3.496. Antonio Cabrera Graván. Aquel dependiente de Ferretería Sánchez

Antonio Cabrera Graván nos dejaba el pasado domingo a los 62 años, tras haber luchado durante años contra un tumor maligno. Nació el 14 de diciembre de 1955 en el número 70 de la calle Larga. Estudió en SAFA-San Luis y en el Mar de Cádiz y trabajó apenas siendo un niño y durante muchos años en la conocida Ferretería Sánchez en la calle Luna, hasta su cierre. Luego vendría Electrificaciones Soto, en la calle Larga, que también cerró por jubilación de su propietario. 

1955
En 1955 era alcalde de la Ciudad, Luis Caballero Noguera. El Vapor ‘Adriano I’ se jubilaba, dando paso al ‘Adriano III’, que simultaneaba sus paseos con el segundo de la saga. José Fernández, ‘el gallego’ abría el originario ‘Bar Jamón’, en la calle Capillera, en el Barrio Alto. La nueva estación de ferrocarril se realizaba bajo el proyecto del arquitecto Joaquín Barquín Barón. Rafael Alberti publicaba ‘Signos de día’ (1945-1955). Manolo Prieto ilustraba la portada de la novela de Julio Verne ‘Aventuras de tres rusos y tres ingleses en el África austral’.

832. FIESTAS DE DIAMANTE DE LA PLAZA DE TOROS. EXPOSICIÓN 1955.

En 1955 se celebraban las Fiestas de Diamante de la Plaza de Toros. Entre los actos conmemorativos, una Exposición Taurina en el Instituto Santo Domingo, celebrada en sus galerías de la primera planta, durante el verano aquel año, organizada por la Academia de Bellas Artes. Ese año fallecía el pintor portuense Eulogio Varela y nacía el cantautor Javier Ruibal de Flores Calero.

Continuaría Antonio en el mundo laboral en una fábrica que realizaba piezas para General Motor, hasta que sufrió un infarto y lo apartó del mundo laboral, hace ya 18 años. Por último le detectaron un tumor que es el que le ha ganado la batalla, no sin antes pelear contra el durante unos años. Persona luchadora, en la mañana del domingo se apagó lentamente. Deja mujer, Isabel, dos hijos y cinco nietos y, como buen amante de los animales un labrador color chocolate, muy fiel y dócil de nombre Lucky.

Su cuñado, Luis Miguel García Valle, --en la foto superior--lo homenajeaba con estas palabras: “Mientras sigamos viviendo, siempre formarás parte de nosotros, cada palabra que pronunció, quedará sellada en nuestro labios, cada gesto que hizo, quedará grabado en nuestra retina, cada abrazo que nos dio, quedará para siempre en nuestro cuerpo, cada mirada que nos brindó, quedará en nuestro corazón. Pero, sobre todo, cada silencio que compartimos, nos unió siempre contigo”.

2 comentarios en “3.496. Antonio Cabrera Graván. Aquel dependiente de Ferretería Sánchez

Deja un comentario