3.105. Antonio Villar Guerrero. Guitarrista flamenco y profesor de guitarra.

 

antoniovillarguerrero-1_puertosantamaria

Antonio Villar Guerrero nació el 17 de marzo de 1950 en El Puerto de Santa María, en la calle Santa Clara nº 12. Sus padres fueron José Villar García y Dolores Guerrero Ortiz y de su unión nacieron siete hijos: José Luis, Sebastián, Miguel, Dolores, Milagros, María del Carmen y nuestro protagonista, Antonio. Esta familia estaba emparentada con la familia de los Villar de El Puerto, entre los que había artistas y aficionados flamencos muy reconocidos, como Luis del Valle Rey “Palomito”, bailaor y coreógrafo, que llevó su baile por medio mundo y estuvo casado con una gran bailaora de Granada, “La Golondrina”, de cuya unión queda un hijo de nombre Luis, de profesión, guitarrista, afincado en Barcelona. “Palomito” vive en la actualidad en Marbella y tiene noventa y tantos años.

Miguel-Villar-Guerrero-puertosantamaria

Su hermano Miguel Villar (en la imagen superior) fue bailaor. Con quince años recorrió gran parte de España y algunos países europeos, estuvo en el ballet de Miguel de los Reyes en sus inicios artísticos y durante varios años se estableció en Málaga, ciudad en la que fue conocido artísticamente como Miguelito de Cádiz o Miguelito Puerto. Como se ve la mayoría de los artistas llevan en su nombre artístico su lugar de origen, lo que nos puede indicar la gran nostalgia y el amor que sentían por su tierra. Quizá esta nostalgia fue la que hizo que se retirara muy precipitadamente, dedicándose a la enseñanza del baile en su localidad.

Ramón Villar, “El Carbonerito de Jerez”, nacido en El Puerto Santa María, en los años treinta, fue un cantaor muy completo, creador de una canción muy popular de los años setenta; “Los faroles de Santa Ana me alumbraban para verte”. Sus fandangos eran muy camperos y con un buen eco. Este hombre en la actualidad vive en Bruselas, si no ha fallecido.

davidolivavillarb_puertosantamaria

David Oliva, 'El Niño Villar', (en la imagen superior) cantaor y bailaor y un gran animador de las veladas flamencas, hombre con mucho compás y muy inquieto en el flamenco. Su otra afición es el Carnaval, en el que ha participado sacando chirigotas y comparsas.

Soledad Villar García “La Sole”, estupenda cantaora y una gran saetera. Nacida en 1909 y muy reconocida en esta tierra. José “El Negro”, decía de ella: “que bien canta esta Sole”.

Las hermanas Villar, bailaoras y cantaoras, que recorrieron con su arte muchos pueblos de las provincias de Cádiz y Málaga, en la compañía de Paco Gallardo, conocido como “Paquito el Maricón”. Charo Villar fue una estupenda bailaora por fiesta, al igual que sus hermanas Milagros y Paca que actuaban solamente en fiestas íntimas y familiares.

Josefa Caraballo Villar, “La Popi”, bailaora no profesional, que en los años sesenta actuó en muchas ocasiones en festivales benéficos en El Teatro Principal de esta ciudad. En la actualidad vive en los Estados Unidos de América, donde da clases de baile. Su hermana Milagros Caraballo Villar, cantaora que sólo suele hacerlo en reuniones familiares íntimas, dominando el cante por fiesta, y mi comadre Chari Villar, que se da una vueltecita con mucho gusto por bulerías. En esta familia es raro el que no cante, baile o toque la guitarra y me dejo muchos más familiares por mencionar.

antonio-villar-2-puertosantamaria

Miguelito de Cádiz, La Quica, Pepito Vargas, Pedro Escalona y Custodia.

Con ocho o diez años Antonio Villar le cogía la bandurria a su hermano Pepe, que tocaba en la rondalla portuense y éste se ponía negro porque no quería que se la estropeara. En aquel tiempo iba a su casa un profesor de nombre Eduardo Lanzarote, director de la Rondalla Portuense. Antonio aprendió escuchando tocar su hermano y de los consejos que le daba el profesor.

