de todo esto interesa principalmente la distinción de dos vertientes ideológicas que nacen: la prensa liberal y la prensa política absolutista. Al mismo tiempo, los investigadores, o al menos algunos de ellos, hablan igualmente de una Prensa Nacional, ya sea de una tendencia ideológica o de otra, que engloba todo lo existente en este siglo XIX. Este tipo de periodismo masivo aportó cosas buenas, como por ejemplo el nivel de compromiso de los participantes en estos ‘papeles’. La difusión de la literatura o de las innovaciones científicas también fue muy importante. Pero por otra parte, el mismo descontrol del nacimiento de más y más periódicos generó un periodismo de mala calidad, ya que los creadores, en muchos casos, fueron muy extremos en sus planteamientos, con lo que como redactores dejaban mucho que desear.
Todas estas evoluciones, producidas a toda velocidad a lo largo de este “siglo por excelencia del periodismo español” (Mª Cruz Seoane), han seguido elevando la importancia de la libertad de prensa en las diferentes constituciones, decretos y reformas, hasta el día de hoy, en el que, en la mayoría de los países del mundo, se goza de unas libertades casi totales, aunque, como en todo, siempre hay excepciones. En algunos casos cercanos, dolorosas excepciones, acompañando a la censura actos tan viles como la incautación de materiales, el secuestro de publicaciones o incluso agresiones físicas a los periodistas enviados a zonas en conflicto.
A pesar de estos puntos negros en algunos países, lo cierto es que el periodismo en la actualidad goza de unos privilegios que tienen su origen en las primeras revoluciones de la prensa del siglo XIX y, sobre todo, en las primeras proclamas de la Constitución de 1812, que si bien no fue excesivamente liberal, dado el poco acompañamiento que tuvo por parte de la España absolutista en general, sí que sentó el precedente para futuras revisiones y posteriores aboliciones de censuras y jueces de imprenta»
José Miguel Vicente. 08 Junio 2008. Espacio Digital Cádiz!

josemiguelvicente_lamirada_puertosantamaria

In memoriam.

JM.

14 comentarios en “211. JOSE MIGUEL VICENTE. El periodista apagó la luz.

  1. Alberto

    Yo si conocí a Jose Miguel, hombre muy culto y muy amigo de sus amigos. Recuerdo como era muy vehemente en sus opiniones y hablaba con mucho humor y mucha ironia. Le gustaba la música de Depeche Mode y el baloncesto, recuerdo siempre con una camiseta negra y pelo siempre muy largo. Sé que sacaba sobresalientes y parecía que lo hacia sin esfuerzo, y seguramente en los examenes diría bah, que facil!. Ojalá estuviera entre nosotros a mi me gustaba encontrarmelo en algún pub y siempre charlaba con el, aunque siempre estaba en contra mia o ponia peros a mis opiniones. jeje José Miguel lamento enormemente tu pérdida

  2. Menestea

    Yo, personalmente nunca he conocido a José Miguel ni a su familía. Pero leyendo esta nótula y sus comentarios, me atrevo a decirle a la sra. Luisa Navarro que, las personas sólo se mueren cuándo nos olvidamos de ellas, y por lo que veo.....Difícilmente se van a olvidar de su hijo José Miguel.
    Un saludo

  3. Luisa NAVARRO

    Mis lagrimas no se acaban, lloro a mi querido hijo, despues de 40 interminables días, me parece que fue ayer y de su mano voy recorriendo espacios en los que nunca estuve, hoy me ha traido hasta aquí, y lloro por él, por mi y por vosotros, sus queridos amigos, mis queridos amigos. veo vuestro cariño y lloro, lloro,lloro y mis lagrimas no se acaban. Le echo de menos. Se que nunca olvidareis a mi querido hijo a vuestro querido amigo, el os queria mucho.

  4. J.M.

    No sé donde andarás ahora
    que será de tu espíritu , alma , ser.
    No sé si llegaré volverte a ver ,
    pero sé que en el ahora y en el pasado
    has formado parte de mi ser ,
    y asi será hasta el fin de mi camino,
    recordando momentos de nuestra niñez...

    Ya sabes que te quise , te quiero y te querré

  5. Milagritos

    Tu siempre amiga Milagritos,que no te olvidara nunca,que te echa muchisimo de menos y que le apena no poder haber estado mas tiempo contigo en tu lucha contra esa terrible enfermedad.mucho animo a la familia y a su amada eva.

    MI QUERIDO AMIGO DON LARGO

  6. QK

    Hasta siempre Largo,un mes despues,seguimos teniendote presente,cerquita y revoloteando en nuestros recuerdos,ayer vi una foto tuya en mis archivos,recuerdo nuestras clases en santo domingo,donde éramos los niños bonitos de Charo(por nuestros "paseos" en la asignatura de ingles),nuestras conversaciones sobre musica(cada vez que escucho a Depeche Mode o Craddle of Fith caminas en sus armonias hermano),tu opinion siempre tan personal sobre cualquier tema,recuerdo tu amplia cultura,tanto academica como de la calle y sobre todo,recuerdo que cada vez que nos encontrabamos me rodeabas con un abrazo q ue me abarcaba entero,no por lo enorme de tu fisico(mira que eras largo,Largo)sino por lo inconmesurable de tu ser.
    En tu sepelio todos tus amigos te lloramos,espero que cuando nos veamos de nuevo,todo eso se transforme en risas y alegrias,que es lo minimo que el recuerdo de tu vida se merece.
    Todo mi cariño para su familia(sobre todo a tu madre,que nos partió el corazon a todos llorando tu desaparicion) amigos y compañeros,no te olvidaremos.
    Un abrazo hermano y hasta siempre pisha.
    In Memorian,Largo....

Deja un comentario