920. JUAN LUIS CORDERO. El Pijota y sus tortillitas de camarones (II).

En el circo, los presentadores esos engolados que daban paso a los artistas destacaban como máximo atractivo cuando un trapecista, de esos de capa como de papel de aluminio floreado, se atrevía a hacer una cabriola sin red, a pique de quedarse escuajeringao para toda la vida si no se enganchaba bien a la barrita. Ayer a mediodía tuve la suerte de ver un espectáculo, casi de circo, pero de los buenos, protagonizado por un cocinero que actuaba ante el público también sin red porque su cocina, dos freidoras, la plancha y toda la zona de preparación entera está situada delante del cliente... Sin red y tan sólo separado del espectador por la barra. Esta, más bien, fija.

Tardé más de una hora en comerme media ración de tortillitas de camarones y otra media de cazón en adobo, las dos de matrícula, boquiabierto, totalmente encarajotao viendo como aquel hombre, con todo más escamondao que la túnica de un papa, preparaba los platos en riguroso directo. Y todo eso a pesar de que Juan Luis Cordero, el cocinero artista que actúa sin red, tiene ya, según figura en el artículo que le dedicó en su día la página web de José María Morillo 'Gente del Puerto', más de 60 años, muchos de ellos ya al frente del Bar Pijota un barecito casi escondido en una calle contigua al hotel Los Cántaros de El Puerto de Santa María.

En unos tiempos en que tanto se pone en duda la honradez y la valentía, ver a este hombre preparar unos platos, un arroz que estaba haciendo delante tuya como si fuera Arguiñano pero sin perejil, es un lujo que debe ser conocido por la humanidad y por eso lo cuento, para que vayan a contemplarlo y a disfrutarlo.

Bueno por eso, y de camino, porque Juan Luis hace unas tortillitas de camarones que se meten en mi particular 'quinario' gaditano de las tortillitas y que consiste en recorrer estas cinco capillas: El Faro de Cádiz, el Ventorrillo del Chato, el Bar León de San Fernando, El Faro de El Puerto y Balbino de Sanlúcar.

Ahora podemos unir como «solemne función principal» las del bar El Pijota de El Puerto. Las suyas, finitas y cucurruítas como mandan los cánones, se comen con gran devoción y recogimiento...Bueno y también con picos, que son siempre una tentación y otro gran tesoro que tiene Cádiz. ¡Qué buenos picos tiene este provincia, Virgen del Adobo!

Si hay un 'jubileo compostelano' que se gana visitando la catedral de Santiago debe haber un jubileo 'tortillocamaroreano' y que consiste en recorrerse los mejores bares donde hacen tortillitas. Que alguien llame al Vaticano. (Texto: Pepe Monforte).

Mas información de ‘El Pijota’.

Un comentario en “920. JUAN LUIS CORDERO. El Pijota y sus tortillitas de camarones (II).

  1. antonio

    Me parece de poca verguenza que ni siquiera se nombre a la Ventas de Vargas en el tema de las toritillitas de camarones.
    El que pepe monforte odie por temas personales a la Venta de Vargas, no justifica que engañeis con respecto a las tortillitas.
    ah, y no me escondo, el correo es autentico
    a.lagares@hotmail.com

    REDACCION ha escrito: Creemos que el problema es que este hombre confunde a Pepe Monforte con Pepe Oneto, un periodista gastrónomo de San Fernando, que ha tenido algún encontronazo con la Venta Vargas por el tema de las tortillitas. Para comprobarlo, Pepe Monforte escribe en el siguiente enlace sobre las tortillitas de camarones de la Venta de Vargas. Creo que debería disculparse con el bueno de nuestro colaborador.

    http://www.cosasdecome.es/guias-de-come/guia-de-las-tortillitas-de-camarones-de-la-provincia-de-cadiz/

Deja un comentario