Saltar al contenido

1

Recuerdo a mas de cien jornaleros en la esquina de las calles Ganado y Cielo esperando que llegara un panadero, para escoger a tres o cuatros para descargar un camión de harina. Del resto, algunos se quedaban llorando porque ese día no comían sus niños. O en la Ribera del Río para ser escogidos por los portuarios para descargar o cargar sal, botas de vinos o fardos de papel de estraza. Que Puerto aquel tan miserable, pero a la vez tan honrado por parte de los que eran explotados y solo eran capaces de mostrar sumisión.  | Texto: Eduardo Bocarando Gándara.

...continúa leyendo "3.938. En aquellos tiempos de precariedad"

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido