3.594. Toneleros, un oficio milenario

El herrero de las Siete Esquinas adornaba sus cierros y balcones compitiendo en el martilleo con los toneleros, y los arrumbadores movían las botas y toneles por la calle Valdés de una bodega a otra”. Manuel Cruz Vélez. | De izquierda a derecha: Serafín Iñiguez, Manuel Pérez Feria, Manuel Fernández Galloso y José Oreni Mayi.

| De izquierda a derecha: Oreni Mayi ‘el Mangua’, Manuel Fernández Galloso, Francisco Fernández Villegas, Antonio ‘el Minuto’ y Julio Fernández Galloso

“El sonido es ensordecedor y, el martillo, una herramienta fundamental. Con él se van ajustando las duelas en torno a los aros metálicos —flejes— que envuelven a la bota de vino, que luego se humedece para facilitar que la madera ceda y se somete a altas temperaturas —hasta 240 grados— para que vaya tomando su forma curva característica mediante un proceso que se llama tostado. Luego viene el acuñado, donde el borde de la bota se suaviza y, más tarde, se prepara el fondo de la vasija. Todo ello en apenas 50 minutos.

| Empresarios de tonelería de El Puerto de Santa María y Jerez, de izquierda a derecha, de pie: Francisco Fernández Galloso, Juan Corchado, desconocido, Manolo González, José Román ‘el Morenito’, Lolo Flores, desconocido y hermano de Manolo Gónzález. Agachados, de izquierda a derecha, taxista de El Puerto tío de los Miranda, desconocido, Agustín Álvarez Garzón padre del que fuera primer alcalde constitucional Antonio Álvarez Herrera. Años cincuenta del siglo pasado.

Es un proceso que dista muy poco del utilizado en los inicios de esta profesión. Hasta llegar a estar terminada, la bota sigue un proceso que no empieza en España, sino en EEUU. De allí llega el roble con el que se elaboran de aserraderos de Missouri, Kentucky y Ohio entre otros”. | Texto: Francisco Romero.

| La familia Fernández Villegas en la Feria de Ganado de 1952. En el centro, sentado con sombrero de ala ancha, Paco Fernández Galloso, ‘el Torero’. | Las cuatro fotografías anteriores pertenecen a la Colección José Fernández Villegas.

| José María Cruz, a la izquierda, de aprendiz en la Tonelería Lores. | Foto: Colección María Jesús Vela.

| Vista aérea de la Tonelería de Huerta, en primer plano donde hoy se encuentran las viviendas de Santa Clara; el Hospitalito y la Prioral, en el casco antiguo. Valdelagrana no se había expandido aún, ni el muelle comercial estaba ampliado. | Foto: González y Hernández. 19 de junio de 1970.

Deja un comentario