4.029. Clara García de la Infanta y Quique de Guindos Padellano. Cerveza de ‘La Portuense’ aromatizada con salicornia

Clara García de la Infanta, interiorista, 35 años y Quique de Guindos Padellano, fisioterapeuta de 38 llevan tiempo trabajando en una cerveza artesana única que respete la ortodoxia de la malta alemana y con un ingrediente 100% de la bahía de Cádiz: la salicornia, conocida como espárrago de mar. Una cerveza de calidad y diferente en El Puerto de Santa María con un peculiar sabor, acaso la cerveza más marinera.

| La cerveza "La Portuense" aromatizada con salicornia: agua, 4 maltas de cebada  alemanas, 3 lúpulos, levadura y un ingrediente 100% de la bahía de Cádiz: la salicornia.

Hace tres años estudiaron varios productos naturales y encontraron con la salicornia una oportunidad de crear un negocio artesanal. Emprendieron junto a dos socios más ‘Mundosalicornia’ y crearon, además de la cerveza, la propia salicornia envasada y también rallada como condimento y en colaboración con otras firmas de la zona, la mermelada de salicornia o regañás de este producto. 

‘Mundosalicornia’ no ha continuado pero si el proyecto inicial de estos dos jóvenes emprendedores: la cerveza ‘La Portuense’, con un formato y diseño renovado, que elaboran a través de la firma MCJ Cerveceros Portuense, S.L., los fabricantes de otra cerveza artesana local: ‘Volaera’.

La salicornia o alacranes se encuentra en nuestros esteros, salinas y marismas, unas plantas cuyos tallos parecen como pequeños espárragos. De hecho su sabor, con un leve punto amargo y salado, recuerda a su homónimo el espárrago de tierra adentro, que tiene unas propiedades muy interesantes.

“Cuando nos planteamos empezar a elaborar cervezas artesanas, teníamos claro que queríamos un producto de calidad, con ingredientes naturales y selectos y con algún matiz que la diferenciase de las demás cervezas, sin restar el sabor de las maltas. Es entonces cuando pensamos en incluir la salicornia, una planta muy conocida en la zona de marismas y con la que nosotros llevábamos trabajando unos años".

"Al principio no sabíamos qué podía resultar de esta combinación, pero al acabar con el proceso de fermentación, nos dimos cuenta de nuestro rotundo éxito. Conseguimos lo que íbamos buscando, una cerveza con sabor a cerveza, pero además, la salicornia actuaba como potenciador de sabor y gracias a ésta, no era necesario incluir tantos azucares para fermentar la levadura como en la mayoría de las cervezas, ya que la misma planta incluía una gran cantidad de minerales que hace que la levadura se alimente por si misma”.

Son lugares acreditados para degustar esta cerveza artesana en el casco antiguo: Los Maera y Abacería El Quinto; en Valdelagrana: La Sapina en los Toruños y en la Costa Oeste, Cravis en Puerto Sherry.

Más información pulsando aquí.

 

 

Deja un comentario