492. MANOLO BEJARANO. El Puerto dijo Sí.

manolobejarano_homenaje_puertosantamaria

Organizado por un grupo de antiguos socios del R.C. Portuense, liderados por Victor Martínez Guerra, nótula 419 en Gente del Puerto, se le ofreció el 1 de marzo del 2000, un homenaje de respeto al artista porteño Manuel Bejarano, “Canta por Caracol, pinta, torea (y recita) de salón”, según reza en sus afiches promocionales. La sensibilidad y el pago de una deuda contraída por la afición racinguista para alguien con el corazón más grande que el coso taurino portuense, reinó en todo momento. El Puerto dijo sí.

manolobejarano_2_puertosantamariaEl acto, celebrado en Casa Paco Ceballos, nótula 408 en Gente del Puerto, fue presentado por el también artista local “El Gran Caco”, nótula núm. 004 en Gente del Puerto, quien entre pasodobles y músicas toreras ofrecidas para la ocasión por los ingenios musicales de José Caílla, nótula 454 en Gente del Puerto, dió paso a las distintas intervenciones de la tarde. (En la imagen de la izquierda, tarjeta de visita de Bejarano, que usaba en Sevilla).

El lugar del homenaje estaba profusamente decorado con diversas obras de estilo naif, fruto de los pinceles de Bejarano. Los motivos: Rincones Portuenses y la Fiesta de los Toros. El también artista local Francisco M. Arniz, nótula num. 478 en Gente del Puerto, hizo lo que se acostumbra entre los virtuosos de la pintura: propuso el habitual intercambio entre pintores, de los cual fueron testigos los numerosos asistentes a tan entrañable acto, entre los que se encontraba el ex jugador del Racing Lolo Soriano; el ex presidente rojiblanco Manuel Lara “el Pili”; el director de Radio Puerto FM, Manuel Borne; el vicepatrón de la Cofradía de Pescadores, José Devesa; Francisco Soto, Delegado Comercial de Diario de Cádiz y Francisco Zalba, de CPR, entre otros empresarios y representaciones que acompañaron al Vate Bejarano, quien agradeció al público cantando por Caracol, toreando con el capote por Paula (de salón) y recitando como los mejores poetas de la lengua castellana.

manolobejarano_cuadros_puertosantamaria

Manuel Bejarano, durante una exposición de sus cuadros naif, en la Casa de la Cultura, en Avda. Menesteo, siendo concejal de Cultura Luis Suárez Ávila. Fue en 1986. Todo un éxito.

bejarano_cuadro1_puertosantamaria

Un 'bejarano' de temática taurina, en el más puro estilo naif. 1988.

bejarano_cuadro2_puertosantamaria

Este otro 'bejarano, usa colores más atrevidos. 1983.

Fernando Gago, concejal y presidente a la sazón de la Real Plaza de Toros, entregó al artista una simbólica oreja encarnada en el Vapor de El Puerto, como reconocimiento, dijo, «del arte, saber y simpatía de un portuense que ha calado hondo en la forma de ser de esta Ciudad». Manolo Bejarano no tuvo sino palabras de agradecimiento a sus paisanos que compartieron con él, como se sabe hacer en este rincón de la Bahía, una ceremonia de toma y daca de afectos encontrados en torno a una copa de fino y la amistad compartida a lo largo de muchos años. El Puerto dijo sí.

10 comentarios en “492. MANOLO BEJARANO. El Puerto dijo Sí.

  1. Jesús Suárez Avila

    Lo más grande fue que , estando yo por El Puerto , me tropecé con Manolo quien me preguntó por los dibujos que envió al Nuncio. Yo le respondí: Mira, Manolo, este señor ,por razón de su cargo, no puede recibir regalos valiosos y se ha visto obligado a depositar tus obras en los Museos Vaticanos. Manolo se quedó muy complacido.

  2. ALCIDES BEJARANO.-

    POR EL SOLO HECHO DE COINCIDIR MI APELLIDO CON EL DE MANOLO, DEBE SER UNA GRAN PERSONA, MAS SI ES AMANTE DEL ARTE. ELLO SINTETIZA TODO. CORDIALMENTE. ALCIDES D. BEJARANO-CIUDAD DE PERICO-JUJUY-ARGENTINA

  3. Galerista

    Bonitas las dos acuarelas del gran Bejarano que habéis añadido a su nótula. A ver cuando ponéis una exposición monográfica --virtual por supuesto-- en Gente del Puerto. Gracias y a seguir así.

  4. La Pimpina

    Sinforiano, creo que sé quién eres, Aunque escribes bajo pseudónimo, la anécdota que cuentas la conozco. Tú eras el anfitrión de aquella fiesta.

