326. AGUSTÍN VELA. El hortelano que vendía frutas.

agustinvela_001_puertosantamaria

Agustín Vela Mariscal (1914 -2005), hijo de Antonio y María vivió casi 92 años, era el segundo de siete hermanos. Nació en la Granja San Javier, en la zona del Molino, junto al actual Parque del Vino Fino, terrenos que él había labrado en su juventud, pues se sentía hortelano y presumía de ello. Estudió poco tiempo, un año, pero le cundió y aunque fue una lástima que no continuara estudiando por tener que atender las obligaciones del campo, era una persona con una inteligencia natural innata. De niño, con apenas 10 años, llevaba, casi a diario, las frutas y verduras a Cádiz en el Vapor, donde alguien las recogía. Empezó a vender huevos, en canastos de la granja,  en la Placilla, delante del almacén de Nicanor. De jovencito llegó a ganar un concurso adivinando si los huevos de granja estaban sanos o si, por el contrario tenían alguna tara.

agustinvela_padres_puertosantamaria

Los padres de 'el Vela': María Mariscal Muñoz, natural de Cádiz pero oriunda de Jerez, y Antonio Vela Aragón, natural de Chiclana.

El día de su nacimiento la Comisión Europea, publicaba un proyecto de reforma de la agricultura, la verdadera vocación de Agustín. Ese año se abriría al tráfico marítimo el Canal de Panamá y Benedicto XV sucedería en el papado a Pio X. También 1914 es el año de la I Guerra Mundial, el 28 de julio declararía la guerra Austria-Hungría a Serbia; el 1 de agosto Alemania a Rusia; el 4 de agosto, Alemania a Francia y el Reino Unido a Alemania; el 5 de agosto Austria Hungría a Rusia y el 23 de agosto Japón a Alemania. Agustín venía al mundo en un ambiente enrarecido en la convulsa Europa de principios del siglo XX.

agustinvela_soldado_puertosantamaria

Agustín, de soldado, el segundo por la izquierda, en un bar de Córdoba. Hizo la mili junto al que fué ministro franquista, José Solís Ruiz --con quien mantuvo siempre una dilatada correspondencia-- y con el porteño Manolo Gatica. Le escribía las cartas a los soldados que no sabían leer y escribir.

Se marcha al servicio militar, estando principalmente en la Sierra de Córdoba, y también en Málaga. En Córdoba le cogió la Guerra Civil Española, con 22 años. Algunos historiadores la consideran como el preámbulo de la II Guerra Mundial, puesto que «sirvió de campo de pruebas para las potencias del Eje y la Unión Soviética, además de que supuso un desenlace, principalmente a raíz de la llamada Revolución social española de 1936, entre las principales ideologías políticas de carácter revolucionario y reaccionario (o contrarrevolucionario) que entonces se disputaban en Europa y que entrarían en conflicto poco después.» (W).

agustinvela_acaballo_puertosantamaria

Agustín, a caballo, en la Granja San Javier.

Vuelve a El Puerto tras la guerra y se incorpora a la huerta familiar, a la Granja San Javier para, más tarde, trabajar con el mayorista de frutas y verduras Felix Pérez Peral, donde cobró sueldos por encima de la media y es que, Agustín cobraba más porque era el que más trabajaba. Iban a Sevilla o Málaga en camiones a buscar el género y por el camino ni dormían, vigilantes, para que no les robaran la mercancía.

agustinvela_puestofuera_puertosantamaria

Agustín, ante el puesto de frutas y verduras en el exterior de La Placilla. Hubo un tiempo en el que las autoridades municipales decidieron, no solo impedir los puestos al aire libre, sino que eran perseguido por  los guardias municipales. Más de una vez le requisaron el género y él siempre pedía que 'lo entregaran al Asilo de Ancianos'.

Su abuelo tenía una huerta alquilada y con el reparto que dio la cosecha instaló un pequeño puesto en la Placilla, delante de la que luego sería su casa, precursor del gran puesto familiar de los Vela de toda la vida. Existían precedentes familiares, ya que la hermana de Agustín, Manuela, ya tenía un puesto de verduras en la calle Luna.
La aventura de la compra de género era algo cotidiano, hasta llegar a conocer todos los campos de El Puerto, Rota, Sanlúcar y Chipiona. En esos trances lo ayudaba Juanele  --Juan Robles-- un hombre fuerte que le acompañaba en el acopio de aquellos productos de primera necesidad.

agustinvela_familia_puertosantamaria

Ante el monumento del Sagrado Corazón, en la Plaza de los Jazmines, camino de la Feria situada en la Victoria, con su mujer y parte de los hijos.

LA FAMILIA DE AGUSTÍN.
Tras cinco años de noviazgo, se casa con Carmela Durán Valle (fallecida en 2006), con la que tiene siete hijos, alcanzado la misma cifra de descendencia que hermanos fueron los Vela Mariscal. Así, los hijos de la familia Vela Durán son Mari Carmen, Agustín, Milagros, Antonio, Quisca, Conchita y María Jesús, esta última casada con el torero de plata, Gregorio Cruz Vélez. Todos pusieron su grano de arena en el negocio familiar, todos echaron una mano al padre y a su madre, quienes trabajaron muchas horas en el negocio para sacar tan larga prole adelante. La empresa, en sus mejores momentos, llegó a tener algunos trabajadores externos.

agustinvela_002_puertosantamaria

Agustín Vela, al que gustaba ponerse para trabajar un gorro de paseo de los 'Marines' americanos. Fue el primer proveedor de la Base Naval de Rota.

EL PROVEEDOR DE LOS MEJORES.
Los principales restaurantes de El Puerto, Cádiz y Jerez y hoteles de la zona, así como ciudadanos de las poblaciones limítrofes --”el señorío de Jerez”-- venían a El Puerto a avituallarse y a comprar el género que ofrecía, por su calidad, presentación y exigencias, Agustín Vela. Fue el primer proveedor de la Base Naval de Rota y continuó siéndolo, incluso, cuando empezaron a salirle competidores que acababan tirando el precio de las mercancías. Al final, cuando no podían atender los compromisos, los americanos acababan acudiendo al puesto --o mejor dicho-- al mayorista/detallista de frutas y verduras porteño. Precisamente, muchos americanos venían a título particular a comprar a su puesto de La Placilla, y es que se corría la voz e incluso, venían conocidos de otros militares que, con anterioridad habían estado destinados en Rota.

carmenduran_02_puertosantamaria

Carmela, la mujer de Agustín, con una cliente-amiga norteamericana. Lo cierto es que la clientela de 'el Vela' tenía sus preferencias: había quien prefería ser despachado por Agustín o por su mujer.

GENIO, CARÁCTER Y EXIGENCIAS.
Agustín era muy exigente, le gustaba la limpieza, la buena presentación del género, era un perfeccionista en su trabajo, lo que quizás hiciera que tuviera “prontos” que le dieron fama de tener mal genio. Pero se le pasaba pronto. Tenía mucho sentido del humor --señal de inteligencia-- o en palabras más coloquiales de otros: «--era un cachondo, con el que no tenías más remedio que reírte de sus ocurrencias». Tan exigente era que enseñó a medio campo de Sanlúcar a plantar los pimientos, porque, afirmaba: «--Los pimientos no tienen porque salir torcidos, eso es cosa de malletos malos».

agustinvela_1933_castroverde_puertosantamaria

Agustín Vela, en 1933, posando en el Estudio de Castroverde. De futbolista y de paisano.

racing_1933_puertosantamaria

Agustín, el segundo por la derecha de pie, con el equipo del Racing Club Portuense. El quinto por la izquierda es José Domínguez Neto, el sexto es Luis León: era un medio alto, muy seguro y de gran toque de balón. El portero es Joaquín Camacho, que vino procedente del Triana CF, padre de la mujer de José Antonio López Esteras. La foto está tomada en el famoso Campo del Tiro de Pichón, era un terrero de juego yerboso  y de grandes dimensiones. El Racing se trasladaría al campo de Eduardo Dato, allá por 1941. La foto está tomada en 1933.

FÚTBOL: RACING Y MIRANDILLA.
Desde muy joven jugaba al fútbol, a pesar de que el padre no le dejaba, abrumado por las obligaciones de atender la granja: el ordeño de las vacas, atender a los animales de granja o las labores del campo; aún así, harto de trabajar, Agustín se escapaba y entrenaba siempre que podía, para acabar jugando como titular, primero en el Racing Club Portuense y luego en el Mirandilla de Cádiz. Le llegaron a apodar “el caballo” por las patadas que daba --¿al balón o a los jugadores contrarios?-- lo cierto es que hubo un ajuste a patadas con dos hermanos futbolistas. Es verídico que fue un jugador muy reconocido, empero, una lesión de espalda le obligó a retirarse, ya que estuvo a punto de quedar tetrapléjico.

racing_1935_puertosantamaria

Banquete homenaje a los jugadores del Racing Club Portuense, en 1935, el 23 de octubre. Entre ellos podemos ver a Agustín Vela, José Domínguez Neto, Paco Sevillano, Luis Ortega, Los Genaro, José Antonio Terrada Alemán y Antonio Torre Santiago.

Magnífico bailarín, en el Casino “hacía raya”, tenía como pareja de baile a la señorita Blanquer, hermana de Anita y Teresa. Muy religioso, era devoto de la Virgen de los Milagros y uno de los que acompañaban al paso de la patrona, cuidando de uno de los laterales del mismo. Ayudó siempre que pudo a las Hermanitas de los Pobres que existían en la calle Cielos y al Asilo de Ancianos.  El almacén de frutas y verduras cerró, tras el fallecimiento de los iniciadores de esta saga en El Puerto, el año de 2007.

agustinvela_reina_puertosantamaria

Agustín Vela, en una instantánea tomada en las Bodegas Terry, con Miguel Reina, portero que fuera del Atletico de Madrid y tambien del Barcelona. Su hijo, José Manuel, es decir, el nieto del cocinero del Hotel Meliá Caballo Blanco, con quien Agustín mantenía una buena amistad, es en la actualidad jugador de la selección española y del Liverpool.

agustinvela_fruteria_puertosantamaria

La Tienda de Frutas y Verduras de Agustín Vela, en su última etapa.

14 comentarios en “326. AGUSTÍN VELA. El hortelano que vendía frutas.

  1. Juan Pedro Vela

    Que grande orgulloso de llevar su sangre,se te echa de menos abuelo,un beso grande de esos de repeticion que dabas,te quiero abuelo

  2. maria jesús

    Es un honor para mi Pepi, voy a comentarlos con los Vela del Puerto haber si consigo que nos juntemos. Un ABRAZO

  3. pepi vela leal

    espero saludar de la forma que prefieran a los primos velas ,nosotros nos reunimos el mes pasado todos los velas de chiclana algunos estaban en alemania,canaria ect .............animo contestarme

  4. Maruchi

    Hola Daniel Muchos besos para tí y para tu mujer.La vida de tus abuelos ha sido muy dura.Trabajaban de sol a sol ,todos los dias de la semana,y así durante practicamentetoda su vida.No sé como podian. Eso si que era HEROICIDAD.¡ Lastima, que sólo se lo reconozcamos la familia y quines trabajaron para ellos . Pero con todo mi respeto y esperando no se ofenda nadie, mis padres Carmen Durán Valle y Agustín Vela Mariscal creo con toda mi álma que fueron merecedores en vida de la medalla del trabajo .Muchusimas personas los veían cómo descargaban el género de los camiones,y con qué primor preparaban el puestoy lo exponian en la calle.Tódo el que pasaba por la fruteria comprara o nó se paraba a admirar lo bonito que estaba preparado. Era digno de ver . Nó olvído tampoco los balcones demi casa con esos geranios chinescos tán boitos que tanto le gustaban a mi madre y con qué mimo los preparabaen primavera .Como dígo era casi imposíble nó mirar la casa de Vela. Todo mi cariño para tí y tu familia Daníel . No me extraña que te emociones a mí todavía me cuesta creerlo.Lo único bueno són los recuerdos .él génio y fígura y ella bodad, dulzura ,calidez y calidad humana . Eran insuperables eranunos padres y abuelos admirables.

  5. Daniel Vela

    Hola Maruchi!
    Estoy de acuerdo con cada comentario acerca de los abuelos.

    Jamas los olvidare y aunque hayan pasado los años todavia me cuesta escribir algo acerca de ellos sin que se me haga un nudo en la garganta.

    Muchos besos para la familia

  6. maruchi vela

    Carmela Duran mi madre era una persona maravillosa,muy fuerte fisicamente,capaz de llevar el ritmo de trabajo de mi padre y ser ademascapaz de entretenerse criando a sus siete hijos ,llevar la casa adelante,pendiente entodo momento de nuestra educacion ,y de nuestras necesidades, no se como lo hacia pero lo haciay ademas sin quejarse nunca ni enfadarse ,procuraba que los momentos que la difrutaramos fueran intensos e inolvidables .Mi madre era muy educada prudente, generosa en extremo ,muy sensata con una honestidad y amor por los suyos inquebrantable y ademas un bellezon de mujer y muy buena con todas las personas que acudian a ella con alguna necesidad y hasta con las que no lo hacian pero ella si lo intuia era como digo maravillosa, mi padre fue un hombre afortunado por tenerla a ella y nosotros sus hijos muchisimo mas

  7. maruchi vela

    Mi mas sincero agradecimiento a ACL por el respeto y el cariño que todavia conserva de mi familia, eso demuestra que ademas de agradecido eres una gran persona,y gran trabajador pues el trabajo era mucho y muy duro ,no todo el mundo aguantaba el ritmo de mis padres,dotados de una fuerza fisica y mental fuera de lo normal, para estos tiempos pero por desgracia demaciado normal para la epoca que les toco vivir desde muy niños tuvieron que trabajar en vez de jugar el en el campo y ella subida en un banquito para llegar a la pila de fregar y llevar algo de dinero a casa que la nececidad era grande ,a mi adorable madre jamas la oi quejarse siepre cariñosa y solicita .

  8. RAQUEL VELA

    Bueno soy ecuatoriana naci en Guayaquil puerto principal del ecuador
    al rebizar algunas paginas me encontre con esta, estoy buscado mi genealogia y es incriible el parecido fisico del sr. Agustin vela con nostros parece ser que todo los Vela somo frantones y caras alrgadas.
    La verda he elido y me da mucho gusto por el ejemplo que le ha dado no solo al puebro español sino a toda la humanidad cosascomo esta hace que el mundo seaun lugar mas hermoso

    REDACCIÓN ha escrito: Si desea mandarnos una foto para que podamos confrontar el parecido, la dirección es gentedelpuerto@gmail.com Saludos desde España.

  9. Maria Jesus Vela

    Me gustaria dar las gracias en nombre de toda mi familia, por la deferencia que han tenido con mi padre, la verdad es que nos emociona mucho volver a recordar su vida.

    Me siento orgullosa de ser hija de una persona que ha sido junto con mi madre un ejemplo de honestidad, generosidad, fortaleza y muchas otras virtudes.

    También me gustaría dar las gracias a toda la clientela que durante mas de cincuenta años confiaron en nosotros.
    Ojala mis padres hubieran tenido el privilegio de poder dar las gracias personalmente en estas lineas, a todas esas personas que le ayudaron en su andadura humana y profesional

    Muchas gracias

  10. Puertomenesteo

    En la foto del Hotel el que está en el centro de la escalera arriba con corbata negra y junto a José Domíguez Neto es José González Noval y el que está junto a Sr. grueso delante del espejo de la izquierda es Genaro González Noval, es decir los Genaro como pone el pie de la foto .

  11. macarena

    Hola familia, soy Macarena nieta de Paco Vela, hermano de Agustin. Me ha encantado este pequeño gran homenaje que habeis hecho, es precioso. Un beso

  12. Daniel Vela

    Ante todo muchas gracias por publicar la historia de mi abuelo. Ahora en la distancia uno se emociona aun mas viendo sus fotos, gracias de nuevo por traer innumerables momentos a mi memoria de una persona increible.

    Gracias

  13. ACL

    Las lecturas de algunas nótúlas entrañables me han permitido remontarme a la noche de los tiempos y añorar momentos importantes de mi vida. Pero sin duda de los recuerdos que con más cariño guardo fueron aquellos en la Placilla en la tienda de frutas y verduras de Agustín Vela Mariscal.

    Tuve la inmensa suerte de realizar mis primeros pasos en el mundo laboral en la Frutería de Agustín Vela. Aprovechaba que durante las vacaciones de verano, como el que no quiere la cosa, acudía a primeras horas de la mañana por si hiciera falta mi colaboración.. A Agustín no le pasó desapercibido el interés que mostraba un chiquillo con apenas 10 años y sin más me pidió que le acercara un barquito de tomate y así comenzó mi andadura. Fueron dos veranos inolvidables y bastante bien recompensados porque Agustín era desprendido hasta limites insospechados. No solamente recuerdo las atenciones con las monjitas de las Hermanitas de los Pobres que existían en la calle Cielos y las del Asilo de Ancianos, sino también los detalles que siempre tuvo con bastantes necesitados en aquellos inicios de los años 60.

    Con la excepción del coche de “La Diana” que conducía Antonio Camacho, todo un lujo para la chavalería de aquella época ya que nos montábamos y paseábamos cada vez que Antonio o su hijo Rafael se descuidaban, en el primer vehiculo que realice un recorrido más largo fue en un camión perteneciente a Agustín Vela cuyo chofer quiero recordar lo llamábamos Antonio ‘El Chispa”. Fue a Chipiona y aquel primer viaje duró más de lo establecido debido a una avería lo que provocó la incertidumbre familiar. Llegamos a la calle Santa María de madrugada y una vez descargada la mercancía vino el merecido descanso. Aquello no fue óbice para que al amanecer del día siguiente, como de costumbre, Agustín comenzara con su faena diaria y allí estaba yo presto a cualquier indicación. No creo recordar que nadie abriera su negocio o se levantara antes que Agustín, incluso ni los fines de semanas el puesto de Churros, que se puede apreciar parte del mismo a la izquierda de la fotografía donde aparece Agustín ante el puesto de frutas y verduras en el exterior de la Placilla,

    Efectivamente, en algunas ocasiones por los chivatazos provocados por la maldita envidia de los mediocres, los “eficientes” guardias municipales de la época le requisaban el género que se encontraba al aire libre. Nunca se amilanó. Todo lo contario. A lo hecho pecho. Hay que asumir las consecuencias y atender a la clientela, enfatizaba.

    La verdad es que era tanta la demanda por la variedad y calidad de sus productos que no tenía más remedio por falta de espacio que apilar las sandias y los melones fuera de los límites requeridos pero jamás incumplía la protección exigida por las autoridades alimentarias ya que el trasiego de clientes y las ventas propiciaba constantemente que los productos fueran renovados.

    Por todo ello considero digna de mención esta pincelada sobre la vida de Agustín Vela Mariscal por parte del autor de esta Web. ¡Ojala! valga también a nuestras autoridades locales y provinciales para ahondar mucho más en la vida de porteños y gaditanos, con el fin de que a la hora de la verdad puedan contar con estas referencias para darle el reconocimiento a quien lo merece…

  14. Puertomenesteo

    En la foto del Racing de 1933, el quinto por la izquierda es José Domínguez Neto, que es el mismo que está en la escalera del Hotel Bellavista a la derecha de unos de los González Noval, como la foto es tan pequeña no puedo reconocer cual es, me parece que es Genaro.

Deja un comentario