Antonio empezó, como hemos dicho, tocando la bandurria pero cuando escuchó la resonancia flamenca de la guitarra, se enamoró de su música y pensó que aquello era lo suyo. Compró su primera guitarra a los diez años, con sus ahorros, al precio de mil quinientas pesetas, y por catálogo. Todos los días iba a correos para ver si había llegado. Tuvo varios profesores de guitarra: Rafael del Águila Aranda, de Jerez 1900 -1976, discípulo de Javier Molina y profesor de la gran mayoría de los guitarristas jerezanos; Juan Sánchez, funcionario de correos, estupendo guitarrista, nacido en uno de los pueblos de la Sierra Gaditana, Juan Guilloto León “El Maestro”, Joaquín Albaiceta “El Viejo” y Roberto Iglesias.

antonio-villar-guerrero-1b-puertosntamaria

Yo le recuerdo tocando la guitarra con trece años, en fiestas que organizábamos, en la casa de sus tías en la calle Lechería, a mediados de los años sesenta y parte de los setenta, con su hermano Miguel y sus primas Milagros, La Chari, La Popi, Antonia, un servidor de ustedes y sus tías Charo Villar y La Sole, y en algunas ocasiones se incorporaba a la fiesta José El Negro, cuando venía con una copita de más. Recuerdo una noche ver bailar a Miguelito Jarana, cuñado de El Negro, en dicho patio. Que buenos ratos hemos echado en esta casa del Barrio Gitano.

Los fines de semana Antonio se iba a la iglesia de San Joaquín y a la Prioral, hoy Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros y, allí se enteraba de los bautizos, tomas de dichos, bodas y, por una pequeña cantidad de dinero, animaba dichas efemérides. Con quince años le llamó Fernando Gago, entonces relaciones públicas de Bodegas Terry, para que tocara en la visita de un familiar de Franco, le dieron mil pesetas que en aquel tiempo eran un dinero. También dio clases de guitarra, a los niños de Osborne. Me contó que tenía un pequeño tablao en un salón de la casa, donde daba clase a los hijos de Romerijo y a muchas familias de El Puerto, cuyos nombres si los relacionamos nos darían para llenar muchas páginas.

antonio-villar-3-puertosantamaria

De izquierda a derecha: Concha Reyes, Miguel Villar, Antonio González, bailaora Isabel Pastrana, guitarrista Antonio Villar y Clavijo, en el Casino Bahía de Cádiz.

Sus comienzos fueron acompañando a la academia de su hermano Miguel Villar, con ella recorrió gran parte de Andalucía y también con las academias de El Puerto Santa María de Paco Puerto, La Puchi, de Antonio Loliti, Loli Subiño, La Chati Rosso, Ángeles Rojas, Carmen Morales, Araceli, Antonio Mora, Isabel Pastrana, Milagros Forte y La Oreni.

antonio-villar-4-puertosantamaria

De izquierda a derecha, Antonio Villar, Carmen Morales y Antonio González.

Acompañó con su guitarra a muchos artistas de esta zona, como: Ramón Orillo, Felipe Scapachini, Diego Gálvez, Manuel de los Ríos “El Pititi, Joaquín el yerno de Ramón Orillo, Rafael Vargas, Antonio García, José El Negro, “Chato de La Isla”, La Oreni, cantaora y bailaora que ganó el concurso de Gente Joven de Televisión Española, y José Luis Arniz.

Compaginó las academias de baile con las clases de guitarra. Antonio es un estupendo profesor de guitarra. Por su academia han pasado muy buenos guitarristas, japoneses, ingleses y de otros lugares de Europa, de los que no recordamos sus nombres porque fueron muchos.

antoniovillar-5-puertosantamaria

De izquierda a derecha: Pablo Pérez, José Luis Arniz y Antonio Villar.

