2.838. Efemérides Porteñas.

efemeridesportenas

Año 264 a.C. La tercera de las Guerras Púnicas llegan a El Puerto --o mejor al poblado de Doña Blanca-- enfrentando a Roma y Cartago. Al arrasar el poblado situado en la colina artificial, se pierde el rótulo que daba nombre al poblado fenicio y seguimos llamándola ‘La Ciudad Sin Nombre’. En el poblado próximo de ‘Las Cumbres’, arrasan igualmente la más antigua bodega gaditana y su ‘Fino Turdetano’. Año 19 a.C. Lucio Cornelio Balbo ‘el Menor’ ordena abrir ‘a pico y pala’ la actual desembocadura del río Guadalete, el llamado ‘Portus Gaditanus’ nuestra actual Ciudad. Las ferreterías y herrerías de la zona, se frotaron las manos ante la carga de pedidos. Año 844. Los vikingos hacen una incursión por estas tierras, atacan a Sidueña (Madinat Siduna), ubicada en el yacimiento de Doña Blanca, que sucumbe y desaparece. Quedan interrumpidas las rutas gastronómica de los caracoles, que ya en aquellos tiempos tenían fama por una especie de caracol autóctona de la Sierra de San Cristóbal.

Año 1264. Alfonso X el Sabio diseña el Plan Director de Marketing para Santa María del Puerto, basado en los milagros de la Patrona, que esboza en sus célebres Cantigas a la Virgen, con el 'Cancionero de El Puerto de Santa María. Año 1500 Juan de la Cosa se toma un vino sobretablas en la Taberna Obregón, las mas antigua de El Puerto, tras hacer el Mapa Mundi con los territorios americanos descubiertos. La ingesta de nuestros caldos fue posterior al dibujo del mapa. Año 1660. Juan de Aranibar, Jefe de la Logística de los Duques de Medinaceli se construye un casoplón en los lindes con la fortaleza que un día fue mezquita almohada, dejando previsto salas para impartir Justicia e informar a los viajeros.

Año 1736. El Teniente General de la Armada, Blas de Lezo se instala a vivir en El Puerto en la calle Larga. No nos consta que, en razón a unos vecinos recalcitrantes y maleducados, partiera hacia Cartagena de Indias en 1737, donde fallecía en 1741. Año 1870. El gobernador Federico Villalva se dirige a los habitantes de El Puerto así, como ‘habitantes’, en un bando publicado el 18 de abril ante los tumultos, desórdenes y asonadas vividos en la Ciudad. Prefiere obviar los gentilicios de ‘portuenses’ y ‘porteños’.

Año 1927. José Luis Tejada declama unas soleares de tres versos, al nacer: “Estoy como un condenao/ entre la muerte y la vía,/ con los minutos contaos”. Año 1941. Ángel Martínez diseña un belén donde la mula es un prototipo de mulita mecánica para la agricultura. Año 1946. Se funda el Bar Casa Paco Ceballos, donde se degustarán las primeras pavías que se obtenían con merluzas sin cartillas de racionamiento. Año 1954. Cae una gran nevada en El Puerto y se ven las playas cubiertas de blanco. No existían adictos a la cocaína, gracias a Dios.

Año 1991 Hernán Díaz accede a la Alcaldía y obliga usar gafas de sol a los concejales del Área Económica y de Urbanismo, para que no se deslumbren. Año 2016. Los aparcamientos subterráneos, el gran dilema del equipo de gobierno tripartito de izquierdas y la oposición, hace de frontera artificial entre milenios. /Texto: José María Morillo.

Deja un comentario