Saltar al contenido

4.311. Piluca Benjumeda Molleda. La matriarca cumple 90 años

Pilar Benjumeda Molleda (Piluca) cumple hoy, Lunes de Pascua, 90 años, en pleno confinamiento. Mujer valiente donde las haya y adelantada a su tiempo. Dos palabras la definen, que no por manidas dejan de hacerle justicia: "genio y figura". Bien lo saben cuantos la conocen. Ha vivido varios cambios políticos y acontecimientos mundiales: nació con la monarquía de Alfonso XIII; un año después la II República, la Guerra Civil, la II Guerra Mundial, la dictadura franquista, la transición a la democracia con Juan Carlos I, la monarquía de Felipe VI, y ahora, cuando creía haberlo visto todo... la pandemia por el Covid-19.

Piluca nació en la pedanía jerezana de El Portal, un Domingo de Ramos: el 13 de abril de 1930. El nacimiento sobrevino de forma inesperada porque sus padres, que venían de escuchar misa en Jerez al igual que otros muchos domingos, no pudieron llegar a tiempo a su domicilio en El Puerto de Santa María y tuvo que ser asistida del parto de Piluca allí mismo. Fue oficialmente inscrita en el Registro Civil el 14 de abril, por aquello de que el número 13 no estaba bien visto.

| Imagen de la Azucarera Jerezana, en la pedanía jerezana de El Porta, hoy en ruinas.

1930
En el censo de 1930 la Ciudad tenía 19.847 habitantes de derecho y 4.468 hogares. Se producía relevo de alcaldes, siendo elegido el 26 de febrero José Luis de la Cuesta Aldaz y el 18 de marzo, Eduardo Ruiz Golluri.

Se creaba el Instituto Colombino de El Puerto. El Castillo de San Marcos era declarado Monumento Nacional. Rafael Alberti publicaba su libro de poesías 'Sermones y Moradas'. Ese año se casaba con María Teresa León.   El 6 de junio se desbordaba el río Guadalete por el temporal de lluvias, arrastrando millares de haces de trigo y cebada y muchos animales muertos. En agosto se celebraba el Campeonato de Tiro de Pichón, resultando premiado el marqués de Villar del Tajo; en señoras, la señorita Lassaleta resultó ganadora. La Virgen del Carmen realizaba el 15 de agosto su primera procesión marítima. 

| Alfonso XIII, acompañado de una abundante comitiva, visitó las Cuevas Canteras de la Sierra de San Cristobal en 1930, engalanadas para la ocasión con colgaduras y guirnaldas de hiedra. Visitantes de alcurnia, ágapes para la ocasión, jubileo en El Puerto y la provincia. La visita del rey y sus palabras: --»Efectivamente estas son las cuevas mas grandes y maravillosas que he visto», y la publicidad inherente a la misma propiciaron que las cuevas resurgieran de su anonimato y que fueran visitadas por personajes importantes de la época. Hace 90 años, en aquel mes de octubre, el propio rey instó a las autoridades provinciales para convertir las cuevas en un parador de turismo. Las crónicas de la época hablan de que hasta poco antes de su clausura, en el primer cuarto del siglo XX, las cuevas daban trabajo a más de 200 obreros, que a diario socavaban la roca para edificios no solo de El Puerto de Santa María sino también de Andalucía. La Prioral, Casas Palacios porteñas y de Cádiz, la Catedral de Sevilla, construcciones de Jerez... tienen entre sus edificios el corazón de piedra procedente de El Puerto.

Durante el verano  de 1930 el novel equipo del Racing Club Portuense organizó una exitosa verbena en la calle José Navarrete --hoy Palacios--, donde tenía su sede social. A Pedro Muñoz Seca le dedicaban en Madrid un teatro con su nombre y ese año estrenab, Satanelo (farsa tragicómica), La cursilona (zarzuela), ¡Adelante señores: pasen ustedes! (revista), La perulera (farsa tragicómica), El Padre Alcalde (comedia), Una mujer decidida (juguete cómico), La academia (juguete cómico) y  ¡Un! ... ¡Dos! ... ¡Tres! ... ¡La niña para usted! El restaurador Juan Botaro daba a conocer ese año la autoría, por parte de Juan de Mesa, de la imagen del San Francisco Javier, custodiada en la iglesia de San Francisco. Se fundaba la Hermandad de la Misericordia y Ntra. Sra. de la Piedad.

