Saltar al contenido

4.236. La viñeta de @elDescosido. Merda, merda, merda

Con el nombre de "merda, merda, mucha merda" actuaba el pasado 26 de enero un grupo de cinco artistas en las tablas del Falla. Cinco artistas valientes que demostraron que la única discapacidad que existe para todo el mundo es una mala actitud.  Una mala actitud que a menudo solemos tener cuando nuestra falta de empatía nos hace querer ver el reflejo de nuestro mundo en los ojos del otro, en vez de ver el mundo a través de los ojos de quien tenemos frente a nosotros.

En un mundo donde todos somos discapacitados de una manera u otra, hay gente que sigue empeñada en subirse a unas tablas, hacernos pasar un buen rato y señalar lo equivocados que estamos en nuestras concepciones.

Y dicho esto, también vienen a demostrar que el concepto discapacitado es erróneo, que las capacidades son diferentes en cada persona, las mías de las tuyas, las tuyas de las de otros. ¿Quién no es diferente? ¿Quién no es más válido para unas cosas que para otras? Porque a mí me encantaría ver a más de uno de nosotros sobre esas tablas defendiendo un repertorio ante un teatro lleno. Más aún teniendo en cuenta cómo se las gasta el público del Gran Teatro Falla.

Todo lo bueno empieza sin barreras. Barreras como la ignorancia y el miedo: las barreras más comunes del común de los mortales. Porque donde hay ignorancia suele haber miedo. Y el miedo es una torpeza mental que abarca muchas direcciones; miedo a lo desconocido, a lo diferente, a lo que ignoramos, a lo que prejuzgamos, a lo inaprensible; sentimientos que moldean nuestra forma de actuar y concebir la realidad que nos rodea. Por eso necesitamos poner etiquetas, porque no comprendemos o porque tememos. Y porque tememos lo que no comprendemos.

Por ello, cuando se hable de discapacidad, toca hacer introspección y ver dónde está la nuestra. Al final, nuestras discapacidades nos abocan a vivir ingeniosamente,  a crear puentes donde existen muros. Nos obligan a centrarnos en nuestras habilidades, a focalizar y trabajar en lo bueno que hay en nosotros. Y esto no es, ni más ni menos, que una forma de superación. Y a esa superación cotidiana deberíamos tenerle -como poco- admiración. Admiración y respeto.

Si van a hablar de discapacidad o diferencia, englobemos a todos, porque todos somos diferentes y todos tenemos capacidades selectivas. Y si no van a hablar, aplauda y coreen aquello de "cuaaaaaarteeetoo, cuaaaaarrteeeto".

Gracias Álvaro. Gracias, chicos. Sois muy grandes.

PD- Si a alguien no le gusta el Carnaval, puede volverse loco y tirarse de pecho por el balcón con el Goya que le han dado a nuestro paisano Javier Ruibal. Decía que pescaba atunes en el paraíso y en realidad lo que lleva años pescando son reconocimientos.  ¡Enhorabuena artistas! | Viñeta y texto: Alberto Castrelo

1 comentario en “4.236. La viñeta de @elDescosido. Merda, merda, merda

  1. Olga

    Gracias por el artículo y la viñeta me parece acertadísima... original y sencilla pero muy gráfica de nuestra lucha!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido