3.114. Manuel Caballero Galán. Alpinista fallecido en la Cordillera Blanca peruana.

alpinista-huascaran-peru-puertosntamaria
Este verano se cumplirán 20 años del accidente mortal sufrido por el portuense Manuel Caballero Galán, de 32 años, que residía en Marbella en esos años, donde vendía cupones de la ONCE, entidad a la que estaba afiliado por su minusvalía. Gran aficionado a la escalada deportiva, pertenecía al Club de Actividades de montañeros de la localidad malagueña y, habiendo mejorado su visión después de una exitosa operación, se animó a participar en unión de otro amigo llamado José Manuel Rivero en la ascensión del nevado de Huascarán, el pico más elevado de los andes peruanos, de 6.746 metros.

Partieron hacía Perú el 19 de julio de 1997. Allí, en los Andes, siguieron la ruta Sur, atravesando la amplia zona nevada denominada “La Garganta” en compañía de un guía nativo, Santiago Enostroza. Antes de iniciar el ascenso a la cima, el compañero se sintió indispuesto, continuando solamente él y el guía, tal vez imprudentemente pues un grupo de ocho escaladores israelíes que regresaban de la zona, alertaron sobre los problemas que crea el tiempo a los montañeros y dijeron que era preferible no emprender expediciones al Huascarán. Precisaron que las constantes nevadas borran las rutas que trazan los expedicionarios lo que dificultaba el regreso y el glaciólogo Carlos Portocarrero había declarado, aunque eso no sabían, que la Cordillera Blanca pasaba por un proceso de deshielo debido a las alteraciones causadas por el fenómeno de la corriente subtropical de El Niño.

rescate-huascaran-peru-puertosnatamaria

Alertadas las autoridades por el compañero que no participó en los últimos tramnos de la escalada, alarmada por la tardanza, acudió al rescate la Policía Nacional y un grupo de la Asociación de Montañistas Peruanos que encontraron su cadáver en una grieta de uno de los glaciares.

Reproducimos la información publicada en las páginas de deportes del periódico “El Pais” del 13 de agosto de 1997: “Los temporales que azotan los Andes de Perú dificultan el traslado a la ciudad de Yungay, y posteriormente a Lima y España, del cadáver del montañero español Manuel Caballero, fallecido al caer por una grieta de 50 metros de profundidad del nevado Huascarán, el monte más alto del país, de 6.746 metros, informó ayer un portavoz de la Embajada española. El cuerpo de Caballero, de 32 años, fue rescatado el pasado lunes cerca del Campamento Base Número 1 de la montaña, a unos 5.800 metros de altura. Su acompañante al ser deficiente visual, el guía peruano Santiago Enostroza, continúa desaparecido y es buscado por miembros de la misma brigada de rescate que encontró a Caballero. El cadáver, que se espera sea trasladado hoy, será llevado primero a la ciudad de Yungay, donde las autoridades judiciales decidirán si es necesario hacerle una autopsia, lo cual, en caso de aprobarse, exigirá un día más de permanencia en Perú.Por otro lado, según informa Francisco José Román, la familia del montañero confirmó ayer su intención de que el cuerpo sea trasladado para recibir sepultura en su ciudad natal, El Puerto de Santa María (Cádiz).

huascaran_peru_puertosantamaria

El nevado de Huascarán (Perú).

Mientras, en el club de alpinismo de Marbella un compañero de Manuel, José García Benítez, explicó ayer que, según la información de la que disponen, el trágico accidente se produjo cuando la lámina de hielo sobre la que escalaban cedió con el peso y se abrió una grieta en cuyo interior quedó el cuerpo del alpinista. La asociación de alpinistas peruanos y la Policía Nacional de aquel país aún no habían localizado ayer al guía que acompañaba a Manuel Caballero. Este joven alpinista, de 32 años, estaba afincado en Marbella desde hacía 12 años, donde desarrollaba su actividad profesional como vendedor de la ONCE, había logrado mejorar su capacidad visual gracias a una intervención quirúrgica. En la actualidad sólo precisaba de gafas o lentillas para desenvolverse con práctica normalidad.” /Texto: Antonio Gutiérrez Ruiz.

Deja un comentario