3.551. Aitana Alberti León. Pide la ejecución del testamento su padre, el poeta portuense

A finales del pasado año el litigio por la herencia de Rafael Alberti se reabría en los tribunales porque la hija del poeta portuense, Aitana Alberti, había decidido reclamar legalmente que se ejecute de una vez por todas el testamento. Sus representantes legales, del gabinete madrileño Écija Abogados, habían presentado ante un juzgado portuense la petición de que se ejecute el testamento, que establecía que en un plazo de diez años un albacea debía proceder a la división de la herencia. Además, habían solicitado a la Diputación Provincial un inventario de los 1.500 bienes que llegaron a Cádiz procedentes de Roma cuando el poeta decidió trasladar su legado a España.

La reapertura judicial de este caso, avanzada por Radio Cádiz, que está motivada por el desacuerdo que Aitana Alberti ha expresado desde un principio con el último testamento del poeta, fechado el 10 de diciembre de 1996 y que fue el décimo testamento que Alberti redactó entre los años 1991 y 1996. Aitana mantiene que los bienes que según ese testamento le correspondieron fueron los que su padre ya le había ido regalando a lo largo de los años. La hija del poeta reclama los dos tercios de la herencia.

| Juzgados de El Puerto de Santa María.

Cristina Llop, la abogada del bufete madrileño encargada de este caso, explicaba a Diario de Cádiz que ya en 2014 se presentó una demanda solicitando la división del testamento, que establecía que un albacea, en un plazo de diez años, debía proceder a la división de la herencia. Pero resulta que desde la muerte del poeta, de la que el pasado año se cumplieron 19 años, no hay conocimiento de que se haya efectuado esta división.

Así, los abogados de Aitana presentaron ante el Juzgado de Instrucción número 1 de El Puerto de Santa María la solicitud para que se ejecute el testamento y además, en un intento de adelantar los procedimientos futuros, se presentó en el registro de la Diputación Provincial, el pasado 5 de octubre, una solicitud de información sobre los bienes que llegaron al Palacio Provincial en la década de los años noventa cuando Alberti decidió ceder su legado a Cádiz. Unos años después, tras un agrio enfrentamiento, el legado se trasladó a El Puerto de Santa María, que fue sede de la fundación que llevó el nombre del poeta y que actualmente está en proceso de liquidación.

| En la imagen, el ex alcalde Hernán Díaz Cortés llevaba poco tiempo en el cargo, cuando ayudó a descargar la donación que el poeta hizo a la Fundación Rafael Alberti, que se depositó en unos bodegones de la Plaza de Toros, procedentes de la Diputación Provincial | Foto: Fito Carreto.

Explica Cristina Llop que como no se conoce con exactitud el devenir de esos bienes traídos de Roma, alrededor de 1.500 y entre los que había cuadros de Picasso y Miró, se ha pedido el listado a Diputación como paso previo a la localización de las obras y a su tasación. Un proceso que Cristina Llop prevé "complicado y lento", tasación incluida de una vivienda en Roma, y que el bufete trata de tener adelantado para cuando se produzca una hipotética ejecución de la herencia, ahora mismo en manos de los tribunales. Sabe la abogada Llop que Diputación no tiene actualmente esos bienes: "No tiene que tenerlos, porque se pasaron en teoría a la Fundación Alberti, pero como ahí está el origen de todo hemos recurrido a ellos para recabar información. Se están mostrando muy colaboradores".

En abril de 2016, el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María anunció públicamente el inicio de los trámites para liquidar la Fundación Alberti, permitir su conversión en museo y que sus bienes culturales puedan ser gestionados por la institución municipal. | Texto: J.A.L.

Deja un comentario