2.477. La lápida de las dos caras. La Pieza del Mes del Museo.

lapidadedoscaras-2_puertosantamaria 

Cara de la lápida que se grabó para la primera capilla (76 x 76 x 6 cm). / Foto, Centro Municipal del Patrimonio Histórico.

El pasado día 2, el director del Museo Municipal, Javier Maldonado, me invitó a presentar la ‘Pieza del Mes’ en su sede del Hospitalito: la lápida fundacional de la capilla de Jesús de los Milagros (1720), la que existió, hasta que se derribó en 1953, en la calle de su nombre esquina a Luna, en la acera izquierda viniendo de las Galeras, frente al bar La Mezquita.

Conocía Javier que en 1994, cuando doña Isabel Merello, viuda de Terry, donó la pieza al Museo, investigué en el Archivo Municipal los antecedentes de la lápida y de la capilla que la acogió, y sobre ellas publiqué un artículo en la prensa local en el que me baso para escribir lo que sigue.

EL CUADRO DEL CARRO

jesusdelosmilagros__puertosantamaria

Óleo sobre lienzo (70 x 70 cm) de Jesús Nazareno, posterior de Jesús de los Milagros, conservado en la Capilla del Sagrario de la Prioral. / Foto, Centro Municipal del Patrimonio Histórico.

Acerca del origen de la capilla, el historiador Anselmo Ruiz de Cortázar contó en 1764 que durante la epidemia de peste bubónica que azotó la ciudad en el bienio 1680-81, de uno de los carros que transportaban las ropas y enseres domésticos de los infectados para ser quemadas (más de mil carretadas fueron pasto de las llamas), a su paso por la calle Luna cayó al suelo un cuadro con la imagen de Jesús Nazareno. Un vecino que pasó por el lugar lo recogió y lo hizo colgar en la pared de enfrente, embutido en una hornacina.

Pronto la imagen del Nazareno fue venerada por muchos portuenses y adquirió fama de milagrosa, llenándose la pared de exvotos y faroles que la alumbraban. Lo contó Ruiz de Cortázar con estas palabras: “Aplicose la devoción a esta Imagen preservada del fuego y, formándole en la pared un tabernáculo, fue venerada del Puerto y poniéndole muchos faroles le daban vulgarmente el nombre de Jesús de los Faroles. Por su intersección conseguían los marineros serenidad en sus tormentas; los enfermos, salud; y alivio todos los necesitados. Ofrecían sus votos que colgaban de la pared.

El historiador del Arte Francisco González Luque atribuye el lienzo a la escuela sevillana de la primera mitad del siglo XVII. El cuadro se conserva hoy en la Capilla del Sagrario de la Prioral, con un marco repujado de plata colonial americana.

LA CAPILLA DE 1720  

calle_jesus-de-los-milagros

La calle Jesús de los Milagros. La ermita a la izquierda y, al fondo, la plaza de la Herrería.

Pasaron 40 años. En 1719, un devoto de la imagen, Miguel González, que a su cargo tenía su asistencia y aseo, solicitó los permisos precisos para levantar en el lugar del cuadro una capilla “donde se pueda celebrar el Santo Sacrificio de la Misa y no se oculte su Divina presencia de los fieles de este pueblo que así de noche como de día acuden a solicitar el remedio de sus necesidades”, decía el solicitante.

Otorgadas las licencias y “con la limosna diaria del común devoto celo” –según recoge la lápida-, en 1720 se edificó una pequeña tribuna elevada sobre arcos en una accesoria de la casa de Luna –propia de doña Isabel Pérez- en cuya pared estaba la imagen venerada, desde entonces bajo la advocación de Jesús de los Milagros. Probablemente su aspecto fuera semejante a la capilla de los Caminantes que en 1755 se levantó en el paseo de la Victoria.

En la portada se colocó la lápida fundacional, de mármol cuadrangular, que reza así: CON LA LIMOSNA / DIARIA / DEL COMUN DEVOTO / CELO / SE HA LABRADO ESTA / CAPILLA / A JESUS DE LOS MILAGROS / AÑO DE 1720.

LA REEDIFICACIÓN DE 1764

fachada_ermitajesusdelosmilagros_puertosantamaria01

Arriba de la fachada principal, a la calle Luna, la lápida.

Al paso de los años, en 1764, ante la necesidad de contar con más espacio para el culto, la capilla se reedificó, adquiriendo la fisonomía que presentaba cuando se desmontó mediado el siglo XX. La capilla, de traza barroca, tenía su portada principal dando a la calle Luna -5 metros de frente-, muy abigarrada de adornos, con la lápida fundacional sobre el cornisamento y rematada con un campanario abalconado. Hacia la calle Jesús de los Milagros (anteriormente del Dulce Nombre de Jesús) tenía una profundidad de 15 metros, con una portada más pequeña y frontón entrecortado con una cruz.

