538. RAMON PICO VALIMAÑA. Decano de los arquitectos de la provincia.

ramonpicovalimana_1_puertosantamaria

Ramón Pico. (Foto: Universidad Internaciional de Andalucía. UNIA).

Nace en El Puerto en 1966 en el Hospital San Juan de Dios, en el seno de una familia claramente portuense. O porteña, que vivía en la calle Puerto Escondido. Sus padres, Manuel Pico Ruiz-Calderón, actual presidente de la Ácademia de Bellas Artes y su madre Juani Valimaña Lechuga, de apellido italiano, empero, de la familia del Cine Macario de siempre; de aquel cine de nuestros padres y abuelos y que algunos llegamos a conocer...

De chico era un chaval muy aplicado, de buena comida --le gustaba todo-- era muy afable y pasaba mucho tiempo con su abuela materna, Mercedes Lechuga, en la casa de los Valimaña de la calle Luna, 15 hoy 19. Si, allí donde se vendían las entradas para los Toros y se ponían los carteles anunciadores de las películas que pintaba Macario. Sus estudios los realizó en el Colegio de San Luis Gonzaga. Todavía hoy, su pandilla de amigos de El Puerto de siempre se reúne cada 28 de diciembre, para celebrar 'los Santos Inocentes'. Ellos sabrán por qué. Tenía un perro de nombre 'Urso'.

ramonpicovalimana_2_puertosantamariaEstudió arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, licenciándose en 1991 con el número 1 de su promoción. Está en posesión del Premio Real Maestranza, el Premio Excmo. Ayuntamiento de Sevilla y es Master en Proyectos de Arqueitetura C.S.A. por la Fundación Antonio Camuñas (Madrid 1992-93).

Junto con el onubense Javier López Rivera tiene abierto un estudio en Sevilla, en la calle Imagen: ACTA o lo que es lo mismo Arquitectura, Ciudad y Territorio Andaluz, S.L.P., desde donde trabajan para iniciativas públicas y privadas.

DECANO DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS.
Ramón Pico resultó elegido presidente en las elecciones a decano del Colegio de Arquitectos de Cádiz, celebradas el 06 de junio de 2007, al vencer a su único rival, Javier Ollero, por 37 votos de diferencia, en unos comicios que registraron una alta participación (ligeramente superior al 50%) por parte del colectivo gaditano de los arquitectos. Pico, que había sido hasta entonces tesorero con el decano saliente, Julio Malo, se presentaba como una opción continuista de la labor desarrollada por éste.

callezarza_pico_puertosantamaria

OBRAS EN EL PUERTO.
Entre las obras de su estudio en El Puerto se encuentran la rehabilitación de una Casa de Cargadores a Indias en calle Zarza (en la imagen superior, antes del proceso de adaptación), el Sendero Pinar de la Algaida en el Parque Natural de Los Toruños, Viviendas de Autoconstrucción en el Poblado de Doña Blanca, o las remodelaciones de los Parques de Ruiz-Calderón (denominado así en honor de D. Severiano Ruiz-Calderón, su bisabuelo) y el de La Victoria, con abundante contestación ciudadana. (Ya hemos señalado con anterioridad el intervecionismo político sobre estos dos últimos proyectos y la escasez de recursos económicos para poder llevarlo a efecto).

pinaralgaida_pico_puertosantamariaSENDERO PINAR DE LA ALGAIDA
Hay una arquitectura, quizá la mejor, del “no estar”, de la desaparición. Esa arquitectura, doblemente difícil de encontrar, de detectar, por escasa e inadvertida, es una arquitectura que no reclama nada, solo da, a quien la usa. Pero ha exigido, y mucho más que  ninguna otra, a quien la ha ideado, propuesto y desarrollado. Ha exigido al autor un esfuerzo enorme que no se ha de notar, un saber mirar, un atender, un acompañar, una atención exquisita a los vínculos invisibles que nos atan para siempre a un lugar. Un estar en todo y, en ese estar, renunciar a todo y desaparecer.
El Sendero de la Algaida supone una arquitectura que se ha disuelto de tal modo que apenas permite ser vista, ser observada. Son kilómetros de arquitectura en minúsculas. Kilómetros de una arquitectura que hace por nosotros lo mejor: nos invita a ser, a estar, nos ofrece amparo y compañía, posibilidad. Una acción propositiva, que asume su compromiso de contemporaneidad sin discursos, sin retórica, sin superficialidad. Que es social porque es barata; que es sostenible porque es casi nada; que es reciclada porque esconde escombro, deshecho, tornándolo instrumento técnico de prestación eficaz; que es poética porque es precisa, que es bella porque es verdad. (Texto: Javier García-Solera). Catálogo Premios Torres Clavé y Sánchez-Esteve. Colegio Arquitectos de Cádiz. 2004.

laalgaida2_pico_puertosantamaria

En el año 2005 este trabajo resultó ganador en el Primer Premio Andaluz de Paisajismo 'Joaquín Romero Murube' (Fundación Forja XXI). En el año 2003 resultó finalista de los Premios de Arquitectura Española 2001-02 y finalista y Premio de la Opinión en la tercera Bienal de Arquitectura de Barcelona, también en 2003.

autoconstruccion2_pico_puertosantamariaCUBOS FRENTE A LA MARISMA
VIVIENDAS AUTOCONSTRUCCION POBLADO DOÑA BLANCA

El poblado responde a una implantación hipodámica, con un trazado regular e isótropo en una llanura sin referencias. La desecada Vega del Guadalete ofrece el único referente abstracto válido del territorio para una actuación urbana. La imagen del poblado responde a una manera habitual en este tipo de asentamientos, con incorporación de regularizados motivos de la arquitectura verderamente tradicional. Las intervenciones más cercanas en el tiempo huyen de esta imagen en busca del puro folclorismo.
Cubos blancos enfrentados a la marisma. La reiteración de estos volúmenes, ocupando las esquinas de las parcelas,  pretende provocar una imagen abstracta como contrapunto a la horizontalidad de la marisma. El tipo repite una figura precisa y contundente en el vasto perfil marismeño. Desde esta consideración, el sólido capaz de un cubo de 7,70 m. de lado se abre en los puntos necesarios desde el interior, olvidándonos de la composición de los paños de fachada.  Entre los cubos se formaliza el cerramiento y la puerta de acceso al patio trasero, espacio libre pretendidamente dejado a su anárquico desarrollo posterior por los moradores.

autoconstruccion1_pico_puertosantamaria

En el año 2003 este trabajo recibió la Mención Torre Clavé del Colegio de Arquitectos de Cádiz, siendo finalista, en el 2008 del Premio de Andalucía de Arquitectura.

ARTÍCULOS EN PRENSA Y REVISTAS ESPECIALIZADAS.

  • 'DOCOMOMO, UN LUGAR EN EL PATRIMONIO'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 15.
  • '20 EDIFICIOS MODERNOS EN ANDALUCÍA'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 15. Coautores: Víctor Pérez Escolano y Carlos García Vázquez.
  • 'PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO: SISTEMA DE BASE DE DATOS'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 17.
  • LA ARQUITECTURA MODERNA EN ANDALUCÍA: UN PATRIMONIO POR DOCUMENTAR Y CONSERVAR. LA EXPERIENCIA DOCOMOMO: ARQUITECTURA DEL MOVIMIENTO MODERNO Y TUTELA PATRIMONIAL. EL CASO ANDALUZ
  • Cuadernos I.A.P.H. nº XI. Noviembre 1.999.
  • “LA HABITACIÓN Y LA CIUDAD MODERNAS: RUPTURAS Y CONTINUIDADES/ ‘LOS POBLADOS DE COLONIZACIÓN, UNA OPORTUNIDAD PARA EL ACUERDO’
  • Actas del Primer Seminario DoCoMoMo Ibérico, Zaragoza, noviembre 1.997.
  • ‘VENTANA A LA ARQUITECTURA’ Y SECCIÓN PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO
  • Artículos varios en  Diario de Cádiz.

publicaciones_pico_puertosantamaria

TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN.

