3.165. Cartelismo feriante.

Aciertos y desaciertos de la elección del reclamo para la fiesta. Cada vez que puedo cito al escritor nipón Junichiro Tanizaki delatando con ello mis apetencias literarias, pero es que la frase que precede no puede venir mejor para hablar del trastabillado camino del cartelismo feriante local; el proverbio japonés dice exactamente así "a cada gusano su gusto, los hay que prefieren las ortigas", y con ello está todo dicho. La colección de carteles de Feria con la que cuenta esta Ciudad hasta el día de hoy, tiene algunos aciertos pero también desaciertos de la mano de nuestros promisorios munícipes. Al hilo de los pasos han participado firmas conocidas, y otras no tan populares. /Cartel de hace 20 años, de Manolo Prieto. 1997.

Se han utilizado para su fábrica tintas planas, óleo, acuarela, fotografía, collage o diseño, en varios formatos y materiales al socaire de las tendencias, las modas y los modos, donde se han conformado creaciones con planteamientos iconográficos y técnicos apropiados, pero también obras sin ton ni son que no serían aprobadas para la verbena de un barriada. Pero es que desgraciadamente como dice el tipógrafo "el papel lo admite todo", también los malos brochazos.

De todo este material dosificado año tras año, a mi entender en primer termino está la firma de Manolo Prieto. Con motivo del centenario de su nacimiento en 2012 se reprodujo de nuevo la obra que realizó para la Feria de 1953. Su oficio y genio le permitía trasladar al lienzo una certera representación de nuestra fiesta más señera.

Del pintor Juan Lara destaca por su cromatismo y profundidad técnica la obra que pintó ex profeso para el cartel de 1989, pero nada apropiado ha sido rescatar obras costumbristas de su larga trayectoria como buen creador que poco tenían que ver ni como cartel, ni como reclamo de Feria, ya que no fueron pintados para el caso que nos ocupa, y hay demasiados ejemplos que contrastan lo que digo (1995, 1998, 2001, 2002 y el menos acertado el del año 2015).

Otros artistas del afiche que han llegado a buenas y talentosas conclusiones plásticas han sido Rafael Esteban Poullet en 2009 y Keka Raffo en 2011, los dos con el collage como materia prima.

Pero en el año 2004 se vivió uno de los episodios más esperpénticos que tuvo que soportar el magnífico pintor Alberto Reina, cuando su obra Flores y Vino, ganadora del concurso organizado por el ayuntamiento, con un jurado conformado por expertos en la materia (Gómez, García Máiquez y de Lucas) el cartel fue mandado por nuestros insensibles gobernantes del momento a vivir el mayor ostracismo que ha podido vivir un cartel de feria, con un lamentable espectáculo que a golpe de censura quitó de las calles y del recinto ferial todo rastro del mismo. Además de abrir un debate populachero con un sartal de gatuperios y jocosas descalificaciones hacia una obra que no se lo merecía y un creador que se lo merecía menos.

Empero obras hermosas y bien ejecutadas con dos gitanas solas como protagonistas son las de la pintora sevillana Marita Rufino en 1999 y la del  fallecido el pasado año, profesor de la Academia Santa Cecilia José Sánchez de 1982. Para "Jocondas", hubiera preferido una Carmen de Mérimée, que es menos renacentista y más arquetípica del sur.

A modo de conclusión, tenemos el deber de recordar algunos nombres de artistas de raza que estoy convencido el dedo decisorio de nuestros gobernantes ni siquiera conocen, y que aportarían un gran mérito creativo en estos menesteres; el pintor Juan Carlos Busutil, el ilustrador Pedro Perles, la fotógrafa Toñi Flores, el pintor Daniel Sueiras, la pintora María Fernández Lizaso… Procedimiento, encargo. /Texto: José Antonio Tejero.

Un comentario en “3.165. Cartelismo feriante.

  1. Inmaculada Gómez

    He notado la ausencia del cartel de Feria de este año, magnífico por cierto, en la Caseta Municipal. Entrando por la puerta del la avenida de El Puerto a mano derecha en la pared del comedor, aparece el de la gitana de lila y copa de vino, a tamaño XXXXL y el la otra pared podría haber estado el de este año, que tambien de tamaño XL se pudo observar en la presentación del mismo, quedando ese hueco vacio.

Deja un comentario