3.796. Manuel Fernández Lozano. Pintor y abogado

Manuel Fernández Lozano nació en El Puerto de Santa María el 5 de Julio de 1975, a las 5 de la tarde, en el Hospital Luis Frontela --hoy Santa María del Puerto. Dicen las crónicas que fue un sábado veraniego con levantera, en el que aún quedaban muchos americanos rezagados por la Ciudad, de resaca tras su festividad del Independence Day. Pintor de vocación y profesión, tiene como afición el Derecho que ejerce con maestría y es su medio de vida.

De izquierda a derecha, José María Ruiz, Lucio Lasanta, Domingo Marcos y Eladio Gutiérrez, los cuatro socios fundadores de Eco del Puerto que abría sus puertas en 1975.

1975
En 1975 era alcalde de la Ciudad, Fernando T. de Terry Galarza. Rafael Alberti publicaba ‘La Arboleda Perdida’, primera parte de sus memorias. Diego Caraballo, firmaba la autoría de la comparsa ‘Alegrías de Cádiz’. José Sánchez González pintaba el cartel de la Feria de Primavera. Gerardo Díaz Ferrán, a través de su empresa GDF, sería el concesionario de los autobuses urbanos. Los Reyes Magos de ese año en El Puerto, fueron Luis Suárez Ávila, José María Morillo Sánchez y Felipe Bononato Sáez.  Aquel fue el año en el que cuatro comerciantes del gremio de la alimentación, tres montañeses de Bostronizo (Cantabria),  Eladio Gutiérrez, José María Ruiz y Domingo Marcos, junto con el soriano Lucio Lasanta, fundaron el 'Eco del Puerto'. Era el año del fallecimiento del dictador Francisco Franco.

Manuel con sus padres y hermanos y familia de Cantabria, en la Montaña.

Manuel es hijo de emigrantes, de madre cántabra: María del Consuelo Lozano Sordo, nacida en Camijanes (perteneciente al municipio de Herrerías); y de padre gallego: Manuel Fernández Fernández, nacido en Covelo (Pontevedra), siendo el mayor de tres hermanos. Tras el fallecimiento de sus progenitores, tanto Manuel, como sus hermanas Esther,  licenciada en Humanidades y trabajando actualmente en Correos y Eva María, enfermera y médico, han continuado sus carreras profesionales en nuestra Ciudad.

Manuel, con familia, compañeros y amigos en el Bar Santa María

Recuerda su niñez en los negocios de hostelería de su familia, arraigada en esta ciudad en establecimientos tan insignes como el Bar Santa María, el Mini Bar o el Bar Vicente. Su juventud transcurre en el Parque Calderón, bajo la cálida sombra de las centenarias palmeras que tan tristemente nos han abandonado en nuestro tiempo. El Bar Santa María, su segunda casa, fue regentado por su abuela Luisa Sordo Díaz, indómita montañesa que aún perdura en la memoria colectiva de los portuenses, y luego por sus tíos Pedro y Ángel, hasta el día de hoy, cuyo timón manejan hoy sus primos Manuel y David.

El niño Manuel con su familia portuense

En ese lugar tan de nosotros, entre las palmeras, el muelle del Vapor y el Río del Olvido, Manuel comenzó a tantear la vocación de su vida: la pintura. No en vano, desde la azotea del bar, nunca se cansó de dibujar y pintar algo que hoy recrearía sin dificultad en un cuarto a oscuras: la imponente imagen del Guadalete en su tramo final, realzando su desembocadura en la Bahía de Cádiz, convertido ya en ría, a su paso por El Puerto.

El Guadalete pintado por Manuel, visto desde la Otra Banda

Sin embargo, la vida académica de Manuel no ha sido paralela a su vocación. Tras estudiar primaria en el desaparecido Colegio Público de San Agustín, y bachillerato en el Instituto Santo Domingo, inició los estudios de Derecho en la Universidad de Cádiz, licenciándose en 1998. Si el derecho le ha procurado medios de vida para llevar a cabo todo cuanto se ha propuesto, nada de lo conseguido tendría sentido sin haber servido a un solo y único fin: el desarrollo y evolución de su arte. Nunca ha abandonado los pinceles, y, si un ciudadano cualquiera le preguntara por ello, sin dudarlo un momento les diría que es artista desde que tiene uso de razón, y que ejerce la abogacía por puro hobby.

