3.063. ‘La Herencia de la Sangre’. Nuevo ejemplar de la serie Mansiones y Linajes.

la-herencia-de-la-sangre-1-puertosnatamaria

Coincidiendo con la actualidad, con los impuestos sobre herencias que se han de tributar en las diferentes comunidades autónomas de España, aparece un nuevo ejemplar de Antonio Gutiérrez Ruiz, de la serie “Mansiones y Linajes de El Puerto de Santa María” que será el Volumen VIII de la serie, y cuyo título principal es el de ‘La Herencia de la Sangre’ y el subtítulo, ‘Historia de dos casas: El palacio Bernabé Madero y el de Valdeavellano’. Podemos afirmar que son dos libros en uno solo, con 352 páginas y más de medio centenar de ilustraciones, en el formato estándar de la serie: 15x21 cm.

la-herencia-de-la-sangre-2-puertosantamaria

Contraportada del volumen VIII de la serie.

En una extensa introducción se recoge el ambiente existente en El Puerto en el siglo XVII en el tiempo en que fue invernadero de las Galeras Reales y una crónica casi inédita del viaje realizado por la armada hispano portuguesa que se creó en esta base local para acompañar al rey Felipe III en su viaje a Lisboa. En la primera parte desgranan la historia del llamado Palacio Bernabé Madero, con una extensa información sobre la saga familiar de éste apellido y de los restantes propietarios: Álvarez Cuevas, Martínez Colóm o ilustres inquilinos, entre los que figuran los Ibáñez Pacheco, Febrés o Thuillier.

Una breve segunda parte nos sirve para conectar esta casa mencionada con la otra que historian, la conocida como de Valdeavellano, a través de sus propietarios y en la tercera y última parte del libro veremos desfilar interesantes personajes, casi todos ellos propietarios de dicho inmueble, apareciendo además de los García Valdeavellano, los Larraondo, Urruela o Tosar, entre otros.

antonio-gutierrez-ruiz-elpuertodesantamaria 2

Antonio Gutiérrez quiere además explicar “el sentido que tiene el título de la obra. Los bienes materiales se traspasan en muchos casos de generación en generación, heredados de padres a hijos, otros familiares más lejanos o políticos e, incluso, a personas con afinidades, amigos, sin ningún parentesco. Sin embargo, la herencia genética que cada uno de nosotros recibimos, -la herencia de la sangre-, obligada e incondicional, sin posibilidad de negar su aceptación, con la carga de características físicas y morfológicas que conlleva y también, por qué no, de virtudes y defectos, aunque éstos sean susceptibles de modificarse y condicionarse posteriormente”.

“Éste legado atávico, decíamos, es una constante a lo largo de los diversos linajes que hemos expuesto en el texto de la obra y, sin duda, el más significativo es el de Alejo y Manuel  de Bernabé y Madero y Ricart. Esos dos hermanos, hijos de un artesano e hidalgo  burgalés y de la hija de unos comerciantes marselleses nacidos, criados y educados en El Puerto de Santa María hasta que emigraron al Nuevo Mundo  han dejado su huella genética, su herencia de sangre,  más allá de la material, en generaciones que han existido y continúan multiplicándose en Argentina y Méjico, países en los que, como habréis podido leer, miembros de ese linaje alcanzaron nada menos que la Vicepresidencia y la Presidencia de estos dos países citado”. Este fin de semana estará disponible en la media docena de librerías habituales y, cómo no, también en la Asociación Cultural Puertoguía.

Un comentario en “3.063. ‘La Herencia de la Sangre’. Nuevo ejemplar de la serie Mansiones y Linajes.

  1. Alvaro

    Por casualidad he tenido conocimiento de la publicación La herencia de la sangre. Tengo mucha ilusión en adquirir y leer el libro pues Juan Antonio Martínez Colom y Lola García de Valdeavellano, fueron mis bisabuelos

Deja un comentario