1.367. JOSÉ TORRES HIGUERA. Carpintero de bodega.

José Torres Higuera 'el Chico', nace en la calle Federico Rubio el 19 de febrero de 1930, tiene pues 82 años. Hijo de Vicente y Amalia, gaditano y jerezana respectivamente, es el único hijo que sobrevive del matrimonio: María, Amalia, Antonio, Vicente, Manuela y José. Luego la familia se iría a vivir al número 3 de la calle San Francisco y 38 de Santa Lucía.

1930.
En el censo de 1.930 la Ciudad tenía 19.714 habitantes de hecho 19.847 habitantes de derecho y 4.468 hogares. Se produce relevo de alcaldes, siendo elegido el 26 de febrero José Luis de la Cuesta Aldaz y el 18 de marzo, Eduardo Ruiz Golluri. Ese año nacen, también, José Luis Mediana Gutiérrez, 'Peligro', conocido dependiente de la tienda de la calle Cruces 'Casa del Curita' y Juan Carreto Aparicio, canónigo magistral que fue de la Colegial de Jerez.

Trabajadero de bodega, haciendo botas para los vinos del marco. /Foto: Rasero

CARPINTERÍA Y TONELERÍA.
José estudiará en una 'amiga' o 'miga' de la calle San Bartolomé esquina con calle Los Bolos y, hasta los siete años en el colegio de conocido como Bellas Artes, ubicado en el actual Instituto Santo Domingo. Pronto dejará de trabajar, empezando como ayudante de carpintero en una obra que se realizaba en su propia casa. Mas adelante, José trabajará en los talleres de carpintería bodeguera que los hermanos Adolfo y Manuel Pallares tenían, respectivamente, en un bodegón de la Plaza de Toros y en la calle de Los Moros, donde ayudará a sus hermanos que producían en dichos trabajaderos. De allí pasará a la tonelería de Rafael Lores quien, debido a la escasez de madera se tuvo que dedicar a hacer cajas para empaquetar las botellas de vinos para diversas firmas bodegueras locales.

Trabajadero de bodega, preparando cajas para brandies de Osborne.

ASERRADORA CASTRO MERELLO.
Con 17 años entrará a trabajar como carpintero en Bodegas Terry hasta que se marcha al Servicio Militar con 19. Lo destinan a las Comandancias de Marina y Cádiz y El Puerto donde se hará cargo de la carpintería de dichas instalaciones. A la vuelta, no consigue volver a Terry y entrará a formar parte de la plantilla de la Aserradora de Miguel Castro Merello --donde era aparcero con Nicolás Terry Galarza-- situada en la calle Valdés donde hoy se encuentra el supermercado ALDI. Allí convivían otras dos empresas que Castro Merello tenía a medias, en esta ocasión con Fernando T. de Terry Galarza: Metalúrgica Portuense --dedicada a fabricar cierres de latas para las botellas-- y un lavadero de botellas para las bodegas. Eran pues, tres industrias auxiliares del sector vinícola porteño. Pero la crisis asomaba las orejas y ya no era productivo hacer cajas de madera. Aparece el cartón y Castro Merello no entra en ese negocio, empezando a hacer un ajuste de plantilla y saliendo de allí nuestro protagonista que era, prácticamente, el encargado de la Aserradora.

José, en la actualidad, en el Taller de su casa, en la calle de La Rosa.

Ya se ha casado José con Teresa Delgado García, con quien tendrá cuatro hijos de los que le sobreviven tres. Vivirá primero en la Plaza del Castillo y en su actual domicilio en la calle de la Rosa.

BAR TORRIGUERA.
José había empezado a colaborar con su hermano Antonio en el bar que este instala en la calle de la Rosa y que llegó a ser conocido con el sobrenombre de 'Sacromonte' dada la cantidad de parroquianos de etnia gitana que vivían en dicha calle y que eran cliente del establecimiento, del que se hará cargo nuestro protagonista en 1964 hasta que lo acabará cerrando en 1979, ante la bajada del negocio y la cantidad de requisitos de todo tipo que tiene que cumplir, para empezar a ser competitivo en la nueva España democrática.

Y de nuevo, vuelta a empezar, o mejor dicho continuar como electricista con la empresa de Fernando Ramírez donde ya llevaba tiempo colaborando y compatibilizándolo con el bar. Allí permanecerá hasta los 58 años en que una reconversión laboral lleva a nuestro protagonista al paro. Lo llegaron a llamar de Terry, ya con 60 años, pero no interesó a la bodga dada su edad.

José, junto a sus hermanos Antonio y Vicente, en la Banda de Cornetas y Tambores de Torriguera.

Muchos recuerdan a José por su afición a la música como integrante de la Banda de Cornetas y Tambores de Torriguera donde formó parte con sus hermanos, que si bien estos tocaban en otras formaciones musicales dando serenatas con la guitarra y la bandurria, nuestro protagonista no fue más allá de la corneta y tambor, acompañando a procesiones y cabalgatas. Hoy a sus 82 vive felizmente junto a su mujer recordando toda una vida de trabajo y entregado a sus aficiones de senderista y manualidades de carpintería.

5 comentarios en “1.367. JOSÉ TORRES HIGUERA. Carpintero de bodega.

  1. María Jesus

    JOSÉ ES UNA BELLISIMA PERSONA. ME ENCANTA QUE GENTE DEL PUERTO, NOS TRAIGA A PERSONAS TAN ENTRAÑABLES COMO CHICO

  2. miguel

    La informacion no es del todo exacta. La Aserradora, que se llamaba "San Nicolás", estaba en ela calle Santa Lucia casi esquina a San Francisco y entrada por la calle Gatona. Fuera de toda cuestion el hecho de que José era el "alma mater"

  3. ADOLFO

    A TODOS LOS PORTUENSES
    ¡OJALA! LES CAIGA UN RAYO,
    DE NARANJAS Y LIMONES...
    Y NIÑAS DE VEINTE AÑOS......

  4. Juanita Payares Bollullo

    Muy buen artículo que, sin duda, nos llena de nostalgia. Debo aclarar que la carpintería bodeguera que se indica comopropiedad de “Manuel y Adolfo Pallares" era en verdad propiedad exclusiva de mi padre, Manuel Payares Díaz (conocido como el Maestro Payares). A mi hermana, Antonia Payares Bollullo y a una servidora nos extraña que se mencione a Adolfo Payares, hermano menor de mi padre, como propietario de dicho taller. Aunque Adolfo Payares nunca acudió al trabajo, mi padre mantuvo a su hermano en su nómina, desde los años cuarenta, hasta que al fallecer mi padre en 1962, tuvo que cerrarse el taller debido a que la industria bodeguera de la que dependía, optó por las cajas de cartón en vez de madera.

    Juanita Payares Bollullo

  5. Francisco Andrés Gallardo

    El Puerto mantendrá su esencia, de la poca que le queda, mientras gente como José, como El Chico (como es conocido por todos) siga ahí. Un abrazo para él y toda su familia.

Deja un comentario