3.232. Álvaro Cebrián Mosquera. Cofundador de la marca ‘El Ganso’, veranea en El Puerto.

Álvaro Cebrián Mosquera, co fundador junto a su hermano Clemente de la marca de moda ‘El Ganso’, pasa sus vacaciones estivales en El Puerto de Santa María, aunque tanto el viaje que más le ha marcado como el que le quedan por hacer son a destinos lejanos.

Álvaro Cebrián no desconectará del todo este verano. En la maleta llevará el portátil y el iPad para continuar trabajando, aunque remotamente, en la empresa de moda ‘El Ganso’ que cofundó con su hermano Clemente en un 2006. También se llevará consigo la biografía de Phil Knight, fundador de Nike, con quien no le importaría compartir las vacaciones.

Los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián Mosquera (Madrid, 1975 y 1974) comenzaron a interesarse por la moda a los 18 años. Les gustaba vestir bien, de marca. Sin embargo, pateando tiendas en busca de su estilo, no encontraban nada que se adecuara a ellos, ni a su bolsillo. En el año 2004, con los 30 acercándose pasaron a la acción. Reunieron sus ahorros, pidieron ayuda a sus padres y se lanzaron a la aventura que supone emprender. A inicios de este año Clemente se ha desvinculado de la gestión diaria de la compañía para poder desarrollar nuevos proyectos.

--¿Dónde pasa sus vacaciones este verano?
--En El Puerto de Santa María.

--¿Cuál fue el mejor viaje de su juventud?
--Cancún con la Universidad.

--¿Qué viaje le queda todavía por hacer?
--Japón.

--¿Playa o montaña?
--Playa.

--¿Con qué empresario se iría de vacaciones?
--Amancio Ortega o Phil Knight.

--¿Qué gadgets se lleva de vacaciones?
--No soy muy de gadgets, pero siempre me llevo portátil y iPad para trabajar.

--¿Qué tarea pendiente deja para vacaciones?
--Pasar más tiempo con mis hijos.

--Una novela para este verano.
--Nunca te pares de Phil Knight, fundador de Nike.

--Un motivo profesional por el que interrumpiría sus vacaciones.
--Cualquier contratiempo en la empresa.

--¿Qué hará el primer día de regreso al trabajo?
-Lo mismo de todos los días, no hay que parar la rutina. |Texto: M.E.

Deja un comentario