Saltar al contenido

4.009. Primeras Elecciones Generales. El 15 de junio de 1977 en El Puerto

Reproducimos los recuerdos y sentimientos de aquellas primeras elecciones generales de 1977 de un destacado sindicalista y militante socialista, afincado en El Puerto de Santa María desde agosto de 1970, ya jubilado, Rafael Valera Rey. “Se cumplía, ayer 15 de junio, el 42º aniversario de la celebración de las primeras elecciones generales democráticas tras el negro periodo de la dictadura franquista. | Imagen de una campaña posterior, la de las Elecciones Generales de 1979. El acto se celebró en el Cine Moderno en el que intervinieron quienes aparecen en la foto: de izquierda a derecha, Rafael Valera, Ramón Vargas-Machuca, Manuel Chaves y Paco Lara. 
La España de 1977, se afanaba en construir un futuro en el que pudiese convivir el libre pensamiento en una sociedad democrática y plena de libertades. No era tarea fácil, aún no se había cumplido dos años de la muerte del dictador, que no olvidemos que murió en la cama y de viejo. Los resortes del régimen estaban fuertemente anclados en los diferentes poderes. No solo el político, sino también el mediático, el judicial, el militar y el económico. Por ello, ese 15 de junio de 1977, con ansias de libertad, el pueblo español afrontó con esperanzas, también con algo de miedo, pero sobre todo con una tremenda ilusión la elección de quienes habrían de representarlo en las Cortes Generales, lugar llamado a ser, esta vez de verdad, sede de la soberanía nacional, que como más tarde se recogería en el artículo 1.2 de la Constitución: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”.Fue un miércoles el día elegido para acudir a las urnas. De ellas, de las urnas, habrían de salir elegidos los miembros que iban a constituir las Cortes (Congreso de los Diputados y Senado). Se puede afirmar que fueron unas elecciones históricas, pues eran las primeras que se celebraban desde los tiempos de la Segunda República. Las anteriores, se habían celebrado en febrero de 1936. Quedaban atrás los años de terror y opresión de la dictadura franquista.

Notas personales y recuerdos vs hemerotecas
Se suele decir, creo que con bastante razón, que los hechos se recuerdan más como se sintieron que como ocurrieron. Es por ello he repasado tanto mis anotaciones como mi memoria antes de ponerme a escribir este texto. Porque para hacer un recordatorio de una fecha como esta, bastaría acudir a algunas publicaciones o hemerotecas, pero nunca reflejaría la visión personal que cada uno de quienes tuvimos la `suerte’ de vivir unos días como aquellos

Los meses previos a la celebración de las elecciones fueron de una enorme intensidad. El 10 de febrero, Luis Gómez Llorente y Luis Yañez, en nombre del PSOE, habían presentado en el Ministerio del Interior la solicitud de legalización del partido. A pesar de haber celebrado el XXVII Congreso en los días 5 al 8 de diciembre de 1976, este se había realizado en ‘semiclandestinidad’ y permitido por las autoridades por la presencia de diferentes líderes internacionales como Olof Palme o Willy Brandt, pero las libertades aún no habían llegado a ser una realidad.

Fuimos muchos, los que, con pocos meses de militancia en el PSOE, (y algunos con poco más de 20 años de edad) vivimos esa campaña con la enorme ilusión de ver recobradas las libertades, de presagiar que algo grande y bueno estaba a punto de ocurrir en nuestro país, y nosotros teníamos la suerte de vivirlo en "directo".

| "José Ramón Sánchez fue el autor de aquellos deliciosos carteles electorales del PSOE en las elecciones de 1977 y 1979 —¡qué tiempos aquellos!—, que seguro que muchos aún recordarán y otros muchos echarán en falta, más por lo que significan que por lo que ilustran". | José Molina.

Primer mitin con Guerra y González
El primer mitin al que acudí, se celebró en la plaza de toros de Alcalá de Guadaira en el mes de abril. Intervinieron en el mismo Enrique Martínez Lagares, Carmen Hermosín, Placido Fernández Viagas, de cuya intervención se me quedó grabada una frase: “Los tribunales que sirvieron a la dictadura no sirven para la democracia”. Continuaron luego, Alfonso Guerra, cabeza de lista por Sevilla y finalizó el acto con la intervención de Felipe González. Un acto que difícilmente olvidaré, no solo por ser el primer mitin multitudinario al que asistí, sino por la intensa emoción con la que se vivió en general y con la que personalmente lo viví. Aquel día había estado trabajando en Algeciras, a la vuelta a casa apenas tuve tiempo para comer algo y con mi coche recorrer los algo más de cien kilómetros que separan El Puerto de Santa María de Alcalá. Si la ida fue un “vendaval” de ilusión la que la inundaba; la vuelta fue pletórica de convencimientos y esperanzas.

La campaña se desarrolló escasa de medios, pero sobrada de entrega de los pocos militantes que formábamos el partido en El Puerto con la inestimable ayuda de algunos militantes ugetistas y simpatizantes socialistas.