  5. Sinforiano

    Bejarano fue contratado en La Perdiz para una fiesta en un campo. Su caché era tres mil pesetas. El repertorio, "canta, baila, pinta y torea de salón. A la hora prevista, se presentó Bejarano en un taxi, vestido de traje oscuro con camisa de chorreras y botones de brillantes y bajó del coche un gran baúl de mimbre. En el baúl traía una pizarra con un caballete, el capote, la muleta, las banderillas etc. En primer lugar se puso a pintar en la pizarra con tizas de colores: "Señoras y señores, voy a pintar a Don Rafael de Paula dando una verónica, vean ustedes las manos bajas y el temple..." Y a los toros les pintaba una gran verga y unos testículos enormes. El dueño del campo, le advirtió que había señoras delante y que se moderara en los tamaños. Ante eso Bejarano borraba, pero se notaba más. Así los menos siete dibujos: Ahora Don Rafael Peralta.. Ahora Don Curro Romero... Ahora Don Manuel del Pino.... Ahora Don José Limeño... A continuación voy a recitar el romance de Antoñito El Camborio de Don Federico García Lorca... Y lo recitaba haciendo aspavientos y muecas muy diversas. A continuación voy a torear de salón: Verónicas, medias verónicas, revoleras, chicuelinas... banderillas al quiebro.. naturales, pases ayudados, derechazos, manoletinas y las suertes de matar, natural, recibiendo, al volapié... Luego voy a cantar por Don Manuel Caracol... Por Doña Concha Piquer... Por Doña Marifé de Triana, por Doñas Estrellita Castro...
    Al finalizar fue muy aplaudido por todos. Pero el dueño de la finca cogió un impreso de declaración de la renta y le dijo a uno de Sevilla que se fuera para Bejarano y le hiciera un acta de la Sociedad de Autores: "--Buenas tarde, ¿Por quién ha cantado usted?". "--Pues don Manuel Caracol, por doña Concha Piquer, etc. etc". Y el otro anotando. Hasta que le dijo a Bejarano: "--Son 14.000 pesetas de derechos de autor, por pago inmediato. Si no lo hace efectivo en este acto tiene multa y recargo". Bejarano se quedó como el papel. El dueño del campo, que estaba al quite, interrumpió al Inspector: "--Buenas tardes, este señor es mi invitado y un artista de fama mundial y, si usted osa molestarlo, ya está usted en la linde. Ahora bien, si de esto no se sabe nada y echamos tierra al asunto, tome usted una copa y sea usted bienvenido". El Inspector full, cogió la copa de vino que se le ofrecía y rompió los papeles del "acta". Bejarano, confidencial con el dueño de la finca le dijo: "--¡No es trapo el tío, se ha vendido por una copa de vino!"

  6. MARCHANTE DE ARTE

    A Bejarano, en la famosa exposición de la Casa de la Cultura del año 1985, le dio un verdadero ataque de éxito: "¡Mi madre me parió artista!; ¡El número uno!; ¡Sevilla dijo sí!; ¡El Puerto dijo sí!....." Todo porque un gracioso le puso a cada cuadro una pegatina con el punto rojo que significa "vendido". Y eran más de cincuenta cuadros. Bejarano comenzó todos los días de exposición a convidar a diestro y siniestro en el Bar Juanito para celebrar el éxito. Pero se derrumbó cuando terminó la exposición y nadie apareció a retirar los cuadros comprados y sobre todo a pagarlos.

  7. Feliponcio

    Otra anécdota en La Solera era cuando los juzgados estaban en la calle Nevería. Un grupo de abogados, cachondos ellos, se repartían en dos subgrupos y mientras unos permanecían en La Solera acompañando a Bejarano, los otros se iban al Juzgado a llamar por teléfono a La Solera, simulando ser de Radio Sevilla, Radio Cádiz o cualquier otra y preguntaban por 'el artista'. Le pedían a Bejarano que cantase, y allí se ponía a cantar desde el teléfono por Caracol, Marifé de Triana, ... Nunca se enteró que le gastaban una broma y eso que duró meses. Luego el grupo de La Solera le jaleaba, lo convidaban y, cuando llegaban los que simulaban llamar desde la radio, ponían cara de asombro y celebraban con él su 'merecida fama allende las fronteras locales'.

  8. Mamerto

    Bejarano tenía abarrotada de dibujos y pinturas suyas el Bar la Solera, cuando lo dirigía Manolo, casado con la hermana de Antonio Gil de Reboleño. Tan harto tenía a Manolo que un día, decidió quitar de las paredes el 'empapelado' de Bejarano. Cuando éste apareció por allí, como todos los días, a ver sus obras expuestas y a escuchar los comentarios de la parroquia, Manolo le dió una mala -y buena noticia, según se mire para la honrilla del pintor-: Habían robado por la noche las obras y "posiblemente, hubiera sido un marchante extranjero que había estado por allí, interesándose por los cuadros del pintor" según le mintieron piadosamente a Bejarano. A punto estuvo de poner una denuncia en la Comisaría, de lo que se encargaron de disuadirlo los clientes de La Solera.

  9. Manolo Sánchez

    El jugador del Racing que aparece en la parte de atrás en la primera fotografía es Lolo Solano, y no Soriano. El futbolista Soriano se llamaba Luis, pero jugó unos ocho o diez años antes que este Lolo.

  10. LSA

    Hace unos seis años, vino a casa de mi hermano Jesús, en agosto, el Cardenal Nuncio de S.S. en la Comunidad Europea. Quiso que yo le enseñara la Prioral y así lo hice. Con mi hermano Jesús, estuvimos, luego, tomando café en "Selva Negra" por donde acertó entrar Manolo Bejarano. Mi hermano Jesús lo presentó al Cardenal Nuncio y, al punto, se hicieron Manolo y el Cardenal amigos, como de toda la vida. Manolo le dio al Cardenal una tarjeta y el Cardenal le dio a Manolo la suya. ¡ En mala hora! En un mes, con envíos diarios, Manolo le mandó al Cardenal dibujos suyos, como para empapelar toda la Nunciatura Apostólica de Bruselas.

Deja un comentario