Nacieron también ese año de 1930: José Luis Mediana Gutiérrez, 'Peligro', conocido dependiente de la tienda de la calle Cruces 'Casa del Curita'. Nacían Juan Carreto Aparicio, canónigo magistral que fue de la Colegial de Jerez y José Torres Higuera, carpintero de bodega.  Diego Casares Vilches, director fundador del Orfeón Portuense entre 1980 y 1989. El cocinero y artista Domingo Rosado Ramírez. 

| En la imagen, arriba de izquierda a derecha: Loreto Benjumeda Ibáñez, José Luis Benjumeda Martínez de Pinillos, Loreto, Covadonga y  Milagros Benjumeda Molleda. Abajo, de izquierda a derecha: Piluca, Francisco y Jesús Benjumeda Molleda.

Pero volviendo a nuestra protagonista, Piluca es hija de José Luis Benjumeda Martinez de Pinillos y Loreto Molleda Ibáñez. Es la sexta de ocho hermano, Loreto, José Luis, el conocido ‘Neno’, Covadonga, Milagros, Paco, Manolo y Jesús.

Vivieron en la casa --que ya no existe-- cuyo famoso y gigantesco  jazmín que plantó su madre y llegó a cubrir toda la reja del jardín hacia la calle, da nombre a la conocida plaza de los Jazmines antigua entrada al casco histórico de El Puerto de Santa María, donde confluyen las calles Larga y Cielos. 

 | Plaza de los Jazmines.

Por motivos de salud de su madre, la familia al completo se trasladó a vivir a Madrid, donde pasó su adolescencia y juventud. Y donde tuvo su primer trabajo como enfermera en el Hospital del Niño Jesús. Pero nunca perdió su vínculo con El Puerto, ya que venían de vacaciones con la familia.

Cuando sus padres fallecieron, los hermanos mayores ya casados, se ocuparon de atender a los menores aún solteros. Ella se trasladó a vivir con sus hermana mayor y su familia, casada con el Ingeniero militar, Enrique Letang, y vivió por diferentes lugares de España, allí donde era destinado.

En los años 50, ya destinados en El Puerto, conoció a quien más tarde fue su marido y padre de sus siete hijos.

Se casó con Eduardo Ballesteros Morales, natural de Jerez de la Frontera. Farmacéutico y analista de la Ciudad. Se conocieron a través de amigos comunes ya que él había montado su laboratorio de análisis en El Puerto, en la céntrica calle Alquiladores.

| Una imagen de Piluca, en el centro de la imagen, en segundo plano, durante una celebración en el desaparecido Hotel Meliá ‘El Caballo Blanco’.

Unos años después, adquiere un inmueble y traslada su laboratorio a la calle Plata, junto a Correos entonces, y que actualmente es la calle Angel Urzáiz. Y,  años más tarde adquieren la farmacia de la calle Cielos donde se jubila y deja las riendas a uno de sus hijos, Joselo, también farmacéutico.

| En la imagen, arriba de izquierda a derecha: Loreto Ballesteros Benjumeda, Isabel Plaza, Begoña, Eduardo, José Luis, Ignacio y  Cayetana Ballesteros Benjumeda y José Valero. Abajo, de izquierda a derecha, Antonio Ojeda, Luis Elvira, Pilar Ballesteros Benjumeda, Eduardo Ballesteros Morales y Piluca Benjumeda Molleda.

Desde entonces y hasta el día de hoy, sigue viviendo  en ese mismo domicilio, a sus 90 años, rodeada de toda su familia y amigos. Hogar donde formaron una familia numerosa y educaron a sus siete hijos: Begoña, Jose Luis, Pilar, Cayetana, Eduardo, Ignacio y Loreto. Una casa, que bien saben todos los que conocen a la familia, desde esos años cincuenta ha estado abierta, acogedora y llena de amigos. Esta es la biografía de la vida de una mujer con una gran personalidad, fuerte, completa e íntegra.

6 comentarios en “4.311. Piluca Benjumeda Molleda. La matriarca cumple 90 años

  1. Curro Letang

    Felicidades Piluca!!! Vaya reportaje más bonito y merecido que te han hecho!!! Espero volver a verte muy pronto para seguir pasando tan buenos momentos juntos. Cuidate mucho

  2. Jose Luis Benjumeda Adan

    Querida tía Piluca. En primer lugar felicitarte por tus 90 cumpleaños “ahí es ná”, también por la nótula que te hace “Habitantes y Gente del Puerto”. Te la mereces como portuense y como buena persona. Un beso fuerte

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido