Saltar al contenido

3.879. Manuel Pinto Muñoz, ‘el Tagarnina’. Portuenses ilustres de la calle (X)

Manuel Pinto Muñoz, conocido como ‘el Tagarnina’ nació en plena Guerra Civil, en 1937. Un gran aficionado al R.C. Portuense, en el que colaboró como ayudante de utillero, hizo de todo buscándose la vida en el muelle pesquero, cuando el muelle tenía vida, de repartidor, ayudante e incluso llevando serrín por los bares, cuando todavía se podía escupir en el suelo sin ser multado y era la forma mas rápida de empapar los líquidos que caían al suelo: con el serrín de las carpinterías y aserradoras. | Fotografía: Colección Miguel Sánchez Lobato.

La verdad es que Manuel Pinto Muñoz no sabe por qué le dicen “El Tagarnina”, en su  versión corta, “Taga” y también “Tagasnina”. Lo cierto y verdad es que su cara está asociada, indisolublemente, a la historia del Rácing, equipo al que quiere «aunque no valga nada, pero para mi vale mucho» según afirma. Desde los tiempos del difunto Manuel Jarque, “Chicharito”, Manolo ha ayudado en todo cuanto ha podido al club de sus amores, entre otras cosas de ayudante de utillero, «Ahora --afirmaba hace 10 años-- que lo haga otro; hay tres y yo no cojo ná» . Así que entonces se sentaba y descansaba en la Tribuna del Estadio José del Cuvillo a disfrutar del equipo rojiblanco. Entonces, todavía colaboraba pegando carteles cuando el Racing jugaba en El Puerto de Santa María.

| Los domingos se publicaba la ‘Gacetilla Deportiva’ en Imprenta Bollullo, con el resultado de los partidos del fin de semana. Luego se repartía en el Estadio del Racing Club Portuense. En este ejemplar, en el que se hace referencia al encuentro entre el Portuense y el Rota, se cuenta la verdadera historia falsa de Manuel Pinto Muñoz, ‘Tagasnina’, ‘Tagarnina’ o simplemente ‘el Taga’.

El Tagarnina nació en 1937, en plena Guerra Incivil, recordando vagamente los primeros años de la posguerra.  Tagarnina rememoraba que ganó mucho dinero cuando había trabajo en el muelle pesquero, cargando pescado. «Cuando se perdió el muelle, se perdió el trabajo». Y también que, con un carro de tracción manual, repartía serrín por los comercios y bares, algo usual en la España de hasta los años setenta del siglo pasado. Aunque todavía se ve su rastro por algún bar de barriada, empero, lo difícil es encontrar el serrín pues ya no quedan aserradoras: hay que ir a las pocas carpinterías que quedan... El serrín, como las viejas glorias, se escapa entre los dedos de las manos. 'Sic transit gloria mundi'. Así pasa la gloria del mundo. 

| El Tagarnina en una imagen de noviembre de 2008.

La fundación del Racing Club Portuense.
«El 10 de febrero de 1928 está fechado el nacimiento del Racing Football Club de El Puerto de Santa María y ya por entonces los tonos rojos serían los predominantes en las primeras equipaciones que presentaran en los terrenos de juego; pese a que la inicial se configurara con tono blanco salvo cuello y manga, con vueltas negras. 

| En la fotografía tomada el 2 de febrero de 1930, el Racing en la Plaza del Polvorista, con la portería ante la puerta del actual Ayuntamiento. Hay dos González, uno es el 3º y el otro el 5º por la izquierda; el primero era José González Noval, hermano del presidente, y el otro Vicente González Bruzón | Foto Colección Vicente González Lechuga.

El funcionario municipal, escritor y periodista Mariano López Muñoz fue el fundador del club y Genaro González Noval, su primer presidente.

La equipación se estrenará en el segundo encuentro del que tenemos referencia y que se produce el 4 de marzo de 1928 en la Plaza del Polvorista, un “match” entre el Racing Football Club y el Español F.C. de Jerez de la Frontera, según la prensa local. El partido finalizó con un empate a un gol. El equipo portuense alineó a M. Conejo, M. Sevillano, F. Martínez, Mayo, A. Silóniz, el goleador portuense del encuentro, Puente, Campos, González, J. Grant, F. Sevillano y A. Arias. Fue Silóniz el autor del gol racinguista y la equipación que portaba el conjunto de El Puerto fue donada por un convecino de la ciudad, Sr. Don Elías Ahuja y Andría, que también contribuiría en el fútbol gaditano. Este insigne portuense es hijo adoptivo de la ciudad desde 1928. Filántropo, político, comerciante y académico, muy activo y partícipe en la sociedad de El Puerto en aquellos tiempos.» | Diego Patrón Aguilera, de su trabajo de investigación: «1928... El Fútbol portuense de estreno. El balompié en El Puerto en los años veinte».

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido