Saltar al contenido

2

| La hermana Juana que enseñó a leer a muchas antiguas alumnas, primera por la izquierda y la hermana Emilia, primera por la derecha,que impartía música. Misa despedida de las hermanas Carmelitas, celebrada el pasado lunes en la iglesia del colegio, tras 133 años ininterrumpidos en El Puerto de Santa Maria | Foto de Blanca Anaya Baz

Todavía recuerdo como si fuera ayer a mi hermana agarrada a la maceta de una palmera existente en la casa de Terry, como si la vida le fuera en ello, allá por 1968, porque no quería entrar en el colegio de las Carmelitas y la cara de la hermana Guadalupe, pidiéndole a mi madre paciencia mientras sonreía ante la escena. Fue nuestro primer día de cole. Comenzábamos, en aquel momento, una nueva etapa que nos marcaría para siempre en la aventura de la vida.

...continúa leyendo "5.006. La marcha de las Carmelitas. Parece mentira"

error: Alerta: Este contenido está protegido