  • 'DOCOMOMO, UN LUGAR EN EL PATRIMONIO'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 15.
  • '20 EDIFICIOS MODERNOS EN ANDALUCÍA'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 15. Coautores: Víctor Pérez Escolano y Carlos García Vázquez.
  • 'PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO: SISTEMA DE BASE DE DATOS'
  • Revista PH. Boletín del I.A.P.H., nº 17.
  • LA ARQUITECTURA MODERNA EN ANDALUCÍA: UN PATRIMONIO POR DOCUMENTAR Y CONSERVAR. LA EXPERIENCIA DOCOMOMO: ARQUITECTURA DEL MOVIMIENTO MODERNO Y TUTELA PATRIMONIAL. EL CASO ANDALUZ
  • Cuadernos I.A.P.H. nº XI. Noviembre 1.999.
  • “LA HABITACIÓN Y LA CIUDAD MODERNAS: RUPTURAS Y CONTINUIDADES/ ‘LOS POBLADOS DE COLONIZACIÓN, UNA OPORTUNIDAD PARA EL ACUERDO’
  • Actas del Primer Seminario DoCoMoMo Ibérico, Zaragoza, noviembre 1.997.
  • ‘VENTANA A LA ARQUITECTURA’ Y SECCIÓN PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO
  • Artículos varios en  Diario de Cádiz.

publicaciones_2_pico_puertosantamaria

DOCENCIA

  • E.T.S.A. de Sevilla. 1995-97.
  • Profesor Asociado del Departamento Historia, teoría y Composición Arquitectónica, impartiendo la asignatura de Historia Contemporánea desde 1997-98 y Proyecto Fin de Carrera desde 2001-02 E.T.S.A. Sevilla.
  • Profesor en el Taller de verano: Almería: Proyecto urbano y ciudad. Director: Antonio González Cordón.
  • Universidad de Almería. 2001.
  • Profesor Invitado a la 13ª Semana Internacional de la Arquitectura. E. S. de Arquitectura de Nancy (Francia) 2006.
  • Profesor invitado en la 1ª y 2ª Edición del Máster en Jardinería, Paisajismo y Espacio Público.
  • Universidad de Granada. 2005-2006.
  • Profesor invitado en la VII Maestría en energías renovables: arquitectura y urbanismo. La ciudad sostenible.
  • UNIA Sede La Rábida (Huelva). 2005.
  • Profesor invitado al curso Secuencias de ciudad: Intervención en las ciudades históricas de Andalucía.
  • UNIA Sede Antonio Machado, Baeza (Jaén). 2008.
  • Co-Director del Master Universitario en Diseño ‘Design for Society’. Universidad Pablo de Olavide (Sevilla),
  • en colaboración con el Politécnico de Glasgow y la Glasgow School of Arts. 1ªEdición, 2003.

cartel-2006-web

  • Co-Director de los Cursos de Verano de la ETSA de Sevilla y el Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz.
  • Desde 2003.
  • Co-Director del VI Congreso DoCoMoMo IBÉRICO o ‘RENOVARSE O MORIR’. Fundación DoCoMoMo. Cádiz. 2007.
  • Co-Director del ciclo de conferencias ‘ARGENTINOS’. Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz. 2006.
  • Co-Director del ciclo de conferencias ‘ARQUITECTURA SOVIÉTICA’ C.O.A. Cádiz. 2006.
  • Profesor invitado en las tres ediciones del Máster en Arquitectura y Patrimonio, Universidad de Sevilla.
  • Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, 1995-2004.
  • Tutor encargado de grupo en los cursos del Programa PAGUS:  Rehabilitación de los Centros Históricos. Cádiz 2005.
  • Profesor invitado al Seminario Italo Español ‘Arquitectura Contemporánea y Patrimonio Histórico’. Granada. 2009.

8 comentarios en “538. RAMON PICO VALIMAÑA. Decano de los arquitectos de la provincia.

  1. Marcos

    La celebracion de "Los Santos Inocentes" surge de una cena que se organizó hace ya bastantes años, siendo la primera un dia 28 de diciembre y desde entonces lo venimos haciendo procurando que el dia de la cena sea en esa fecha o muy proxima a ella, ya se ha convertido en tradicion que esperamos siga por muchos años.