El lema: ’Socialismo es Libertad’
Durante la campaña, que en entonces duraba 21 días y en la que nuestro lema fue “Socialismo es Libertad”, la afluencia a cuantos actos se convocaban, había sido masiva. No ya a los actos de los líderes que, como ocurre ahora no es posible que acudan a todos los sitios, sino a los actos con los candidatos provinciales. Como anécdota, decir que entre mi mujer y yo confeccionamos una bandera con las siglas del PSOE y con ella acudía a todos los actos programados.

La jornada electoral se vivió (la vivimos) con la tremenda expectación de ver como se comportaba el electorado de nuestras ciudades. La mayoría desconocíamos las ‘Técnicas Demoscópicas’ y nos guiábamos por aquellas encuestas que publicaban algunos medios (al menos en la provincia de Cádiz, la publicada una semana antes por El País, acertó de pleno). Pero la mayoría de los que componíamos la militancia, carecíamos de datos y experiencia como para meternos en hacer cálculos de resultados. Todos esperábamos conocer el resultado de nuestra Ciudad, de las mesas de nuestros barrios y comprobar si esa sensación que habíamos sacado del contacto con nuestros convecinos, se traducía en votos, o simplemente eran más "ilusiones ópticas" que realidades.

Incidencias en el censo portuense
El censo fue de unos 23 millones y medio de electores. La participación alcanzó el 78,8%, es decir, más de 18 millones y medio de personas, acudieron a votar. Es verdad que el censo contenía enormes errores, personas que no aparecían en el mismo, matrimonios que residiendo en el mismo domicilio, la mujer votaba en un colegio y el marido en otro, personas fallecidas hacía años y que seguían figurando como electores... En fin, enormes incidencias, que con la voluntad y el esfuerzo de quienes componían las mesas electorales, se fueron resolviendo de la mejor manera posible.

Ganó las elecciones a nivel del estado la UCD, (una plataforma ‘Centro Democrático’, organizada por Adolfo Suárez, que agrupó a múltiples pequeños partidos de los llamados ‘centristas’ o ‘liberales’, y que terminó formando la coalición denominada Unión de Centro Democrático). Obtuvo 165 Diputados.

Los resultados de PSOE, liderado por Felipe González, obtuvo la segunda posición con 118 escaños. Podríamos decir que se convertía en realidad la impresión extraída durante la campaña de superar ampliamente al otro gran partido de la izquierda, el PCE, liderado por Santiago Carrillo.

Mis recuerdos de aquella ilusionante noche (yo estuve de apoderado, recorriendo los colegios electorales y llevando la "intendencia" a los compañeros que estaban de interventores, creo recordar que en El Puerto se constituyeron 36 mesas electorales, hoy son más de cien), son los de ir recibiendo las actas de las mesas e ir comprobando el comportamiento de cada barrio. Y en rudimentarias hojas cuadriculadas ir anotando los resultados de cada una de ellas.

La sede del PSOE, en Albareda esquina con Espíritu Santo
Pasadas las tres de la mañana terminamos la jornada, con la sensación de haber vivido algo histórico, pero sin ser conscientes realmente de qué.

Entre mis notas, también en mi recuerdo, queda la visita que a nuestra ‘sede’ (pequeño local compartido con UGT) en la calle Alvareda esquina con Espíritu Santo, acudieron los representantes de la coalición PSP-US (Partido Socialista Popular-Unidad Socialista), que en mi ciudad estaba formada principalmente por militantes del Partido Socialista de Andalucía (PSA). No sé si fue una premonición, pero entre mis notas (y mis recuerdos) extraigo algo que pensé tras la conversación: “estos tíos son de derechas”. Tal vez no me equivoqué mucho, algunos de ellos terminaron confirmando mi impresión de aquella noche.

Sin duda fuimos ‘actores’, aunque fuese de reparto, del cambio democrático y se hizo como mejor se pudo. Con tantas dosis de ilusión como de ingenuidad. Con tanta entrega desinteresada como falta de experiencia. Por eso resulta sorprendente, e injusto, que hoy, con la perspectiva histórica, se enjuicie esa etapa sin tener en cuenta las circunstancias que la rodeaban, las enormes dificultades en las que se tenía que desarrollar la acción política. No solo por la enorme presión de los poderes fácticos, la crisis económica y los zarpazos del terrorismo, tanto el etarra como el de extrema derecha, sino también porque quienes actuaron (actuamos) políticamente en esas fechas, éramos desconocedores de lo que cada cual se podía estar jugando. Las ansias de libertad, la ilusión por construir una sociedad mejor y un futuro lleno de esperanzas, nos llevó a anteponer esos intereses por encima de los sacrificios que pudiera suponer a nivel particular.

No, no fueron tiempos fáciles, al menos ese es el sentimiento que extraigo de lo vivido, a pesar que ahora, 42 años después, haya quienes ‘presumen’ que ellos lo habrían hecho infinitamente mejor. Es posible, pero eso nunca lo sabremos. Porque para ello, haría falta que igualasen la simbiosis de ilusión, romanticismo, ingenuidad y entrega, que se derrochó en esos años. Por lo que, si nos atenemos a lo que nos demuestran con sus acciones ahora, no les creo capaces de mejorar la ‘labor’. | Texto: Rafael Valera Rey.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido