256. JOAQUÍN ORIHUELA. Entre brochas y pasteles.

joaquinorihuelacarreto_puertosantamaria

Joaquín Orihuela Carreto, nació en la Ribera del Río, 34, hoy 4, donde en la actualidad se ubica la Peña El Corribolo. Precisamente el fue uno de los trece fundadores de dicha conocida peña carnavalesca. Hijo de Antonio y Carmen, segundo de dos hermanos, estudió en el Colegio La Salle. Allí, recuerda, “no me entendía con el Hermano Francisco --o él conmigo-- y le pedí a mi padre que me cambiara, así que terminé los estudios en el Colegio del Polvorista». Mas adelante haría bachillerato en el Instituto Laboral, por aquellas fechas llamado Instituto Técnico.

Empezó pronto en el mundo laboral, como aprendiz, primero cerca de su casa, en el Bar Puente y más adelante en la Casa de Comidas Alcántara, en la calle Jesús de los Milagros, hoy desaparecida. Luego se iría a trabajar a Confitería Rosi, donde permaneció en el obrador por espacio de 17 años. Ahí hace una pausa en su vida profesional y durante siete meses estuvo trabajando en un negocio de  familiares suyos en Albacete, en el municipio de El Bonillo, una mezcla de panadería, restaurante y pensión; allí solo permanece durante siete meses y se vuelve a El Puerto para, al poco tiempo cambiar radicalmente de profesión y de aires. Se marcha a Suiza donde ejerce la profesión de pintor de brocha gorda durante un año y medio. De nuevo en El Puerto su próximo destino será las islas Canarias donde estuvo durante 13 años como pintor, hasta su jubilación prematura por una enfermedad laboral, con poco más de 50 años. Casado con Teresa, tiene tres hijas y dos nietas.

risitas_2_puertosantamaria

EL DOBLE DE RISITAS.
Su parecido con el personaje popular de la televisión “Risitas” es algo que le recuerdan muchos, especialmente cuando ríe, pues la falta de algunos dientes es lo otro en lo que se parecen, además de esa cierta similitud física.

corribolo_03_puertosantamaria

LA PEÑA EL CORRIBOLO.
Curiosamente, nuestro protagonista, uno de los trece fundadores de la Peña “el Corribolo”, estuvo suspendido de pertenencia a dicha peña durante 12 meses, en cumplimiento del correctivo que le aplicaron los socios. El mismo no tiene problemas en contarlo: “En cierta ocasión organizamos una rifa de papeletas para recaudar fondos para el vestuario y otros gastos de la comparsa infantil “Los Calafates”. Yo andaba corto de dinero entonces y me adjudiqué como préstamo la parte que había vendido. Pero aquello ya está olvidado». La verdad es que a Joaquín, como a algunos politicos, le pasó que no sabía donde estaba la frontera entre lo que era suyo y lo que era de todos. Tal era así que ventanas de aluminio, antena de televisión y otros enseres que había comprado para su casa, fueron a parar a la Peña, porque en aquellos momentos la Peña lo necesitaba, como se encarga en afirmar el propio Joaquín.

La Peña El Corribolo participa anualmente en la Gran Gañotá, acontecimiento gastronómico gratis total en el que los peñistas obsequian por Carnaval a quienes los visitan, en la zona del desaparecido puente San Alejandro, al final del Parque Calderón. Las tortillitas de camarones es su fuerte como podemos ver en este video de 1985, correspondiente a la VI Gran Gañotá, en el que los cocineros se esmeran en preparar esta delicatessen de la cocina porteña y de toda la Bahía de Cádiz.

Deja un comentario