428. MERCEDES ALVARADO. La saeta arqueña.

mercedesalvarado_puertosantamariaA Mercedes la llamaban “la Jerezana” en un tiempo en que Jerez parecía el extranjero y Bolivia o Ecuador eran remotos nombres de los libros de Historia y de Geografía.   Bautizada en San Pedro y vecina del barrio de San Miguel, muy cerca de la casa donde nació Lola Flores, llegó veinteañera a El Puerto en 1958, cuando su marido, el mecánico Juan Gallardo, vino a trabajar en aquella Base que comenzaba montarse y que trajo un buen puñado de norteamericanos con Mr. Marshall. La familia contaba con dos pequeños y un montón de ilusiones por cumplir. Mercedes no terminó de cumplir una de esas esperanzas que se llevan en el corazón, convertirse en una artista profesional del cante, aunque nunca le faltaron sus cualidades heredadas de su padre, Antonio Alvarado, de Arcos de la Frontera, y uno de los nombres del flamenco arcense de principios del pasado siglo. (En la imagen, Mercedes durante una intervención saetera en la peña El Chumi).

mercedesalvarado_hermano_puertosantamaria

(A la izquierda, cantando con su hermano Domingo Alvarado a la guitarra).

En el lavadero de la azotea de su casa en la calle Alquiladores, en la misma casa donde nació el pequeño del matrimonio,  el practicante Felipe Lamadrid, entre otros vecinos de la manzana, apuraba el oído para escuchar los arranques flamencos y de copla de la hermana de Domingo Alvarado, un cantaor jerezano que triunfaba a finales de los 50 cuando las canciones del verano eran sinceras rumbas y boleros. Domingo se  embarcó entonces en la gira de Carmen Amaya, el valor más internacional de la escena española cuando este país aún estaba enroscado en su autarquía y enfrentado al resto del mundo.

trinialvarado_puertosantamaria

El hermano de Mercedes se quedó en Nueva York y allí formó su familia. Domingo Alvarado no pierde por cierto su vínculo con su tierra. Es padre de Domingo Javier Alvarado, entrenador en varias etapas del Racing Portuense (la primera de ellas en el primer ascenso deportivo del club, a Segunda B, en la temporada 90-91) y que ahora está al frente del Xerez B. Como de casta le viene al galgo de esta estirpe, una hija de Domingo es la actriz Trini Alvarado, la protagonista de películas como la última versión de ‘Mujercitas’, en 1994; ‘Mrs. Soffel’, con Mel Gibson, 1989;  ‘Agárrame esos fantasmas’, 1995, con Michael J. Fox; ‘Paulie’, 1998; y más recientemente en la televisión, varios capítulos de la serie ‘Fringe’. (En la imagen, cartel de la película ‘Stella’, protagonizada por Bette Midler y Trini Alvarado. La bufanda que luce en el cartel Trini fue confeccionada por su tía Mercedes. La lana, por cierto, fue adquirido en el establecimiento de Pingouin-Esmeralda en La  Placilla).

mercedesalvarado_esposo_puertosantamaria

Mercedes Alvarado y su marido Juan Gallardo, en una fotografía de junio de 1999

Trini, que desde los seis años ya estaba en los escenarios de Broadway, al menos vino a compensar las ilusiones de su tía portuense. En una de aquellas visitas de Trini, Mercedes le regaló una bufanda amarilla que había realizado ese invierno. Trini Alvarado luce esa prenda, precisamente, en el cartel promocional de la película ‘Stella’,  protagonizada por la insuperable cantante Bette Midler. Es una pequeña y artesana aportación de El Puerto a la intrahistoria de Hollywood.

mercedesalvarado_lacolora_puertosantamaria

Una estampa familiar, con su marido, Juan Gallardo, sus hijos y varios sobrinos, en la playa de la Colorá

