1.306. BUENA EDUCACIÓN BODEGUERA. Según Alfonso Ussia Muñoz-Seca.

Alfonso Ussía, con un retrato de su abuelo, Pedro Muñoz-Seca.

Club «El Buzo», Vistahermosa, Puerto de Santa María, con Cádiz enfrente, cerrando la tenaza de la Bahía de los Poetas. Una mesa larga, de goma, abierta a todos los que quisieran compartir el aperitivo. Había allí representantes familiares de todas las grandes bodegas del Puerto y de Jerez, pero sólo se pedía y se tomaba el vino de una de ellas, en concreto, de Osborne. «Fino Quinta» con su etiqueta roja y el toro de Manolo Prieto. Se sentaban bodegueros Domecq, Terry, Caballero, González, todos competidores de otros, y sólo se pedía un vino. Me aclararon la curiosidad. «Siempre se pide el vino de la familia de la mujer de más edad sentada en la mesa». Se me antojó un detalle y un ejemplo de buena educación.  (Texto: Alfonso Ussia). 

4 comentarios en “1.306. BUENA EDUCACIÓN BODEGUERA. Según Alfonso Ussia Muñoz-Seca.

  1. miguel

    Trabajé con Alfonso en los años setenta del pasado siglo en Madrid y puedo asegurar que su afecto por el Puerto lo tenia siempre a flor de piel

  2. Mar Vázquez

    Gran escritor, y digno de tener un lugar propio en la ciudad, ya que, cierto es, no hay un libro que haya leído escrito por este señor, en el que no nombre El Puerto. Además, si no me han engañado, siempre hace lo posible por presentar sus libros aquí. Recuerdo el que presentó en Las Beatillas, que no entraba ni un alfiler... y como había tantísima gente en pie porque, se desbordó la asistencia de público, él también realizó la presentación en pie por respeto al resto. Como portuense agradecida y orgullosa, por tener un embajador de nuestra ciudad con tanta calidad humana. Un embajador de poco ruido, y muchíiiiiisimas nueces!!!

  3. carudel

    Chuchy , tu no lees , ¿verdad? Hay muy pocos libros escritos por Alfonso Ussia , en los que no haga mencion al Puerto.Solo por eso , seguro que ha hecho mas que tu. Perdon por la ausencia de acentos , pero no me funciona esa tecla.

  4. Chuchy

    Muy buen educado y un gran gañotero. La verdad es que no se que ha hecho por el Puerto aparte de venir a comer.

Deja un comentario