1.366. JESÚS GRANDES MELGAREJO. Director Centro Ecuestre ‘Las Marías’.

Jesús Grandes Melgarejo nace en Jerez de la Frontera el 6 de Marzo de 1978 pero tras dejar la clínica de la Cruz Roja, su Ciudad será desde entonces y hasta hoy, El Puerto de Santa María. Es hiijo de Jesús Grandes Lassaletta y María Magdalena Melgarejo Osborne. Su abuelo paterno era Jesús Grandes Pérez, Coronel de aviación de origen madrileño, que tras hacer la guerra civil continuó con la carrera militar, siendo destinado al aeródromo de La Parra en Jerez. Allí conoció a la que sería su mujer, Dolores Lassaletta Pemartín, hija de Fernando Lassaletta Terry y de Pilar Pemartín Sanjuán. Su abuelo materno Juan Melgarejo Osborne, alcalde de El Puerto de Santa María (ver nótula núm. 890 en GdP), de origen también madrileño de nacimiento aunque manchego por su padre, Rafael Melgarejo Tordesillas, duque de San Fernando de Quiroga --descendiente de Alfonso X ‘el Sabio’ (ver nótula núm. 1000 en GdP) y portuense por su madre, Amparo Osborne Vázquez, hija a su vez de Roberto Osborne Guezala, fundador de la cerveza Cruzcampo (ver nótula núm. 333 en GdP). Juan se casó con su prima segunda, Magdalena Osborne Jiménez, hija del portuense Juan Osborne Tosar (Johnny ) y de Aurora Jiménez Loma.

INFANCIA
Los primeros años de vida de Jesús coincidieron con el auge de Vistahermosa Club de Golf, impulsado por su abuelo materno, Juan Melgarejo Osborne  presidente tanto del club como de la comunidad, por lo que Jesús, primer nieto de éste y además ahijado, disfrutó al máximo de su mayor afición: subirse en los tractores y camiones de la comunidad de propietarios todos los días. Desde los 4 a los 6 años irá a la guardería de  las ‘Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazon de Jesus’ en la calle Fernán Caballero, donde tuvo que repetir curso, no está aún muy claro si por la adoración a su monjita preferida, la hermana Magdalena, natural de Castilla la Vieja, como ella decía, o por el miedo que le daba la hermana Rafaela, encargada de los niños de 5 años. /En la imagen, Jesús con su madre, con pocos meses.

ENTRE LA BELLEZA Y LAS MARÍAS.
Habituales eran también las visitas a ver a sus tíos bisabuelos a la finca ‘La Belleza’, propiedad de la familia Jiménez Loma y curiosamente, donde se encuentra hoy el Centro Ecuestre ‘Las Marías’ que dirige nuestro protagonista. Allí era habitual ir junto a su madre a ver a sus tíos Ramón, José Ignacio y Pura Jiménez Loma, para recorrer todos los corrales y ver a todos los animales de granja. Otra actividad habitual en la infancia de Jesús era ir a la finca ‘Las Marías del Rocío’ a ver a sus abuelos paternos y disfrutar allí del campo, jardines, animales, además del atractivo especial que tenían los billetes marrones de cien pesetas que le daba su abuelo cada vez que iba a verle. Jugar con los primos Bedoya Grandes a ‘Verano Azul’  era lo que mas le divertía. /Jesús, con el popular 'Papi del Puerto' en la playa de Vistahermosa.

A los 6 años entró en el colegio San Luis Gonzaga, de los Jesuitas, como antes se le llamaba al actual Safa-San Luis, en aquellos años cuando aún se entraba por la puerta de la Plaza del Ave María. En este colegio Jesús estaría hasta segundo de Bachillerato, habiendo tenido como tutores a Felix Gallo, Antonio Muñoz Cuenca, Antonio Nogués Ropero, Telesforo Moreno, Pedro Ríos Cote,  Antonio Monteoliva y a Juán José Fuentes.

Foto de la clase de guardería de  las ‘Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazon de Jesus’ en la calle Fernán Caballero, donde estudió Jesús.

En la finca La Misericordia, donde hoy se encuentra el Hotel Los Jándalos Vistahermosa, propiedad de su bisabuela Amparo, Jesús creció jugando con sus primos y por primera vez se acercó al mundo del deporte, en la escuela de tenis que creó su tío Juan Melgarejo Osborne. Junto a su hermano Mauri, ambos comenzaron a dar clases de tenis primero y de padel  después.

TENIS, PADEL Y GOLF
Coincidiendo con la venta de esos terrenos a la sociedad Hoteles Marineros que dirige Santiago Cobo Cobo, esposo de la alcaldesa de Cádiz Teófila Martínez, los hermanos Jesús y Mauri, impulsados por su madre, comenzaron a recibir clases de tenis, padel y golf, así como a formar equipos de futbito en Vistahermosa. Con el tiempo, Mauri, tras pasar varios años jugando al tenis y ayudar a su tío Juan en las clases se decantó por el padel, llegando a ser Campeón del Mundo de Menores, para hoy dirigir las Escuelas de Padel y Tenis de Vistahermosa y la de Padel de Las Marías.

Jesús, tercero abajo por la derecha, en Valencia en 1989, en un campeonato de Golf.

Jesús decidió apostar por el golf y gracias al apoyo de Fernando Pascual del Pobil, entonces delegado de infantiles de Vistahermosa, consiguió ir a varios campeonatos de España de menores en Valencia, Barcelona y Las Palmas así como a numerosos campeonatos de Andalucía y del circuito andaluz, teniendo tan solo hándicap 14 con 15 años.

EMBRIÓN DE LAS MARÍAS.
Pero el golf y todo lo demás se acabó cuando un día de Diciembre de 1990 sin saberlo, descubrió que su padre y sus tíos habían comprado 7 caballos y un pony la mayoría a Álvaro Domecq. Estos eran el pony Lanzarote y los caballos Zafiro, Conquistador, Porridge, Algabeña, Ensueño y Fanfarrón estos tres últimos futuros pilares del Centro Ecuestre Las Marías

Camión del Centro Ecuestre 'Las Marías'.

Tras descubrir que esa era verdaderamente su afición y al no tenerla los demás primos, Jesús se encontró con una cuadra entera a su disposición para poder desarrollarse como jinete, recibiendo clases primero de los hermanos Francisco y Antonio Atalaya y luego de los hermanos Rafael y Fernando Ariza. Esto duró hasta que la familia Grandes Lassaletta vendió sus caballos. Fue entonces cuando por petición de su tía Aurora Melgarejo Osborne, su abuelo Juan Melgarejo Osborne compró el caballo preferido de Jesús para que pudiese continuar con su afición. Este caballo era Ensueño. Jesús comenzó a dar algunas clases de equitación con Ensueño a sus primos Martín y Rocío Bilbao Férnández de Bobadilla, con el fin de ganar algún dinero para pagar los gastos del mantenimiento de este caballo. Podríamos decir, que en ese momento, nació el Centro Ecuestre 'Las Marías'.

Fachada del Centro Ecuestre 'Las Marías'.

ESCUELA DE EQUITACIÓN.
Gracias a que su padre, Jesús Grandes Lassaletta, compró a sus hermanos los caballos Fanfarrón y Algabeña,  antiguos caballos de la cuadra familiar, así como Tiburón al rejoneador Luis Domecq Domecq, lo que en un principio fue una actividad exclusivamente dedicada a producir algo de dinero para pagar el pienso de Ensueño, se convirtió en una escuela de equitación en las cuadras de la finca ‘Las Marías del Rocío’, propiedad de sus abuelos paternos, sin los cuales jamás hubiera podido comenzar.

Al ir creciendo la escuela y necesitar mas caballos para atender a todos los clientes, Jesús contó con el apoyo de dos amigos que le cedieron cuatro caballos para la escuela. Estos amigos, Eustasio Torrecillas y Antonio Filgueiras y los caballos Bajoguía, Camino, Bueno y Tejero.

Su abuela materna, Magdalena Osborne fue decisiva para Las Marías.

Desde el año 1995 hasta 1999 Jesús siguió creciendo y desarrollando su actividad en estas instalaciones, pero gracias al apoyo y el trabajo de su tío Patricio Melgarejo Osborne y la generosidad de su abuela materna Magdalena Osborne Jiménez, construyeron en una parcela de la finca ‘La Belleza’, propiedad de ésta,  el actual  Centro Ecuestre ‘Las Marías’.

Alumnos de la Escuela de Equitación, paseando por los pinares.

EMPRESA FAMILIAR.
Tras varios años realizando equitación solamente en estas instalaciones, Jesús propuso a  sus padres y a sus hermanos Mauri, Pablo y Christian, todos ellos monitores de padel, la construcción de cuatro pistas de padel en estos terrenos para así, estar todos los hermanos juntos en un negocio familiar. Aprovechando el buen momento que vivía el padel y el buen hacer de sus hermanos en la escuela, decidieron hacer dos pistas mas al poco tiempo. Con este Complejo Deportivo en marcha se consiguió crear esta Escuela de Equitación y Padel que cuenta con numerosos campeones provinciales, regionales y nacionales  entre sus alumnos.

En el desierto de Dubai entrenando caballos árabes.

AMÉRICA Y EMIRATOS ÁRABES.
Jesús Grandes Melgarejo ha realizado numerosos espectáculos ecuestres durante tres años en América  y en Emiratos Árabes Unidos.

Los espectáculos en el Caribe se realizaban como parte de los actos programados para las celebraciones de las Ferias de Andalucía en el Caribe, en Casa de Campo y Altos de Chavón, en la Romana, República Dominicana.

En los Emiratos Árabes Unidos tras la venta de numerosos ejemplares de Pura Raza Española, Jesús se desplazó a Dubai para impartir clases a los jinetes locales que debían sacar en un futuro a esos caballos a los espectáculos y mientras tanto ir haciendo los espectáculos que iban surgiendo por los diferentes emiratos del país.

Grupo de jinetes y amazonas españoles desplazados al Caribe con Wanda de la Cruz, y Enrico Cannobio, directores de Dude Ranch en Casa de Campo.

SOCIEDAD FAMILIAR GRAMELOS.
La familia Grandes Melgarejo constituyó la sociedad Gramelos, S.L. Grandes, Melgarejo, Lassaletta y  Osborne, con el fin de recordar a cada uno de sus abuelos y abuelas que tanto les ayudaron para alcanzar sus objetivos deportivos y empresariales.

Esta empresa gestiona el Centro Ecuestre y Escuela de Padel ‘Las Marías’, las escuelas de tenis, padel y fútbol de Vistahermosa Club de Golf, los campamentos de día: Campamento Ecuestre bilingüe Pine Hollow Summer Camp (situado en Jerez de la Frontera), el campamento Kindergrandes en El Puerto, la organización de eventos en la finca Encinar de Vicos (Jerez de la Frontera),  el espectáculo de producción propia estrenado en la Plaza de Toros de El Puerto ‘Equus Noster’, Las Marías Turismo Activo y la empresa de exportación de caballos Scandinavian-Andalusians.

En Emiratos Árabes Unidos en espectáculo para el Jeque de Sharjah

TERAPIAS ECUESTRES.
Entre las actividades que ofrecen en el Centro Ecuestre ‘Las Marías’  se encuentran las clases especiales para personas autistas, con síndrome de Down, con parálisis cerebral, con lesiones medulares… La Hipoterapia ha demostrado en numerosas ocasiones sus resultados positivos: niños autistas, incapaces de mostrar afecto hacia sus seres más allegados, son capaces de abrazar a su caballo; jóvenes en silla de ruedas han logrado caminar; niños hiperactivos logran alcanzar estados de relajación… son algunos de los ‘milagros’ que el trote de un caballo puede llegar a conseguir.

Los Reyes Católicos en el espectáculo 'Equus Noster'

EQUUS NOSTER.
Jesús Grande ha creado un espectáculo ecuestre, escenificado en grandes espacios tales como Plazas de Toros, campos de fútbol y de otros tipos, en el que se cuenta la Historia de España a través del caballo: la Hispania romana, los Visigodos, al-Andalus, la reconquista y los Reyes Católicos, los Cartujos, Carlos III, a la actualidad. Cuadrigas, gladiadores, banderas cristianas, torneos medievales, cetrería, música y mucho espectáculo conforman ‘Equus Noster’.

 

2 comentarios en “1.366. JESÚS GRANDES MELGAREJO. Director Centro Ecuestre ‘Las Marías’.

  1. Carlos

    Hola a todos, me alegro mucho de conocer un poco este Complejo Deportivo Las Marias y sus actividades de mucho interes para El Puerto Santa Maria, también he tenido el privilegio de conocer a Jesús, sus hermanos, sus Padres y su Abuela Señora Magdalena Osborne Jiménez, todos excelentes personas y de gran corazón, excelente FAMILIA, me alegro mucho de conocer tan buena gente y hacer parte un poquito que sea del circulo, aunque por fuerza de las cincunstansias.
    Mucha salud y que Dios los bendiga a todos.
    ( en la Foto de la Fachada del Centro Ecuestre ‘Las Marías’. hay la Bandera Portuguesa de la Monarquia, muy bonita)

  2. FELIPE-PIPE

    Gracias Jesus por tu amor a los caballos y a la infinidad de niños entre los que me encuentro. Me siento orgulloso de haber comenzado a mis siete años a sentir mi amor a los caballos y a disfrutar en la granja de tu escuela LAS MARIAS. A pesar de que pronto me iré a vivir a Coruña no te olvidaré nunca y espero poder seguir montando tus maravillosos caballos cada vez que venga a El Puerto.
    Un fuerte abrazo, te lo mereces.

Deja un comentario