La devoción de Mercedes por la Semana Santa (varios de sus nietos son costaleros y capataces en la Semana Mayor porteña) se traducía en una intensa interpretación de sus saetas, al estilo arqueño, como le había enseñado su padre, prematuramente fallecido.  Mercedes, que durante muchos Viernes Santos cantó por promesa a su Cristo, el Cristo de la Expiración jerezano, recordaba siempre con cariño que cantó a la Virgen de Gracia y Esperanza, la titular de la Oración en el Huerto, en su primera salida, cuando pasaba por la calle Jesús de los Milagros. El Nazareno o Jesús de los Afligidos fueron otras de las imágenes a las que rezó Mercedes con su sello saetero.

mercedesalvarado_joven_puertosantamariaEntre los años 80 y 90, formando parte de la peña El Chumi, Mercedes intervino en diversos recitales organizados por la veterana entidad flamenca.
Vecina durante muchos años en el barrio de Palmar de la Victoria, su voz nos dejó hace año y medio, apenas unos años después de que fallecieran su marido y su hija, María, hechos que le rompieron el corazón. Para su familia es como si todos estuvieran aquí, compartiendo la alegría que caracterizaba a Mercedes. (En la imagen, Mercedes Alvarado en 1954, con 20 años, poco antes de llegar a El Puerto).

6 comentarios en “428. MERCEDES ALVARADO. La saeta arqueña.

  1. Lylo

    Retazos de mi familia aún falta algún cantaor más aunque no famoso pero querido por todos mi abuelo antonio alvarado

  2. pilar

    Esta semana nos dejo mi tío Domingo una persona entrañable y especialmente cariñosa.Se fue con Carmen Amaya de gira para unos meses y se quedo ..Pero aunque estaba lejos nunca dejo de venir a ver a su familia de escribir o llamar por teléfono.Desde aquí te quiero decir q no te olvidaremos y de alguna manera queremos hoy estar con Antoñito Trini y tu mujer Silvia.Tu familia de jerez hasta siempre

  3. Gerardo Alvarado

    muy buenas,Domingo es mi tio abuelo, y se de buena fe que en la saeta es unico,, su sobrino es decir mi padre jose alvarado aguila tuvo un grupo musical en jerez muy famoso "the criket of xerry" la musica se lleva en las venas y los alvarados hasta en el alma,,

  4. José María

    Conocí a esta buena mujer, ya viuda, y me llamó la atención su sensibilidad de pueblo, su imaginación, su gracia natural, su sencillez... tantas cosas buenas. Supo transmitirla a la descendencia y, cuando veo a su nieta, la veo a ella. Supo dejar bien repartidos los genes y volverá a ser, como lo serían sus ancestros, en su nieta Cristina.

  5. Rafael Angel

    Tuve la grandísima suerte de conocer a Mercedes en sus últimos tiempos, contándola entre mi clientela, con su también para mí, recordada y apreciada hija Mari, de quién también guardo un cariñoso recuerdo como la gran rociera de corazón que era.
    Puedo decir que llegué a quererla mucho; mas por su extraordinaria calidad humana, de la que hacia gala cada instante de su existencia; que por sus compras en mi establecimiento, ( también importantes y siempre agradecidas por mi parte). Era de esas personas a las que le tomas cariño casi sin darte cuenta y terminan tomando un sitio en la alcoba donde habitan nuestros más íntimos recuerdos.
    A Mercedes y a Mari dedico estos versos desde el recuerdo...

    Echo de menos y añoro;
    esa levedad de brisa,
    que ponían a su sonrisa
    que brillaba mas el oro,
    desparramando el tesoro
    de su infinita alegría...
    Sé, que Mercedes y María
    por que eran buenas las dos,
    la Gloria, habitan con Dios,
    con Jesús, con José y María

    Original: Rafael Ángel Moreno Naval
    El Puerto, 10/10/2009

  6. Dios mío, qué han hecho con el parque de la Victoria

    Enhorabuena al webmaster por todos estos buenos ratitos y estos buenos lagrimones que nos echamos con la pantalla. Un abrazo

Deja un comentario