2.810. Washington Irving. Ilustre huésped de El Puerto.

irving 1 puertosantamaria

En estos días [se refiere el autor al año 2009] se celebra en Granada el 150 aniversario de la muerte de Washington Irving, el escritor y diplomático americano que estuvo en España desde 1826 hasta 1829 y que volvió, como embajador norteamericano, en 1842 hasta 1846. Es cierto que en Granada estuvo entre el 1 de mayo de 1828 y el 28 de julio de ese año. Allí se le venera e incluso se muestra a los visitantes las estancias de la Alhambra donde vivió. Sus “Cuentos de la Alhambra”, sobre todo, lo han hecho famoso y Granada se ha aprovechado de ello. Pero no es menos cierto que W.I. viene a España para escribir su “Colón”, documentarse y visitar los lugares colombinos. En Madrid había hecho amistad con Don Juan Nicolas Böhl de Faber y ese conocimiento lo llevará hasta El Puerto adonde llega el 23 de agosto de 1828.

irving 2 puertosantamaria

Viene acompañado de su amigo inglés John Hall, con quien había compartido la Casa Cera, una casa rural de los Wetherell, en la sevillana llanura de Tablada. En El Puerto, se alojan, en primer lugar, en una casa de la calle Palacios, donde, por lo ruidoso del vecindario y el levante, no puede concentrarse para trabajar. El 1 de septiembre ambos amigos se trasladan a la finca “El Cerrillo”. Lo consiguen gracias a los buenos oficios de don Juan Nicolás Böhl de Faber y su esposa doña Frasquita Larrea, que veranean en una finca de recreo colindante. Allí W.I. ha logrado la tranquilidad para su trabajo, porque no hay ruido y el calor se le hace soportable.

1470C

Desaparecida portada del recreo 'El Caracol'. /Foto: Retablo Cerámico.

Pero su dicha le duró poco, porque, al cabo de unos días, la familia Moseley, propietaria de la finca, decide ocuparla, ante la amenaza de una epidemia de fiebre amarilla que se ha desatado en Córdoba y Gibraltar, y parece extenderse a Cádiz y a todos los pueblos de la Bahía. Irving y Hall deciden ir a Cádiz para marchar a Sevilla huyendo también de la epidemia. Pero Sevilla está cerrada a cal y canto y no admite a viajeros procedentes de Cádiz. Irving y Hall vuelven a El Puerto y , por mediación de unos amigos ingleses, consiguen alquilar el recreo de “El Caracol” donde W.I. termina su libro sobre las Guerras de Granada y da los últimos toques a su “Colón”.

fincaelcaracol2_puertosantamaria

Vivienda donde estuvo alojado el escritor en el recreo 'El Caracol'. "Estaba parcialmente amueblado. Está justo a las afueras del Puerto. 'La casa tiene puertas gruesas y ventanas enrejadas, como una prisión', debido al peligro de ladrones. Tiene azotea plaza y una pequeña torre".

El 3 de noviembre Irving marcha a Sevilla al Archivo de Indias. Deja en “El Caracol” a su amigo Hall, que muere la madrugada del 24 de noviembre tras haber caído de su caballo. Böhl de Faber se encarga de su entierro y, como Hall es anglicano, no admiten exequias ni que se le de tierra en el Cementerio Católico de El Puerto, por lo que, en una ceremonia íntima, lo entierran, cerca de la casa de “El Caracol”. W.I. ya no vuelve a El Puerto. Tan sólo se escribe con Böhl de Faber, mantiene tertulia en Sevilla con Fernán Caballero y llora a su amigo Hall, visitando, de noche, con el caballo de este la Casa Cera e invocando su espíritu. Pero no se le apareció. Granada ha aprovechado la fecha del 150 aniversario de la muerte de W.I. Me imagino que El Puerto lo hará también. /Texto: Luis Suárez Ávila. 

 

Deja un comentario