2.469. Sobre los portuenses ilustres.

portada_cardenasburgueto_puertosantamaria

Portada de la colección de artículos de prensa publicados entre finales del siglo XIX y principios del XX, por Juan Cárdenas Burgueto, recopiladas por su autor en 1918.

Hace poco más de cien años llegaba una carta que firmaba Juan Cárdenas Burgueto a manos de José Luis García, en esa fecha presidente de la recién creada Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia.

En ella se proponía que un profesor de la misma pintase cada curso el retrato de un personaje ilustre de la localidad para que, pasando los años, se pudiese formar una extensa galería con ellos, puesto que había en El Puerto de Santa María muchas personas que se habían hecho acreedoras de obtener dicho título, el de hijo ilustre de la ciudad, y al mismo tiempo, otro profesor por él designado, escribiese sus biografías.

Si se hubiese tenido en cuenta esta sugerencia, confeccionando un retrato anualmente y la biografía del personaje en cuestión existiría una pinacoteca de portuenses ilustres del siglo XX de todos los campos de la cultura y el conocimiento: científicos, literatos, militares, clérigos, políticos y del amplio abanico de practicantes de algunas de las Bellas Artes.

galeria-patrimonio-historico_puertosantamaria

Galería de retratos de personajes ilustres de El Puerto en la sede de la Concejalía de Patrimonio Histórico.

Este centenar de personajes ilustres puede parecer un número corto, considerando que desde aquella fecha, hace cien años, la población local ha aumentado sensiblemente y en la misma proporción, debemos pensar, crecieron los candidatos, las personas con méritos para obtener la dignidad propuesta, con lo que hubiese sido factible, incluso, si la circunstancias lo hubieran requerido, aumentar los personajes que inmortalizar cada año. La realidad es que, como comprobarán cuando lleguen a las últimas líneas de esta nótula, ilustres, ilustres… lo justito

antoniodelatorregonzalez_puertosantamariaEn la imagen de la izquierda, Antonio de la Torre González, directivo de la Academia de Bellas Artes que figura en la galería de retratos de directivos de dicha institución de la que formó parte entre los años 40 y 60 del siglo pasado.

En la práctica, esta propuesta nunca se llevó a efecto. ¿Podríamos considerar hoy día el nombramiento de académicos de número como una especie de sucedáneo de estos portuenses ilustres elegidos anualmente? Son cosas diferentes, como diferentes son los tiempos pero en ambos casos se trata de premiar y distinguir el trabajo, la dedicación y el esfuerzo de personas con una trayectoria destacada en la sociedad, reconociendo pública y expresamente esos méritos a propuesta de la propia entidad, en este caso de la Academia de Bellas Artes.

Mi conclusión es que, lamentablemente, perdimos en estos cien años transcurridos la oportunidad de poseer un tesoro cultural inapreciable en cuya confección habría podido participar decenas de personas de varias generaciones.

*** *** ***

nomenclator_x_puertosantamariaEn la imagen de la izquierda, página del Nomenclatura local, con los acuerdos y dedicatorias a personajes ilustres, con acuerdos que van desde 1907 a 1916.

Un termómetro o referente con el que medir y comparar los considerados “hijos ilustres locales” es el callejero. La toponimia de cada población contienen los nombres de personajes a los que subjetivamente las autoridades municipales, recogiendo teóricamente el sentir de sus gobernados y dependiendo del momento político, honran rotulando con sus nombres calles plazas y glorietas. En un recuento informal y aproximado del callejero local de 2007 aparecen 150 personas a las que se les dedica un espacio público. De estas, un tercio de las mismas, es decir medio centenar, no son personajes especialmente vinculados a nuestra ciudad, entendiendo como tal que no han nacido, vivido o realizado alguna actividad social o cultural en ella, y del centenar que resta, la gran mayoría corresponde a personas cuyo ámbito se circunscribe a la propia localidad, algo lógico y aceptable desde luego, como sucede en el caso de nuestro protagonista inicial y autor de la propuesta, que tiene una calle a él dedicada: “Archivero Juan Cárdenas”, pero la realidad es que muy pocos de estos titulares del callejero –si acaso un 20%- tienen méritos como poder aspirar al honorífico adjetivo de “ilustre” tal como lo define la Real Academia: insigne, excelente en su especie, que tiene fama y renombre.

calle_del_pagador_rotulo_puertosantamaria

Calle del Pagador Natera, antaño llamada Doctor Palou.

También es verdad que no están todos los que son, ni son muchos de los que están, pues en la década larga que llevo ejerciendo como investigador “amateur” he encontrado numerosos personajes locales cuya calidad humana y dignidad profesional les hacen acreedores de un reconocimiento ahora inexistente, bien por ignorancia o desidia de los legisladores.

El conocimiento de las personas ilustres que nacieron o realizaron su ciclo vital en El Puerto de Santa María debe formar parte de nuestro bagaje cultural y ellos, junto con los edificios, monumentos y tradiciones conforman nuestro Patrimonio Histórico que debemos difundir con orgullo y conservar para las generaciones futuras. /Texto: Antonio Gutiérrez Ruiz. A.C. Puertoguía.

Deja un comentario