2.635. InnJoo Toro, un teléfono chino dubaití para Osborne.

telefono_osborne_1_puertosantamaria
Osborne, y no me refiero al protagonista más de moda de la temporada: Bertín Osborne sino a la compañía portuense de bebidas y chacinas, continúa con su diversificación. No estoy muy en el sector, pero está haciendo sus incursiones en el mundo de la moda y ahora ha prestado su marca para un teléfono móvil: el InnJoo Toro.

La alianza puede parecer algo extraña. Une a una compañía que se dedica a los vinos desde 1772 con una start up tecnológica creada por tres jóvenes chinos y con base en Dubái en 2013. Pero se puede leer como una relación entre ganadores. Para InnJoo, según el director general en la península, Conrado Vázquez, asociarse con una marca tan potente como Osborne les va a dar una visibilidad a la que no podían aspirar de otra forma. Para Osborne supone la oportunidad de acercarse a un sector que le va a dar una capa de modernidad que le puede venir muy bien a la segunda compañía más antigua todavía en actividad en España.

movil_osborne_2_puertosantamaria

Hablando de cosas extrañas, aquí van unos datos. InnJoo, que tiene un pacto de caballeros con compañías como Xiaomi para no tocar el mercado chino y el Sudeste asiático, centra sus ventas en Arabia (un 40% aproximado), Nigeria (otro 30%) y... ¡España!, donde han vendido cerca de 50.000 unidades. Por eso no es de extrañar, que el presidente de InnJoo, Jack Lee, confíe en él para la extensión de la marca por Europa, norte de África y Latinoamérica. Desconocemos si en los nuevos países la venta se realizará exclusivamente on line, ya que España es el único país en el que se ha optado por vender también en tiendas físicas.

Independientemente de los planes de expansión, ya se contempla Italia, Portugal, Andorra, México y Marruecos, la virtud de sus terminales es el equilibrio entre prestaciones y precio. En concreto el Toro, es una evolución del One. Tiene pantalla de cinco pulgadas y una resolución de 1.280 x 720 píxeles, tiene un precio de 229 euros, muy ajustado para sus características y diseño.

Comenzando por el final, es como un iPhone 5: cuerpo de aluminio tallado con técnica unibody, pantalla y trasera de vídrio... Es muy equilibrado en la mano y con mucho estilo y apenas mide 6,8 milímetros de grosor. Llega, eso sí, con la versión 4.4 de Android actualizable a la 5.1.

El procesador tampoco está nada mal: un MTK de ocho núcleos acompañado de dos gigas de RAM y unas escasas 16 gigas para almacenamiento (ampliables por tarjeta de memoria). En lo que sí puede presumir es en el apartado de la batería: 3.600 miliamperios acompañados por una gestión eficiente que le dan una autonomía de 15 horas de conversación. La cámara trasera, con una apertura de 2,0, es de 13 megapíxeles, mientas que la delantera es de ocho, frente a medias del mercado bastante más bajas. /Texto: Javier López Tazón.

Deja un comentario