Entonces, cuando se reedificó la capilla, se reutilizó la lápida fundacional de la primera capilla, grabándose en su parte posterior, en posición girada 1/4, un nuevo texto con las modificaciones gráficas y de formalidad religiosa propias de la época, mínimas, perpetuándose en la fecha la antigüedad de la fundación: CON LA LIMOSNA DIARIA / DEL COMUN / CELO CHRISTIANO / SE OBRO ESTA SANTA / CAPILLA / A JHS DE LOS MILAGROS / AÑO DE 1720.

A comienzos del siglo XIX decayó su devoción, cerrándose definitivamente la capilla al culto en fecha no precisada de su primera mitad. Además de la lápida fundacional y del cuadro, de la capilla de Jesús de los Milagros también se ha conservado un pequeño retablo de la Virgen del Carmen, que se encuentra en la iglesia de las Carmelitas, al lado izquierdo del presbiterio.

¿QUÉ FUE DE LAS PORTADAS?

capillajesusdelosmilagros1_puertosantamaria

En 1953, José González Bruzón compró la ex-capilla de Jesús de los Milagros a los hermanos Fernando y Manuel Pasage –que hacía años utilizaban su solar como almacén de su bar La Mezquita- para edificar una vivienda (la que hoy existe).

Entonces, el Ayuntamiento solicitó un informe, no vinculante, a la Comisión Provincial de Monumentos Artísticos e Históricos de Cádiz para conocer si los restos que de la ermita se mantenían en pie, portadas y paramentos exteriores, merecían ser conservados. Su presidente, Álvaro Picardo, respondió afirmativamente, especificando sobre la portada principal que “si no fuera posible dejarla in situ podría trasladarse, aunque siempre debería ser a un edificio religioso”. Los munícipes, asumiendo el dictamen de Picardo, acordaron desmontar ambas portadas, con las piedras previamente enumeradas, y dejarlas a cargo de la parroquia de San Joaquín, que las depositó en el Matadero Municipal.

alzado_capilla_jesusmilagros_puertosantamaria

Alzados de las fachadas de la capilla de Jesús de los Milagros levantados por el arquitecto Miguel Palacios en diciembre de 1897. Archivo Municipal.

En octubre de 1958 el Ayuntamiento autorizó a un ciudadano (omitiré el nombre) a retirar las desmontadas portadas para que las reinstalara a su costa en la iglesia-convento del Espíritu Santo, pero el proyecto no cuajó. Continuaron las viejas piedras de la capilla de Jesús de los Milagros en el Matadero hasta mediados de los años 80, cuando desaparecieron. Seguro que quien decidió por sí o en nombre de no sé quién su futuro, podría contar qué pasó con este patrimonio de todos los portuenses que se perdió para siempre. Nos queda, eso sí, para creyentes y no creyentes, el histórico y venerado cuadro de Jesús Nazareno, el que cayó de un carro cuando la peste de 1680. Y en la inconclusa iglesia del Hospitalito, en exposición permanente, la doble lápida fundacional de la capilla que lo acogió. / Texto: Enrique Pérez Fernández.

Un comentario en “2.477. La lápida de las dos caras. La Pieza del Mes del Museo.

  1. JSA

    Magnífico artículo, Enrique.

    Tenía tres años cuando la derribaron y no tengo recuerdo visual de ella. No cabe duda que era una elegante y bella capilla. Su interior también lo sería.

    Era grande, porque por la Calle Jesús de los Milagros se ve otra bella portada y una vivienda con un cierro ( ? ) o la entrada a la sacristía.

    Por favor, me puedes decir en qué fecha se suspendió el culto en esa capilla;
    cuándo fue desacralizada; y cuándo pasó el cuadro del Jesús Nazareno a la Prioral (hoy Basílica Menor. No me acostumbro ).

    Últimamente están apareciendo fotos en facebook de restos de piedras que aparecieron en las cercanías del antiguo matadero ( ahora Imucona, creo ), cerca de la estación. Las entradas en facebook son de portuenses muy conocidos en esa red.

    Qué te voy a contar !!!! Hace poco supe que el maravilloso púlpito de piedras duras de la iglesia de las Esclavas, estuvo guardado en El Puerto y fue vendido a un particular no hace tanto. Creo que está en un cortijo, en Córdoba.

    ¿ Dónde estará la reja de la iglesia las esclavas, en su nave principal, que separaba a las monjas de los fieles ?.

Deja un comentario