Pintando en la calle Jesús de los Milagros durante el XI Concurso de Pintura Rápida 'El Puerto en la Calle', donde obtuvo el 2º Premio el pasado mes de septiembre.

Hobby o no, también tiene en su haber logros notables en su faceta de jurista, no en vano el despacho que comparte con su colega de profesiónSonia García Cairón ha sido pionero en varias sentencias sobre derecho bancario y derechos de los consumidores. Pero esa es otra historia, que habrá de ser contada en otro momento.

Segundo Accésit Premio de Pintura Eduardo Ruiz Golliuri de la Academia de Bellas Artes. Recoge en el patio del Instituto Santo Domingo. Julio 2016

Como decimos mas arriba, Manuel Fernández Lozano es dibujante y pintor desde que nació, sin que nadie en su familia antes que él hubiera tenido nada que ver con ese oficio. Tras un corto periplo en las aulas de la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia, su formación ha sido totalmente autodidacta, algo que ha confundido en ocasiones a los críticos de la materia dado el estilo y la forma de trabajar que practica en sus obras.

Pintando en exteriores en Cantabria

Su pintura pivota entre Cádiz y Cantabria, lugares donde reside alternativamente cada año. Sin embargo, la luz del sur es una constante que no puede desprenderse de su pintura, algo verosímil y admirable ante ojos gaditanos, pero extraño y deslumbrante ante ojos montañeses.

Ha realizado numerosas exposiciones colectivas e individuales, siendo las  más importantes en abril 2002, organizada por el Ayuntamiento en el Centro Social de la calle Larga y en marzo y mayo de 2016 en la Sala de Exposiciones del Colegio de Arquitectos de Cádiz. “Barrunto bajo Techo”.

Premios y distinciones
En El Puerto de Santa María: Tercer Premio Concurso de Dibujo de la Academia BBAA Santa Cecilia. Centro Cultural Alfonso X El Sabio. Abril de 2006. Mención Honorífica Concurso de Dibujo Arquitectónico de la Academia BBAA Santa Cecilia. Centro Cultural Alfonso X El Sabio. Octubre 2007. Segundo Accésit Premio de Pintura Eduardo Ruiz Golliuri. Julio 2016. Concurso de Pintura El Puerto en la Calle. Cuarto Premio. Septiembre de 2017. Concurso de Pintura El Puerto en la Calle. SegundoPremio. Octubre 2018. Y en Bornos, en el Concurso de Pintura. Tercer Premio. Septiembre de 2017.

 

Pintando en su estudio de la calle San Bartolomé

Su estudio de pintura está en el número 16 de la calle San Bartolomé, resultando curiosa la placa que engalana su puerta: ‘Manuel Fernández Lozano. Abogado’. Actualmente está inmerso en un conjunto de obras de carácter urbano y de cotidianeidad, de las que ya han visto la luz alguna de sus creaciones.

 

Azoteas y Torre Mirador de El Puerto de Santa María

Su pintura, en estos últimos tiempos, se compone de temas paisajísticos urbanos, donde está en un proceso continuo de estudio de la luz solar y su efecto sobre la materia, y recreaciones cotidianas de las personas y las cosas, en esa lucha eterna del pintor de encontrar el instante, reproducirlo y dejar su sello en él.

 

La plaza de las Galera Reales, pintadas desde la Otra Banda.

Sus creaciones del Puerto desde la otra banda o sus retratos de personajes populares son buena muestra de ello.

 

Adelina Lao Laje, nótula 1.752 en Gente del Puerto

Además, desde hace unos años, participa en numerosos certámenes de pintura rápida, lo cual no deja de ser paradójico en un artista que tiene en su haber obras cuya ejecución se ha prolongado durante varios años. Esta dicotomía hace mucho más interesante el arte de este portuense itinerante, al que la luz verdosa del Guadalete le ha marcado su perpetua búsqueda de la belleza.

Deja un comentario