  2. Gerión

    En realidad, no sé si publicar un currículo “tan extenso” donde parece haber un vinculo claro con el IAPH, nos confiere la sabiduría de un ser superior. Digo esto porque han sido muchas las personas, realmente implicadas en su entorno más inmediato, las que han criticado algunos de sus trabajos, y a pesar de ello, no reconozca uno que puede haberse equivocado. Tengo la suerte de conocer a personas cuyo currículo necesitaría algún que otro tomo, y que a pesar de ello, no se atrevería a modificar a su “libre albedrío”, un espacio urbano que lo disfrutan otras personas, sin contar, o enfrentándose a ellas. Es posible que estas intervenciones necesiten para su desarrollo no solo de grupos interdisciplinarios, Arquitectos, Historiadores, Botánicos, Restauradores, etc., y Políticos, pero sin duda de los Vecinos, y no-solo de los más inmediatos, sino quien mas los disfrute.

  3. lola Ojeda y Blanco

    Pues a colación de lo publicado y las criticas, me da pié, dar a conocer mi opinión.
    No conozco al Sr. Arquitecto, ni sabía que las remodelaciones del Parque y el paseo de la Victoria, eran suyas.
    Puedo decir, que cuando visitamos El Puerto, y vemos los arreglos y los "pecados" que se cometen, hemos comentado....
    que pena, como se están cargando los recuerdos de nuestra infancia y juventud. Para nada, me pareció nunca, una remodelación, estudiada, pensada y presupuestada. Más me pareció, un arreglo de los servicios de Parques y Jardines.

  4. pepa

    despues de ver lo que ha hecho con el parque de la victoria y el dinero que a costado,y lo que hizo con el parque calderón, ya me daria por satisfecha que lo restituyera y lo dejara como estaba antes que por lo menos habia algo que nos traia muy buenos recuerdos,me refiero a los bancos gruta fuente etc etc.. pero con más vigilancia claro, que es algo que escasea tanto en el puerto y que los politquillos de turno no se quieren dar por enterados. un saludo.

  5. ana

    R edacción: estoy de acuerdo contigo, en que no se publiquen opiniones amparadas en el anonimato.
    En cuanto a los arreglos de ambos espacios públicos, que no ha sido del gusto de todos, tal vez el Sr. Pico nos pueda aclarar que pasó con esas dos remodelaciones, ya que con poco dinero también se hacen proyectos acertados...y sobre todo porqué dejó que se maltrataran esos parques que a todos nos traen buenos recuerdos.
    Y menos entiendo cuando veo sus otros proyectos que me parecen muy bonitos.

    S

  6. Antonio

    Lo del Parque de la Victoria no tiene nombre, pero ¿qué me dicen de la remodelación del Parque Calderón? Será muy buen arquitecto pero lo que son los parques no son sus fuertes.

  7. Redaccion

    Se han recibido algunos comentarios opinando sobre una obra de Ramón Pico, quizás la que más controversia ha alcanzado en los últimos tiempos: la remodelación del Paseo de la Victoria. Pero con un matiz, venían firmadas con seudónimo. Como no queremos que, amparados en el anonimato se viertan los desacuerdos como si sobre un pim pam pum se tratara, lo único que pedimos a partir de ahora es que el autor se identifique y que, por supuesto, use un lenguaje correcto para referirse al autor o su obra. Nada mas. Y nada menos. De otra forma no serán publicadas.

    Como nota de contraste, hemos de añadir que el arquitecto que nos ocupa tiene una solvente trayectoria en su vida profesional, y no debemos juzgarla por una de sus obras, y sobre todo, por las circunstancias que rodearon a ésta.

  8. Francisco Andrés Gallardo

    Espero que pronto el señor Pico rectifique en el proyecto de reforma del parque de la Victoria y opte por rehabilitar la antigua alameda, esa que recuerda la infancia de varias generaciones de porteños, y podamos contar de nuevo con nuestro parque, tan olvidado por las corporaciones municipales de todos los colores que ha habido desde 1983, cuando fue expoliada la ermita de los Caminantes y que sigue tan maltrecha desde entonces. El Puerto no se merece ni el abandono del parque de la Victoria ni tampoco la desafortunada reforma que se ha acometido en un recinto histórico.

Deja un comentario