3.183. Puerto en Broma. Humor de finales del XIX

Si bien en Madrid, y por las mismas fechas que nos ocupa, existía ya el ‘Madrid Cómico’ aquí no íbamos a ser menos. El 15 de Octubre de 1893 la ciudadanía de El Puerto vería por primera vez el periódico ‘El Puerto Cómico’ un Periódico Festivo Ilustrado que se imprimía en Cádiz y que costaba 15 cents. el ejemplar. Publicado quincenalmente, tenía su administración en la Calle Larga 101, pasando en Diciembre de ese mismo año a la calle Jesús Cautivo 6. /En la imagen, Primer Número de ‘El Puerto Cómico’ (1893). AHMEPSM.
A finales del mes de su fundación, y por razones desconocidas, la publicación cambia de nombre pasándose a llamar ‘Puerto en Broma’, siendo su director Antonio Vela Pérez.
Dentro del mismo podías encontrar amplio surtido de secciones, todas satíricas: Sonetos, Caricaturas, Acertijos, Cantares, Misceláneas, y ‘Todo en Broma’ en la que trataban noticias varias, algunas locales, con tintes burlescos. A todo lo mencionado, hay que añadir el apartado más característico y pintoresco del periódico, el de los anuncios. Los comercios portuenses eran anunciados acompañados con un dibujo y simpáticas rimas tal que así: ‘Canóvas compró en el Puerto un par de botas a Vargas. Es el mejor zapatero que habita en la Calle Larga’. No solo el gremio zapatero tenía un espacio en el periódico, el sector hostelero tampoco escapaba mal ‘Nací llorando y así cuando no existía solo pudieron callarme con café de la Alegría. Ganado y Nevería

En la imagen, una edición de ‘Puerto en Broma’ (1894) AHMEPSM.

No hay una fecha exacta del cese de la edición, el último número conservado está fechado a comienzos de 1894, siempre en la misma tónica que los primeros.

Existen 4 números de la publicación que hoy tratamos, custodiados en el Archivo Municipal de nuestra ciudad.

Es de justicia acabar este breve espacio con uno de los mejores anuncios con el que nos hemos topado en ‘Puerto en Broma’, una publicación que merece tener un hueco en la historia de la prensa local, porque es sencillamente inigualable.
¡Es una cosa especial! En cuanto veo un entierro que sirve New-Funeral me cambiaría por el muerto si no lo llevaba a mal. Agente: D. Ángel Cala, calle Luna.’ /Texto: Mario Fleming Cumbreras

Un comentario en “3.183. Puerto en Broma. Humor de finales del XIX

  1. Enrique Pérez Fernández

    El personaje retratado en el primer número del periódico no era marqués, aunque por tal era conocido por todos, y también como Paco Frijones. Él mismo decía que el título de Casa-Frisol se lo otorgaron sus amigos "en atención a sus merecimientos". La literatura y componer versos (horrorosos, por cierto) fue la única motivación de su vida. Nacido en 1846, fue un tipo muy peculiar, bohemio, extravagante, venido de los tiempos de Maricastaña y algo ido de la realidad, pero también muy querido por todos, afable y bonachón. Y de eterna indumentaria, una raída levita y un viejo sombrero de copa, diana y objeto de deseo de la chavalería. Hace tiempo escribí una semblanza de su vida que algún día publicaré en Gente del Puerto.

    REDACCION ha escrito: Gracias por la información, querido Enrique, y estamos a la espera de publicar dicha semblanza en estas páginas, que como todas tus nótulas, son una delicia para el lector en general y para el ávido de curiosidades sobre El Puerto de Santa María.

Deja un comentario