1.361. MANUEL ORTEGA DOMÍNGUEZ. Pintor.

Manuel Ortega Domínguez es el séptimo de ocho hermanos del matrimonio habido entre Diego Ortega Pea y Manuela Domínguez García, ambos de El Puerto, nacido en la calle Lechería --hoy Cervantes-- el 8 de agosto de 1939, finalizada la Guerra Civil. El 1 de septiembre comenzaba la II Guerra Mundial. En julio de ese año toreaban en El Puerto Domingo Ortega, Pascual Márquez y Manolete, mientras que a caballo lo hacía Juan Belmonte. Fueron alcaldes de El Puerto Antonio Rives Brest y Manuel Barba Ordóñez. Otros porteños nacidos ese año: el sastre Manuel Sánchez García, el marinero Vicente Garrán López y el abogado y escritor Manuel Alba Medinilla. El pintor Manolo Prieto formará parte, en 1939 de la Delegación de Prensa y Propaganda del Ministerio de Turismo.

TALLER PÉREZ Y BAUTISTA.
Manuel estudiará en la Escuelita de los Jesuitas, pero por poco tiempo: con nueve años entrará de aprendiz de hojalatero en el taller que Manuel Pérez tenía en la calle Larga, frente al Bar La Perdiz. A los pocos años, y dada la afición que nuestro protagonista siente por el dibujo y la pintura, le pide permiso a su maestro para marcharse con el yerno de éste, Belmonte, quien casado con la hija de Pérez tenía un taller de pintura en la calle Nevería, frente a donde hoy está el supermercado DIA, anteriormente la casa del médico Juan Almorza.

Caja de madera estampoillada con brandy de Osborne.

Solían trabajar para Bodegas Osborne, pintando a mano y a plantilla el logotipo de la firma vinatera para las canastas de mimbre primero y luego las caja de madera de brandy Independencia, Veterano, etc… que salían para exportación. Allí permanecería por espacio de cinco años.

TALLER MARÍN
Luego vendría el taller de Antonio Marín Ordoñez. Manuel era buen dibujante y rotulista y se coloca con este pintor autodidacta natural de El Bosque (Cádiz) en el taller existente en la calle Palacios, en la confluencia con Misericordia, donde después iría el taller de fontanería de Camacho. Allí pintaban bicicletas y motos guzzi, bultaco, ossa, … para a continuación trasladarse el taller a la zona de influencia de la Pescadería, donde hoy se encuentra bar ‘El Rincón del Jamón’ y el formato de los trabajos de chapa y pintura aumenta en volúmen y extensión con la llegada de los americanos a la Base Naval de Rota: pintan coches de los americanos, la famosa ‘pica’ de la Policía Militar y, dada la zona en la que se encontraban ubicados, los camiones de los transportistas de exportadores de pescado.

Preparando una Cruz de Mayo

SIETE VIVIENDAS.
Manuel se casa con 17 años con María Arana Pino con quien tiene cinco hijos. Ya hemos señalado que nació en la calle Lechería, para luego trasladarse la familia a la calle La Palma, donde fue vecino de Catalina Santos ‘La Guachi’ popular vendedora de mariscos con nótula núm. 021 en GdP. La familia vivirá luego en el campo, por la carrtera de Sanlúcar en las denominadas ‘Casa Blanca’ y luego en la ‘Casa Colorá’, en la calle Cruces frente al Cine Moderno, en los primeros pisos de Crevillet, siendo avalado por el entonces alcalde Juan Melgarejo Osborne, en la Barriada de Las Nieves en una ‘vivienda de Rebollo’ --léase Patronato de la Vivienda--, y por último en la calle Espíritu Santo esquina con Rosa, donde tuvo y mantiene el taller de pintura, ya como lugar de afición y esparcimiento, dado su estado de jubilosa jubilación.

Manuel con su afición y profesión, la pintura.

Con 21 años se marcha al Servicio Militar a Melilla. Allí andará por el Monte Gurugú, Nador, … Y era pintor, como no del parque móvil: tanques, todoterrenos, coches oficiales, buscando cada vez que podía una oportunidad para regresar a la península a reunirse con los suyos: ya tenía dos hijos en el mundo.

TALLER CALLE LA ROSA.
A la vuelta se instala definitivamente en la calle Espíritu Santo con el taller de pintura de la calle La Rosa, a principio de 1960 en un local que pertenecía a Manuel Hörh Castán el farmacéutico y su esposa, María Jiménez Tamplin, donde continúa.

Manuel, exponiendo en la concentración 'El Puerto en Movimiento' en la Ribera del Marisco el pasado septiembre de 2011.

PINTOR MUNICIPAL.
En 1985, siendo alcalde Rafael Gómez Ojeda, con nótula núm. 488 en GdP, entrará por oposición a trabajar en el Ayuntamiento como pintor. Manuel recuerda que en aquella época el ayuntamiento tenía muy buenos oficios que podían sacar adelante cualquier faena que se les encargara: la Caseta Municipal en la Feria, carrozas de Carnaval y hasta un Stand en la Feria Internacional de Turismo FITUR, en Madrid, al margen de tareas mas prosaicas. Los escudos municipales los llegó a pintar en todos los taxis de El Puerto antes de que existieran las modernas técnicas del vinilo.

Manuel fue dejando su impronta por diferentes espacios de la ciudad. Así, los transformadores se fueron transformando, valga la redundancia, y dejaron paso su blanca superficie a artísticos murales de nuestro protagonista: Barriada San Isidro, Clínica Frontela, Valdelagrana, Las Banderas, calle Sevilla, … Y así hasta su jubilación hace siete años, en 2004.

Manuel, el día del homenaje de su jubilación, aparece acompañado de las concejalas entonces del gobierno municipal, Silvia Gómez, María del Carmen Lara y Consuelo Gamero.

A sus 73 años Manuel continúa haciendo lo que sabe hacer y lo que mas le gusta: pintar, dibujar, rotular, algo que continúa en su taller de la calle de la Rosa, profesión que han seguido sus hijos: dos trabajan en el Ayuntamiento y otro sigue en el taller.

Un comentario en “1.361. MANUEL ORTEGA DOMÍNGUEZ. Pintor.

  1. Miguel

    Estimado Manuel: te llamas como mi querido abuelo materno, Manuel Ortega, que según contaban mis tías, parece que era de Burgos. El murió en Argentina, hace ya muchos años. He querido saludarte y felicitarte por esos bonitos cuadros que se te vé pintando, y te cuento que no hace mucho he retomado la pintura, que de niño y de joven he cultivado, y en honor a mi abuelo mi pseudónimo para firmar mis obras es Manuel Ortega. Te mando un fuerte abrazo. P.D. He estado en Cádiz sólo unos pocos días, pero no la olvidaré nunca.

Deja un comentario