Está muy orgulloso de alumnos como Antonia Jiménez, considerada como una de las mejores féminas tocando la guitarra flamenca; Paco León, al que le auguro un gran porvenir. Le vi en Madrid, en Conde Duque y allí estuvo con su guitarra a un nivel altísimo; Alejandro Quintero prospera mucho con su guitarra; Kioto un japonés del cual no recordaba su nombre completo, que cogía al vuelo todo lo que le enseñaba, y hoy en día vive de la guitarra en su país; Manuel de los Ríos Núñez “El Pititi”, canta como los ángeles, y su guitarra me suena muy flamenca; Abraham Lojo, este guitarrista está en Barcelona terminando la carrera de música y Roberto Rodríguez Sánchez, apodado Roberto Ceballos, “tocaor” netamente de los Puertos, con mucho compás y sobre todo muy buena gente y uno de mis grandes amigos.

antoniovillar-6-puertosnatamaria

De Izquierda a derecha, los cuatro Antonios:  Antonio García, Antonio Villar, Antonia Jiménez y Antonio González.

Formó grupo con José Luis Arniz y Paco Díaz “El Pela Higo”, cuando el Vaporcito del Puerto, Adriano tercero, recorría la Bahía de Cádiz, en veranos de años pasados. Estuvieron contratados por Miguel Lobato, que, por cierto, me dijo Antonio que era muy buen pagador. Actuó en muchas ocasiones en el Cangrejo Rojo, acompañando a José Luis Arniz, Luis Panete, Rafael Vargas y Diego Gálvez. Formo grupo con la Oreni, recorriendo la provincia de Cádiz.

antonio-villar-6-puertosantamaria

Antonio Villar dando clase de guitarra a Paquito León.

Grabó con La Hermandad del Coro del Rocío de El Puerto poniéndole música a la Salve de Rafael Siria, grabación que estuvo en los Cuarenta Principales. Participó con el Coro de las Amas de Casa Virgen de los Milagros en Canal Sur Televisión. Hay una anécdota muy curiosa, el guitarrista del grupo de “Las Corraleras”, no se presentó por motivos que no le explicaron y le pidieron por favor que les acompañara con la guitarra en la actuación que tenían en directo en dicho canal, con lo que aceptó, obteniendo este grupo un gran éxito. Antonio Villar ha compuesto también una emocionante marcha al Cristo del Amor, del que es un gran devoto y que pueden escuchar en este enlace. 

antonio-villar-8-puertosantamaria

De Izquierda a derecha: Antonia Mora, Clavijo, Miguel Villar, Concha Reyes, Antonia Jiménez, Carlos González, David Cruz, Antonio Villar y la bailaora desconocida.

Como buen portuense, participó en el carnaval de su tierra en dos comparsas, una con el título, “Vamos al Grano”, con letra de Luis Galán, música de Antonio Villar y la dirección de Salvador Torres Palomete, obteniendo primer premio de comparsas en el año 1985. Con Los Bastones Blancos, letra de Diego Caraballo y música de Antonio Villar fue primer premio de comparsas de El Puerto de Santa María en el año 1986. Como podéis comprobar a nuestro amigo siempre le ha gustado participar en eventos relacionados con la música de su guitarra y se ha brindado siempre que se lo han pedido.

Antonio, al que yo conozco de muy joven, es un enamorado de la guitarra y de la enseñanza de este instrumento con forma de cuerpo de mujer. Tiene un toque de guitarra muy limpio y aseado dominando todos los palos del flamenco. Es un hombre que no deja de acompañar a los coros de El Puerto cuando se lo piden y a las academias de baile. Ha participado como jurado en varios concursos de baile y de cante, el último en la Peña del Chumi, en 2016.

Como siempre quiero agradecerle a mi amiga Ana Becerra Fabra su colaboración. /Texto: Antonio Cristo Ruiz

Un comentario en “3.105. Antonio Villar Guerrero. Guitarrista flamenco y profesor de guitarra.

  1. Joaquin

    Juan guilloto leon no era guitarrista fue general. El gran guitarrista del puerto fue Francisco Guilloto Ortega. Por cierto haber si le hacen un articulo a este gran hombre.

Deja un comentario